10 noviembre, 2016

La Crisis del Estado y sus implicaciones Políticas

“Al enemigo se le debe poner en condiciones de que no pueda hacer daño, lo que, en tiempos de guerra, no puede traducirse más que por la supresión”.
León Trotsky

“Al enemigo se le debe poner en condiciones de que no pueda hacer daño, lo que, en tiempos de guerra, no puede traducirse más que por la supresión”.
León Trotsky

“No toda batalla se libra de la misma forma”, es el argumento más común dentro de las filas dirigentes de nuestro partido FMLN, y “cada cambio en el ámbito político forma parte de una estrategia democrática”.

Esto es en parte correcto, pero como Marx y Engels defendían en primera instancia, la participación de representantes políticos del proletariado dentro del sistema burgués es una muestra del avance político de esta, esto no quiere decir que los representantes del proletariado tengan que obviar la lucha revolucionaria, y es más deben usar el sistema democrático burgués, muy limitado en sí, para promover la revolución socialista.

La actual crisis del Estado demuestra los límites de la democracia burguesa para un partido que representa los intereses de la clase trabajadora, esto en si representa la configuración de una superestructura que está configurada para mantener su base económica. El sistema democrático burgués tiene un único fin, mantener el dominio de esta sobre el proletariado y el resto de la sociedad.

Las implicaciones de esta crisis provocada por parte de la negativa de ARENA para aprobar la emisión de bonos, posee una planificación detallada de un propósito común, volver al poder y mantener las hemorragias fiscales del Estado, a esto hay que agregarle el saqueo del mismo.

La marcha de ayer demuestra los fines políticos que este boicot pretende establecer. La crisis del Estado se orienta en una finalidad, generar el descontento de la población en general y demostrar que el culpable de la crisis es el gobierno y no el partido ARENA, mucho menos los fallos de la Corte Suprema de Justicia, lo cual desataría en las elecciones una caída en la preferencia electoral del FMLN, volviendo así ARENA posiblemente al Ejecutivo.

En ningún momento se pretende, con lo mencionado arriba, obviar el papel de la clase trabajadora. No obstante, la lucha encausada por parte del FMLN y ciertos sindicatos, es una lucha desgastante, la cual en sí no genera un impacto que produzca un cambio por medio de la presión a la burguesía, en pocas palabras en esas marchas o concentraciones no son los obreros los que muestran su poderío, sino que es la misma burocracia del partido.
Nunca será igual una marcha de mil obreros que la de 10 mil funcionarios o pequeños burgueses, mientras los obreros se mantengan en las fábricas y no salgan a manifestarse, el efecto de la movilización será por demás desgastante. Es decir, los obreros al ir a la marcha paralizan la empresa, lo que, si afectaría los intereses de la burguesía, intereses que harían negociar al gobierno en igualdad de condiciones.

Negocia aquel que tiene poder, y el FMLN no ha sacado a las calles a su artillería, esta es el proletariado como tal, las negociaciones impuestas por ARENA son orientadas a demostrar su “buena intención”, y entre estas está anular la reciente reforma al sistema de pensiones, evitar el impago , y generar la percepción de que está a la disposición, la oportunidad que puso la Corte Suprema de Justicia de que ARENA decidiera el rumbo fiscal es de suma importancia, en la negociación existe algo de crucial importancia: la anulación de la reforma hecha al sistema de pensiones, donde el Estado podrá tomar fondos de las AFP para pagar a los del INPEP, sería un horror para ellos, que el gobierno toque los fondos de pensiones los cuales utilizan para enriquecerse, o mejor dicho que sus amos (la burguesía y los restos de la oligarquía cafetalera) utilizan para enriquecerse.

En la actualidad la negativa de emisión de bonos responde a la necesidad de generar un malestar social generalizado en la población y utilizarlo de herramienta para hacer retroceder al gobierno en la reforma del sistema de pensiones, esto con el propósito de aparecer ante el proletariado como el paladín de sus intereses, ARENA movilizará gente en donde se muestre cualquier malestar, en el sector salud argumentan que el escalafón es de ley, no basta que el 80 % ya haya sido contemplado y llevarán el malestar de ese 20 % hasta sus máximas consecuencias. En las alcaldías con el impago del FODES, se genera un descontento automático, y mucho mayor será el descontento en las 142 alcaldías que ARENA posee.

Con los profesores y algunos sindicatos seguirá la presión, en la policía también movilizarán demostrando ese descontento que se da por los bajos sueldos y el no cese de la criminalidad.

Es decir el plan de ARENA va orientado en tergiversar la realidad de la crisis para orientar el descontento hacia el actual gobierno. Aclarando este punto, no negamos la lucha de estos trabajadores, creemos que son del todo justas, lo que nosotros los marxistas denunciaremos es que no basta apuntalar al gobierno, debemos dilucidar al verdadero culpable, aquellos evasores y elusores del Estado, los cuales no permiten aumentar la inversión social.
Oír a personas del partido ARENA diciendo que el gobierno debe reducir su asistencialismo es una completa aberración, no es asistencialismo, sino reivindicaciones plenas de los trabajadores. Aquellos que por años han estado explotando a una clase trabajadora la cual en este momento no ha salido a luchar, pero es seguro que esta misma llegará a un punto culminante que cuando sienta que la crisis a las que nos quiere llevar ARENA sea insoportable, saldrá a mostrar su verdadera capacidad y hará temblar el suelo bajo los pies de la burguesía y sacudirá a las instancias burguesas.

¿Qué debemos hacer?

Nadie podrá negar que el impase se da porque ninguna parte puede ceder en lo que se ha planteado, el gobierno si retrocede a la reforma de pensiones, estará condenando a los pensionados del INPEP, si aumenta el IVA se desprestigiará ante los trabajadores, ARENA por el contrario no cederá en que se toque el capital de sus amos y mucho menos que se establezcan medios para recaudar más impuestos por parte de los empresarios.

Todo esto será, de seguir así, en un estira y encoge que terminará por doblegar a nuestro gobierno, ante la caída de un impago, donde los organismos financieros internacionales demostrarán que poco le importa el bienestar de la población.
El gobierno del FMLN tiene dos caminos posibles, o se sigue desenvolviendo dentro los límites del Estado burgués, lo cual provocará el impago y posiblemente la necesidad de ejecutar las medidas de los organismos financieros internacionales.
O se opta decididamente por avanzar en realidad hacia una sociedad socialista, generando así la movilización del proletariado, lo cual sería una ruptura dentro del sistema burgués defensor del capitalismo, esto debe de llevar a una medida radical del no pago de la deuda, debemos buscar a través de la solidaridad internacional una alternativa de financiamiento, haciendo un llamado a la revolución socialista internacional, esta es la única alternativa que existe en todas las naciones dominadas por el yugo del capitalismo, la alternativa de luchar por la construcción del socialismo a nivel mundial.