14 marzo, 2015

Elecciones 2015: Las instituciones burguesas y la farsa de la democracia en el capitalismo

Las recientes elecciones muestran claramente que la burguesía es incapaz de ofrecernos una verdadera democracia, los problemas desglosados de estas elecciones son clara prueba de ello, los marxistas lo hemos dicho siempre, nuestro objetivo como revolucionarios de participar en las instituciones burguesas parte de la necesidad de convertirlas en tribunas para denunciar, desenmascarar y luchar por las más amplias consignas democráticas para los sectores explotados; del lado de la lucha parlamentaria debe de estar siempre la lucha en las calles, en los barrios y en las fábricas con el objetivo de avanzar hacia la construcción de una verdadera democracia, que solo se puede alcanzar involucrando a las organizaciones del pueblo en todos los aspectos del Estado y esto solo lo puede garantizar el programa del socialismo. El Estado burgués nunca brindara una verdadera democracia para los trabajadores a este sólo lo utilizamos en la medida que nos sirva para derrocar a la clase dominante.

Las recientes elecciones muestran claramente que la burguesía es incapaz de ofrecernos una verdadera democracia, los problemas desglosados de estas elecciones son clara prueba de ello, los marxistas lo hemos dicho siempre, nuestro objetivo como revolucionarios de participar en las instituciones burguesas parte de la necesidad de convertirlas en tribunas para denunciar, desenmascarar y luchar por las más amplias consignas democráticas para los sectores explotados; del lado de la lucha parlamentaria debe de estar siempre la lucha en las calles, en los barrios y en las fábricas con el objetivo de avanzar hacia la construcción de una verdadera democracia, que solo se puede alcanzar involucrando a las organizaciones del pueblo en todos los aspectos del Estado y esto solo lo puede garantizar el programa del socialismo. El Estado burgués nunca brindara una verdadera democracia para los trabajadores a este sólo lo utilizamos en la medida que nos sirva para derrocar a la clase dominante.

Ni el voto por rostro o el voto cruzado representaron más democracia para los trabajadores, por un lado la derecha se basa en este tipo de medidas para sacar beneficios políticos complicando los procesos electorales, tal es el claro caso de estas recientes elecciones donde después de más de 12 días no hay resultados definitivos del proceso.  Por otro lado la oposición de la dirección del Fmln a las medidas implementadas por la sala de lo constitucional, se basa no a intereses de clase, sino claramente a intereses de grupos que desean firmemente sus puestos de funcionarios, no por continuar un proyecto político revolucionario definido como ellos afirman, sino por intereses económicos personales. Si la dirección del Fmln en realidad quisiera luchar por más participación de los electores debería empezar por democratizar el partido, dejando que las bases elijan a sus representantes y que estos sean controlados por las mismas bases cuando lleguen al poder, un proyecto político desde el punto de vista revolucionario no reside en un puñado de burócratas sino en la más amplia participación de las masas, derivado de discusiones en asambleas democráticas en todas las instancias del partido.

Todas las trabas que ha tenido el conteo de votos dejan claramente al descubierto la incapacidad de la democracia burguesa, partiendo principalmente del poco presupuesto asignado por la Asamblea Legislativa, esto afirma que a la burguesía no le interesa la opinión de los trabajadores, que son los que ampliamente salieron a votar el domingo 1 de marzo. La burguesía permite el voto “libre” con la única condición de mantener la fachada de democracia que enarbola, sin embargo y al final, las decisiones fundamentales de la sociedad no son tomadas en el parlamento sino en reuniones aparte entre banqueros, empresarios, terratenientes y políticos.  

Olivo y la campaña de Arena

No ocultaremos aquí que la mayoría de funcionarios, tienden a ser corruptibles debido a que el sistema capitalista se presta para este tipo de situaciones, las leyes y el sistema de justicia en los países capitalistas están manchados con la corrupción y esto no solo aquí sino también en todo el mundo, no deberíamos descartar que bajo cada proceso electoral miles de dólares, incluso nos atreveríamos  a plantear que millones de dólares han sido desfalcados en elecciones, debido a que no hay un control exacto de los gastos en los presupuestos asignados, como dice un sabio dicho “en arca abierta hasta el ser más justo peca”, y en esto están involucrados políticos de derecha e izquierda, no lo dudamos.

ARENA ha emprendido una campaña de desprestigio al Tribunal Supremo Electoral por el cual no nos quemaremos las manos para defenderlo, su doble moral parte seguramente de una estrategia para declarar como fallido el sistema electoral para luego denunciar a los cuatro vientos un fraude en el escrutinio, es claro que la derecha no estará satisfecha aunque posiblemente haya ganado la mayoría en el parlamento. Su objetivo va más allá de esto, el objetivo principal de la derecha es acabar con el gobierno del FMLN por completo para recuperar el poder del Estado. La burguesía a través de la derecha política está agotando todo tipo de métodos legales e incluso ilegales para su fin, pues el método de la violencia de una manera abierta no es muy conveniente en este momento, pero sabemos que en cuanto las condiciones se presten para ello, no dudaran en sacar las garras contra los trabajadores así como  lo hicieron en el pasado.

El gobierno del FMLN aunque avanza demasiado lento significa para la burguesía una amenaza constante, puede ser que en momentos de “relativa calma”, las masas no salgan a luchar por mejores condiciones para sus vidas, pero esta situación es superficial, hay algo que no se puede ver a simple vista; así como algunas enfermedades no se pueden diagnosticar sin antes hacer un chequeo médico profundo, podemos visibilizar ciertos síntomas. El hecho de que solo 52% de la población saliera a votar es un mensaje que los trabajadores y la juventud ven al sistema capitalista y a los partidos políticos con apatía y no causan mayor atracción en participar en ellos, esta es una señal que nos indica que tarde o temprano las masas saldrán a luchar porque el gobierno del Fmln gire al favor de las clases más desposeídas o tomar las riendas de la revolución por sus propias manos.

Ante los conatos de desestabilización de Arena ¿Cuál debe de ser la postura de la izquierda?

La izquierda ha declarado y denunciado inteligentemente todos los intentos de desestabilización orquestada por la derecha y estamos convencidos que es lo correcto, pero también planteamos que no es insuficiente. Decía Lorena Peña en una entrevista sobre la propuesta de Arena de abrir las urnas “Los magistrados deben respetar la ley, pues el artículo 215 es el que rige el punto de la apertura de urnas, únicamente cuando los impugnados superan la diferencia entre un partido y otro, si los impugnados no cambian el resultado no pueden abrirse las urnas y eso es después del escrutinio, recalca la diputada”1 Y esto es cierto,  pero los revolucionarios no somos unos legalistas que nos apegamos a ellas de manera acérrima, por lo contrario, sabiendo que estas leyes pueden ser fácilmente violadas por la derecha, debemos estar preparados rompiendo con el legalismo y llamando a las bases a defender nuestros intereses que se ponen en riesgo ante las propuestas de la derecha. Todas las denuncias del FMLN por los medios de comunicación deben de estar acompañadas con un llamado a la acción, movilizaciones, piquetes de trabajadores e incluso huelgas en las fábricas llamando a la defensa de la decisión del pueblo a través del voto y el respeto al largo trabajo que se desarrolló en las urnas.

Partiendo de la lucha por la defensa del voto debemos profundizar la lucha por transformar la sociedad desde la raíz para establecer una democracia de los trabajadores, explicando todas las falsedades de la democracia en el “libre mercado”. La timidez invita a la agresión y la derecha lo sabe, éstos defienden a capa y espada sus intereses de clase y no se andan con medias tintas cuando se trata de saltarse las leyes, muy al contrario de lo que hace la dirección del FMLN.

Medardo Gonzales, denunció el Plan Tortuga impulsado por la derecha «ARENA y todos su tinglado, inclusive los mismos medios de comunicación grandes de este país escritos y no escritos han venido en toda esta campaña de que el Tribunal ha sido incapaz, de que el Tribunal está armando fraude”2 ante esto debemos de mantener una actitud seria y revolucionaria, explicando que la idea de fraude está del lado de la derecha y no de la izquierda, sólo haciendo declaraciones a algunos de los medios de comunicación no lo lograremos, la izquierda tras de sí tiene a la clase más avanzada de la sociedad no hay porque ser tímidos debemos agitar por lo contrario la dirección del Fmln estaría dejando el camino libre a la derecha para el fraude electoral, lo que de darse en el futuro quienes pagaran los platos rotos serán los trabajadores.  

Sábado 14/03/15