28 agosto, 2020

Pronunciamiento del BPJ frente al golpe del TSJ de Venezuela al partido Patria Para Todos

Desde la sección salvadoreña de la Corriente Marxista Internacional, Bloque Popular Juvenil (BPJ), nos solidarizamos con los partidos de izquierda en Venezuela que han sido intervenidos arbitrariamente por parte del Estado. Principalmente con el Partido Patria Para Todos y con el Movimiento Tupamaros, a los cuales en los últimos días les fueron secuestradas sus tarjetas electorales para poder participar en las Elecciones de la Asamblea Nacional el próximo 6 de diciembre, bajo la recién organizada Alternativa Popular Revolucionaria (APR), una alianza donde participa el Partido Comunista de Venezuela, PPT, Tupamaros, nuestra sección venezolana de la CMI -Lucha de Clases- y otros partidos de izquierda.  

Como marxistas internacionalistas dejamos claro, en primer lugar, que estamos en contra de la intervención, el bloqueo de los Estados Unidos, sus amenazas y sanciones, en contra, así como de los organismos internacionales como la OEA, el grupo de Lima y similares, que durante años han invertido millones de dólares para planear golpes de Estado y la implantación de gobiernos títeres como el del tristemente célebre Juan Guaidó -hoy olvidado por todos sus amigos-, movilizaciones violentas (guarimbas 2014), atentados terroristas (2019) y amenazas militares, todo esto es una intromisión descarada de los Estados Unidos y sus gobiernos títeres de los países de Latinoamérica en contra de que sea el mismo pueblo de Venezuela quien resuelva sus conflictos internos.

Aclaramos que defendemos los intereses de la clase obrera, de todos los oprimidos y las conquistas conseguidas bajo el liderazgo de Chávez. Estamos convencidos que la única salida a la actual crisis solo será posible a partir de una profundización de la lucha por el socialismo, que contradictoriamente el gobierno de Nicolás Maduro ha empezado a frenar e incluso a desarticular.

Nos posicionamos en favor de la lucha antiimperialista, del reconocimiento de que solo el pueblo organizado y en lucha ha podido parar la ofensiva del imperio, muy a pesar de la debilidad y el freno que le ha impuesto la burocracia del PSUV-Gobierno. La lucha heroica de los trabajadores ha sido y es todavía un faro de luz para los pueblos de América y el mundo.

Estamos en contra de la política reaccionaria lanzada por el gobierno de Nicolás Maduro que se ha intensificado desde el 2018, esto a pesar del pacto firmado con los partidos de izquierda antes de las elecciones de ese año donde se comprometía a cumplir con las demandas de los oprimidos y a defender lo conquistado. Pero el oficialismo pisoteó este pacto lanzando el Plan de Recuperación Económicaque ha significado una serie de ataques a las conquistas de los trabajadores como la pulverización del salario mínimo, la privatización de la propiedad social producto de la lucha revolucionaria en la época de Chávez, y la constante represión y persecución de las organizaciones y partidos de izquierdas que defienden con sus vidas estas conquistas.

Contrario a la sarta de mentiras de los jueces y el resto del Estado, los partidos de izquierda han venido desarrollando un debate serio y profundo en sus bases acerca de la necesidad de la lucha por una alternativa revolucionaria, que se plante de manera seria frente a los traidores que abandonan el legado de Chávez, que se entregan paulatinamente a la burguesía a pesar de que en sus discurso demagógicos digan lo contrario y se posicionen de palabra a favor del socialismo.

Este debate suscitado por años dentro de los partidos de izquierda ha rendido sus frutos, solo así ha podido surgir la Alternativa Popular Revolucionaria, mostrando una capacidad de debate y convencimiento político de altura, así el pasado julio una alianza de partidos se consumó para luchar por el legado de Chávez contra las políticas actuales del gobierno. Los dirigentes revolucionarios más honestos estuvieron de acuerdo en unir sus fuerzas para presentar un programa alternativo, revolucionario y socialista en las próximas elecciones a la Asamblea Nacional. Un programa que pone sobre la mesa la necesidad de que sea la clase obrera la que pueda dirigir las riendas de la sociedad y no la minoría parasitaria que vive a expensas de la explotación de millones de trabajadores.

Sin embargo, al PSUV-GOBIERNO esto no le ha sentado en gracia y ha movido sus piezas en el tablero para dividir al movimiento. Los partidos de la APR fueron intervenidos burocráticamente. El hecho más escandaloso fue la cancelación exprés de la dirección legitima del PPT el 21 de agosto, con la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de deponer la dirección mayoritaria del PPT y otorgarle la dirección por decreto a la fracción minoritaria de este, ante el argumento de que la decisión de sumarse a la APR y no a la alianza que apoya al PSUV no fue por consenso, sino por mayoría, pero curiosamente quien al final se queda con la dirección del partido y la tarjeta electoral es la minoría -11 dirigentes de 29- que no apoyaron la decisión de sumarse a la APR y que en negociaciones privadas con dirigentes del PSUV han negociado 18 postulaciones a diputados, el 7% de los diputados bolivarianos de la AN, esto para poder dividir al partido, donde el Estado también movió las fechas de inscripción para que estos traidores se pudieran inscribir para ser candidatos.

Esto ha sido un claro golpe de Estado contra la dirección legítima del PPT, orquestada por el Tribunal Supremo de Justicia, una violación de lo más básico de la democracia, que va en contra de las decisiones de las bases de este partido. La burocracia absurdamente habla de mantener la unidad de la izquierda en contra de la amenaza imperialista y de acoplarse a los designios del gobierno, una unidad a fuerza de palos en favor de los privilegios e intereses de la burocracia.

  • Desde El Salvador los marxistas del BPJ denunciamos y rechazamos contundentemente el juego sucio y asqueroso que está haciendo el Estado para detener el avance en las elecciones del 6D de la APR en Venezuela, esto se debe a todas luces a que le temen al debate abierto y utilizan el aparato para aplastar a sus rivales.
  • Nos solidarizamos con los líderes de los partidos de izquierda que han sido vilipendiados por defender los intereses de la clase trabajadora, reconocemos su valentía, la entrega a la causa y los animamos a seguir adelante ya que esta es la única forma de enfrentar la traición de los oportunistas.
  • Solo en la medida que expliquemos de manera clara y paciente que la única forma de tener un gobierno revolucionario es a través de un Estado desde las comunas de obreros, tal y como lo dijo Chávez en su golpe de Timón podremos avanzar. Si hacemos un análisis de las políticas del gobierno no es difícil sacar la conclusión de que van en contra de los planteamientos de Chávez y del socialismo.
  • La izquierda debe explicar de manera sistemática y firme lo errado de la táctica de este gobierno, su vacilación ante la derecha, sus vínculos y pactos con la burguesía, luchar porque el poder pase a manos de los trabajadores, luchando por la expropiación de las grandes palancas económicas, en contra de las privatizaciones y políticas regresivas que van en contra de lo conquistado. Este es el único camino que nos conectará con el espíritu revolucionario de las masas.
  • Desde Centroamérica alzamos nuestros brazos de lucha y solidaridad, seguimos atentamente cada paso adelante de la APR y de nuestros camaradas de Lucha de Clases, confiamos en su capacidad de entrega y abnegación a la causa del socialismo, estamos muy seguros que la popularidad de la Alternativa Popular Revolucionaria, se extenderá rápidamente por todos los rincones de Venezuela y animará a cientos de combatientes a luchar por el socialismo. Todo pequeño paso es un gran éxito para la lucha revolucionaria no solo de Venezuela sino del mundo obrero. Puede que hoy seamos minoría, pero no hay que olvidar que tenemos algo poderoso, que no tienen nuestros rivales: ideas, y no hay nada más poderoso en el mundo que las ideas. ¡Audacia, audacia, audacia, camaradas tenemos un mundo que ganar!

¡Toda nuestra solidaridad!
¡Adelante a vencer este 6D!
¡Proletarios del mundo Unidos!  

 

El Salvador, Agosto 2020