8 septiembre, 2016

Llegamos al numero 50, breve reseña del Militante BPJ

Nos enorgullecemos de presentar a los trabajadores y a la juventud la edición número 50 del Militante BPJ. Han transcurrido 8 años desde la publicación de nuestro primer número en febrero de 2009, estos años no solo nos han ayudado a crecer cualitativamente como organización sino que además nos ha permitido expandir las ideas revolucionarios dentro del movimiento y también a mejorar nuestra prensa, queremos realizar un pequeño homenaje a todos aquellos que en mayor o menor medida han colaborado a realizar, mantener y optimizar esta gran herramienta de lucha que es la prensa obrera.

Nos enorgullecemos de presentar a los trabajadores y a la juventud la edición número 50 del Militante BPJ. Han transcurrido 8 años desde la publicación de nuestro primer número en febrero de 2009, estos años no solo nos han ayudado a crecer cualitativamente como organización sino que además nos ha permitido expandir las ideas revolucionarios dentro del movimiento y también a mejorar nuestra prensa, queremos realizar un pequeño homenaje a todos aquellos que en mayor o menor medida han colaborado a realizar, mantener y optimizar esta gran herramienta de lucha que es la prensa obrera.

Un poco de contexto

El tercer congreso del BPJ en Junio de 2008 significó un giro crucial que marcaría la política de la organización, en un ambiente de sano debate sobre la crisis financiera mundial y la coyuntura económica y política de nuestro país quedó clara la necesidad de impulsar las ideas del socialismo científico como única alternativa para salir del callejón sin salida al que nos ha arrojado el capitalismo, eso significaba adoptar un programa y métodos revolucionarios basados en las ideas de escritores clásicos como Marx, Engels, Lenin y Trotsky así como los métodos e ideas de Ted Grant, estas estaban mejor representadas en el programa de lucha de la Corriente Marxista Internacional (CMI) de la cual desde ese congreso somos su sección salvadoreña.

No está de más decir que ese año estuvo marcado por un ambiente político favorable para el único partido de izquierda de nuestro país: el FMLN, desde que en su convención XXIII en noviembre de 2007 (que contó con la asistencia de decenas de miles de trabajadores y jóvenes que veían en el FMLN la única alternativa de cambio real) anunciara la fórmula presidencial Funes-Cerén.

El ambiente general era de expectativas de cambio y de lucha, tras 20 años de gobierno de ARENA las masas salvadoreñas solo habían visto cómo sus niveles de vida descendían, el oleaje de privatizaciones, la aprobación del TLC, la dolarización y el saqueo de las arcas del Estado solo profundizaron esto, a medida que la campaña electoral continuaba los ataques hacia el FMLN se recrudecían, en un desesperado intento de la burguesía y sus medios de comunicación se revivió la campaña mediática que se utilizó en contra de Schafick Handal en 2004.

Todo apuntaba a que se recurriría al fraude electoral, una medida arriesgada que fue desechada en el último momento cuando la derecha y los empresarios fueron testigos de un convulsivo ambiente entre la gente que esperaba con ansias que se declarara al FMLN como ganador de las elecciones y que no estaban dispuestos a dejarse arrancar el triunfo sin antes luchar.

2009 también estuvo marcado por las luchas estudiantiles sobre todo en la Universidad de El Salvador. Nuestra primera publicación hacia un llamado al voto al FMLN y que este en el gobierno aplicara un programa socialista; además de realizar un llamado enérgico a defender el triunfo del partido en las calles si se nos era arrebatado mediante fraude, los ataques no se hicieron esperar, tanto las sectas de izquierda (que al llamar a la abstención se aislaron de las masas) asi como de los periódicos de la burguesía.

El primer ataque provino del periodiquito “Más” que con su tono vulgar de escritura puso el grito en el cielo, al no tener mayor efecto más que desenmascararse como perro fiel de los empresarios; los ataques tuvieron que provenir de periódicos de mayor circulación.

Bajo el contexto de la lucha estudiantil por más cupos para los hijos de los trabajadores en la Universidad Nacional de El Salvador; ya que correctamente los estudiantes no admitidos vincularon su lucha con el llamado a huelga general en caso de fraude electoral “La Prensa Gráfica” dedicó una semana entera con publicaciones de una a dos paginas acusandonos de estar frente a las tomas de edificios universitarios, la burguesía nos estaba leyendo, estos ataques no nos sorprendieron, pero si nos mostraron que el temor de la burguesía a consignas más radicales iban a ser atacadas sin importar si estas proviniesen de medios impresos con corta existencia.

El último ataque que hemos recibido proviene del periódico burgués de mayor circulación El Mundo, aunque utilizó un artículo publicado en nuestra web, de manera tendenciosa han querido tergiversar nuestras posturas respecto al FMLN y el gobierno, para usarlo como ataque contra este, buscan crear confusion para evitar que los trabajadores y los jóvenes accedan a las ideas mas avanzadas del planeta: las del marxismo revolucionario.

¿Qué defendemos?

Desde el primer número de Militante BPJ hasta la actualidad hemos defendido la necesidad de luchar por la revolución socialista, dejando claro que quien tiene el potencial de sacar a las masas a las calles a luchar por un cambio radical es el FMLN, claro está basándose en un programa clasista, es decir, socialista que arranque de las manos de los empresarios los grandes medios de producción y que los eche a andar bajo una economía planificada, controlada y en beneficio directo de los trabajadores.
Desde las líneas de nuestro periódico hemos promulgado la necesidad de un FMLN democrático, que permita que en sus bases se discuta ampliamente los pasos a seguir, levantamos la bandera del centralismo democrático como instrumento de cohesión ideológica dentro de nuestro partido, promovemos el debate como piedra angular del trabajo revolucionario.

Defendemos las ideas de Lenin y Trotsky, luchamos contra la conciliación de clases y dejamos clara nuestra postura de alianzas: los trabajadores solo pueden confiar en sus fuerzas, los únicos aliados se encuentran en las masas explotadas, sin importar sexo, religión, raza o preferencia sexual, por lo contrario dejamos claro que cualquier intento de confiar en los empresarios es un engaño.
Levantamos la bandera del internacionalismo proletario, denunciamos la nefasta teoría del socialismo en un solo país, y hacemos un llamado a la revolución socialista internacional.

Durante estos años esa es la línea que ha caracterizado a nuestros artículos, desde las editoriales a los artículos más pequeños, a pesar que en más de una ocasión se nos ha querido tergiversar las ideas que hemos expuesto arriba son las que siempre hemos defendido.

Los trabajadores necesitamos un periódico de clase

En el capitalismo no existe tal cosa como la libertad de prensa, sobre esto Lenin explicaba: “La burguesía entendía por libertad de prensa la libertad de los ricos de editar periódicos, el acaparamiento de la prensa por los capitalistas, que en la práctica condujo, en todos los países, sin exceptuar los más liberales, a la venalidad de la prensa” , para nosotros es falso hablar de libertad de prensa, debemos hablar de libertad de clase, bajo el capitalismo son los empresarios los que tienen la libertad de publicar lo que se les plazca.

La prensa capitalista tiene un objetivo concreto: el aseguramiento de los intereses de la burguesía, ya sea atacando a las organizaciones de izquierda; así como también embruteciendo a las masas, periódicos como el Más o Mi Chero juegan este papel, relegando a los periódicos de mayor circulación la tarea de preparar a las fuerzas de la reacción.

La necesidad de construir un periódico revolucionario es una tarea de primer orden de los trabajadores, Lenin, máximo dirigente de la revolución rusa; puso una gran atención a esto, de manera ilustrativa podemos citar el periodo de años que utiliza como base la compilación La información de clases de la Editorial Siglo XXI, esta compilación recoge 60 artículos del periodo de 1899 a 1922 sobre la prensa obrera, obviamente muchas de las notas, discursos y otros artículos de Lenin no fueron registrados, hay que recordar que la actividad revolucionaria de Lenin fue realizada en su mayoría en la clandestinidad, lo que hace ver con mayor claridad la importancia que le dio a esto.
A diferencia de la prensa burguesa que esconde sus verdaderas intenciones; la prensa obrera tiene como fin la preparación de los trabajadores para la toma del poder y la consolidación del mismo, así los primeros escritos de Lenin sobre la prensa le dan un papel de organizador colectivo, en su artículo ¿Por dónde empezar? Podemos leer: “La misión del periódico no se limita, sin embargo, a difundir las ideas, educar políticamente y a atraer aliados políticos. El periódico no es sólo un propagandístico y agitador colectivo, sino también un organizador social. En este último sentido se le puede comparar con los andamios que se levantan alrededor de un edificio en construcción, que señalan sus contornos, facilitan las relaciones entre los distintos sectores, les ayudan a distribuir el trabajo y observar los resultados generales alcanzados por el trabajo organizado. Mediante un periódico y en relación con éste, se irá formando por sí misma una organización permanente, que se ocupen no sólo del trabajo local, sino también de la labor general regular, que habitué a sus miembros para seguir atentamente los acontecimientos políticos, a apreciar su significado y su influencia sobre las distintas capas de la población, a elaborar los medios más adecuados para qué el partido revolucionario influya en estos acontecimientos” (1).

¡Ayúdanos a seguir construyendo el Militante BPJ!

Nuestro periódico no se pudo haber sostenido sino es por el apoyo de los trabajadores, como Lenin decía orgullosamente “el periódico se ha sostenido por los kopeks(2) de los trabajadores” , de igual forma nos sentimos orgullosos al saber que nuestro periódico continua circulando después de tantos años, nos hemos encontrado ante dificultades pero esto no ha impedido que nuestra prensa se siga distribuyendo.
Aspiramos a transformar nuestro periódico a un vocero de las luchas de los trabajadores, creemos rotundamente que cualquier enfrentamiento entre trabajadores y empresarios debe ser conocido por la clase obrera en su conjunto, supongamos que en una fábrica los trabajadores deciden irse a huelga por aumento salarial y que consiguen dicha pretensión, obviamente esta es una conquista para los trabajadores de esa fábrica en particular, sin embargo, si la noticia de la victoria no sale de las paredes del centro de trabajo pierde nueve décimas partes del potencial político que pudiera generar si otros trabajadores de otras fábricas conocieran dicha lucha, lo mismo sucedería en caso de una derrota, los trabajadores aumentan su nivel político a medida que discuten que hizo funcionar una huelga o por lo contrario que la hizo fracasar.

Es por ello que invitamos a cualquier trabajador a escribir notas, por muy breves que sean para nuestro periódico.
El trabajo que desarrolla nuestra organización tiene como objetivo la conquista de una sociedad socialista que de fin a la explotación del hombre por el hombre, para ello creemos que es imperante la construcción de una organización capaz de llevar a las masas explotadas las ideas del socialismo científico, Militante BPJ es una de las herramientas para conseguir ese objetivo.

(1) Proyecto de resolución de prensa sobre la libertad de prensa
(2) Unidad monetaria que equivale a la centésima parte del rublo (moneda rusa)