1 septiembre, 2020

Venezuela: La sentencia del TSJ, la APR y el futuro de la izquierda: Entrevista a Rafael Uzcátegui

Elías Chacón – Prensa Lucha de Clases

La semana pasada tuvimos la oportunidad de conversar con el camarada Rafael Uzcátegui, secretario general legítimo del partido Patria Para Todos, sobre el reciente nombramiento de una junta ad hoc por parte del TSJ para dirigir los destinos del PPT, así como sobre las perspectivas de la Alternativa Popular Revolucionaria ante los venideros comicios parlamentarios, y la necesidad de reconstruir las fuerzas de la izquierda revolucionaria en el país. A continuación, compartimos la entrevista al camarada R.U.

LdC: Camarada, ¿podrías darnos un balance de los últimos acontecimientos en torno a las medidas que tomó el TSJ contra la dirección legítima del partido Patria para todos?

R.U.: Hemos recibido la noticia de que un recurso de oposición que introdujimos ante la decisión tomada por la sala constitucional del TSJ en días pasados,  fue rechazado.

La sentencia es un mero acto administrativo, no está motivado. Es una sentencia sin exposición, sin notificación. Una sentencia que sin embargo, ha sido acatada de forma inmediata por el CNE, ya que, una vez dictada, las claves para inscribir a los candidatos por el PPT ante el CNE me fueron retiradas inmediatamente.

Frente a ello, queremos recalcar que el autoritarismo sigue creciendo en el Estado, en las instituciones del  Estado, que comienzan a desconocer incluso a la propia constitución y a tomar decisiones que parecen más bien decisiones ejecutivas, en lugar de decisiones de carácter jurídico.

El acto de oposición que efectué ante la medida de retirarme del cargo de secretario general del PPT fue respondida y declarada como inadmisible en apenas 5 horas, mientras que el ciudadano Juan Guaidó desafía a la autoridad del Estado y organiza golpes de Estado, pero ni es detenido, ni es perseguido, ni es puesto tras las rejas como corresponde. Es decir, pareciera que hubiese un acuerdo tácito, que impide la detención de Juan Guaidó.

LdC: Uno de los argumentos esgrimidos por la minoría consiste en que el secretario general violentó el régimen de democracia interna en el partido, violentó los acuerdos previos surgidos de las reuniones de dirección nacional, e impuso un régimen interno autoritario. ¿Qué responde Rafael Uzcátegui en ése sentido?

R.U.: La democracia interna en el PPT se ha practicado plenamente. Tanto las direcciones regionales como la nacional se han venido reuniendo, y han expresado sus posiciones sobre la cuestión electoral.

Las medidas verticales y autoritarias fueron tomadas realmente por aquellos que se hicieron acompañar por una decisión del TSJ, una decisión hecha pública sin motivos jurídicos propiamente hablando.

Ello significa, que en realidad Ilenia Medina es hija del autoritarismo que pone en práctica el TSJ. Ella es hoy secretaria porque lo decidió el TSJ y no porque lo hayan decidido las bases del partido.

Quiero dejar muy claro, que los métodos de discusión interna contemplados en nuestros estatutos aún no han sido agotados, y nos encontramos en el proceso de convocatoria a nuestra asamblea nacional.

Esto se le había comunicado al CNE mediante un documento aprobado por la dirección nacional, el cual fue consignado por la propia Ilenia Medina ante dicha institución, a fin de dar a conocer quiénes son nuestras autoridades actualmente.

¿Cómo es que convocamos a una asamblea nacional mediante un documento oficiado hace 5 o 6 meses en conjunto por la dirección nacional, y luego Ilenia Medina dice que no nos reunimos?

Según nuestros estatutos, Ilenia Medina tenía todas las competencias para convocar a la dirección nacional, ¿por qué no la convocaba? En realidad su grupo se reunía aparte para desconocer las decisiones de la dirección nacional, porque su único propósito era lanzar candidatos en alianza con el PSUV.

Mientras que la mayoría de la dirección nacional consideraba el debate y el consenso como el método para decidir nuestras propias candidaturas, los miembros del grupo dirigido por Ilenia Medina simplemente se autoproclamaron como candidatos, como en efecto ocurrió con los 18 y 18.

¿Qué instancia decidió que Ilenia Medina debía ser candidata? ¿Qué instancia del partido decidió que los famosos 18 y 18 fuesen los candidatos del PPT? ¿Lo decidió la junta ad hoc? ¿Fue una decisión de tres personas entonces? Ahí se evidencian claramente las contradicciones de su discurso.

LdC: El grupo minoritario de la dirección señala que usted y la mayoría violaron los principios de unidad revolucionaria, que a su juicio significa mantener la unidad con el gobierno de cara a las parlamentarias. En tal sentido, ¿cuál es la caracterización que hacen ustedes del gobierno, de cara a definir si se han violentado los principios de unidad revolucionaria?

R.U.: Hay que comenzar por la base económica. La economía venezolana sigue siendo capitalista y totalmente dependiente, ya ni siquiera del petróleo, sino ahora también del oro.

El sector comercial ha tomado aún más importancia en el país. Podemos observar en todo el país el fenómeno de los llamados bodegones, al respecto de cuyos propietarios mucho se ha hablado en la opinión pública, señalando de hecho a elementos del gobierno y de la dirección del Psuv como sus propietarios mayoritarios.

LdC: ¿Se ha profundizado el rentismo?

R.U.: Se ha profundizado de una manera brutal, ahora encarnado en la explotación del oro, que aún sigue siendo principalmente artesanal. Los revolucionarios debemos avocarnos al estudio de la realidad venezolana, de su base económica, para comprender las causas de los hechos políticos en nuestra realidad nacional.

LdC: ¿Es realmente la política actual del gobierno una política de izquierda, como para señalar que lanzar candidaturas independientes al gobierno significaría quebrantar la unidad revolucionaria?

R.U.:  Este gobierno tiene un discurso de izquierda, pero lleva adelante políticas cada vez más restauradoras. Se han privatizado un número importante de empresas y servicios, y ni siquiera se ha efectuado en el marco básico de la democracia capitalista, abriendo licitaciones o concursos para la venta de esos activos. Esto no se ha hecho.

Las privatizaciones se han efectuado prácticamente mediante decisiones directas de alcaldes, gobernadores y del gobierno nacional. ¿Quiénes han adquirido las cadenas de impresión? ¿Quién compró el periódico El Nacional, quién compró el periódico VEA o El Universal?

Hay una realidad que nos obliga a la investigación, y en eso considero que los revolucionarios hemos abandonado nuestros viejos hábitos de escudriñar permanentemente y de forma acuciosa la realidad.

Hemos sido como que temerosos de ello. Algunos camaradas señalan que es peligroso, como si en el pasado no hubiese sido peligroso haber conocido los hechos y verdades de nuestra realidad económica. Como he señalado ya, necesitamos caracterizar nuestra realidad económica para poder caracterizarla situación en la que vivimos.

LdC: Sobre las conquistas del movimiento campesino logradas en la época pasada, o los derechos laborales logrados también durante la misma etapa,  ¿Hay o no retrocesos en ése sentido?

R.U.:  Hay tierras que han retornado a sus viejos terratenientes o a nuevos terratenientes, a nuevos terrófagos. Estamos viviendo la crisis de la transición de un país en el que había importantes controles estatales sobre la economía capitalista, a un país liberalizado, a una economía en la que se han levantado todos los controles sobre la propiedad capitalista.

En los tiempos de pandemia se torna un poco más difícil reconocer esto, porque las decisiones de liberación de controles o de privatizaciones, se toman como medidas ejecutivas que el gobierno nacional decide sin que podamos conocer sus detalles, su sustento.

LdC: ¿Por ejemplo?

R.U.: En los estados Lara, Portuguesa, Barinas, Guárico, Cojedes, se han devuelto a terratenientes tierras ocupadas por el movimiento campesino, durante la  cuarentena particularmente.

A estos campesinos previamente se les había negado el acceso a créditos o servicios que les permitiesen tener condiciones favorables para la venta de sus productos. Al caer en la bancarrota, se ha terminado por justificar el retorno de estas propiedades a sus viejos dueños terratenientes.

LdC: ¿Qué representa la APR para la izquierda venezolana de cara al futuro? ¿Por qué el gobierno tiene tanto interés en bloquear la participación en las elecciones?

R.U: El tamaño de las decisiones tomadas desde el TSJ nos dice que hay algo a lo que le teme el gobierno. La respuesta hacia las organizaciones de izquierda ha sido totalmente desproporcionada.

En su momento el presidente Chávez nos criticó, nos señaló, pero permitió que inscribiéramos nuestras candidaturas independientes. En cambio, en este caso el gobierno lo impide, toma decisiones jurídicas para bloquear nuestra participación.

Es asombroso cómo se han tomado decisiones en la Sala Constitucional del TSJ y no hay motivación de los actos jurídicos. La Sala Constitucional simplemente ha dado órdenes que el CNE recibe y acata, pero no hay ninguna exposición de la medida, ni por la vía de notificación, ni por la vía digital.

El TSJ viene participando en actos muy graves, muy peligrosos, y ese ensañamiento es particularmente fuerte contra la izquierda. El gobierno no permite que surja ningún tipo de alternativa de izquierda.

A la derecha en cambio, el gobierno le permite todo tipo de actuaciones. El hecho más relevante es que Guaidó sigue en el país, desafía al gobierno y no se detiene en sus acciones.

El presidente declara que si el TSJ da la orden a él no le temblaría el pulso para meterlo preso, pero parece que el TSJ no consigue causas ni señalamientos válidos ni suficientes, para tomar medidas jurídicas en su contra.

Todo lo contrario, cuando se trata de un pequeño partido como el PPT. Podemos decir con toda responsabilidad que tenemos días sometidos bajo el asedio de las autoridades del Estado.

LdC: Uno de los argumentos de la minoría de la dirección consiste en que supuestamente Rafael Uzcátegui llegó a la secretaría general bajo los mismos mecanismos que el TSJ ahora utiliza en su contra. ¿Qué hay de cierto en ello?

R.U.: Yo nunca fui un acusador en esa situación. Yo decidí acudir al TSJ cuando un sector de derecha pretendió usurpar la dirección del partido, o, cuando un sector promovido desde el PSUV trató de usurpar la dirección del partido.

Yo no fui el primero en acudir al TSJ, yo no abrí la demanda en aquellos casos, y en esta oportunidad, nuevamente he acudido al TSJ en respuesta a la acción de otro.

En aquella oportunidad la demanda fue presentada por José Albornoz y Luis Tellería. La junta ad hoc que se designó en ése momento estaba conformada por Luis Tellería, Simón Calzadilla y mi persona. No obstante, yo asumí enfrentarme a los sectores que desde el PSUV querían imponer a Luis Tellería en el partido.

Luis Tellería fue un protegido del Psuv. Nosotros le acusamos de haber cometido fraude contra la ley, por haber suministrado información falsa al TSJ y al CNE, y nunca fue procesado. El otro grupo era un sector de derecha, que pretendía tomar el control de partido con el apoyo de dos gobernadores y un alcalde.

LdC: Sobre la profunda crisis país que estamos atravesando, ¿qué opina Rafael Uzcátegui? ¿Es realmente la causa de todo esto el socialismo? ¿La causa de este colapso son las políticas de izquierda?

R.U.: Este gobierno está llevando a cabo una determinada política en nombre de la izquierda, pero en realidad, no se trata de políticas de izquierda.

Por ejemplo, tenemos el caso de las empresas nacionalizadas y estatales en general.

Los obreros deben actuar como el sujeto productivo, pero también como el sujeto que controla la producción. Una de las cosas que hemos evidenciado en estos años, hablando del caso Sidor por ejemplo, es que una cabilla, que tenía un cierto costo a puerta de fábrica, apenas cruzaba los portones de la empresa, era vendida 10 o 15 veces más caro.

¿Por qué? Porque en principio los trabajadores no tenían ningún control sobre la producción, la distribución y comercialización. Los trabajadores deben tener el control sobre la producción y sobre lo producido, así como sobre sus costos.

En los últimos días ya se han evidenciado numerosos ataques desde la mediática oficial, hacia la APR. ¿La mayoría que apoya la propuesta de la APR desde el PPT, es realmente apátrida, contrarrevolucionaria, o está alejada de los intereses históricos de los trabajadores o de la izquierda? ¿Le están haciendo el juego a la derecha y al imperialismo por haber lanzado candidaturas independientes al gobierno?

R.U.: En la APR hay una diversidad socialista, una diversidad revolucionaria. Hay trabajadores, dirigentes sindicales, movimientos de mujeres, movimientos campesinos, hay una gran diversidad de la izquierda expresada en la APR.

Estamos creando una opción revolucionaria, y al mismo tiempo estamos legitimando el proceso electoral. Quienes atacan a la APR, en realidad no lo hacen en la defensa de los intereses nacionales, sino en defensa de los intereses partidistas propios.

Desde el Psuv se considera que la APR pone en peligro sus propios intereses políticos y económicos, porque esta plataforma puede poner en pie una opción política alternativa al gobierno desde la izquierda revolucionaria.

Hoy por hoy, el Psuv no es una expresión de la izquierda revolucionaria, sino la expresión de un gobierno y de un estado autoritario.