22 mayo, 2018

Comunidad El Espino ¿Derechos para quién?

Desde la semana pasada alrededor de 76 familias han sido desalojadas de sus viviendas en la comunidad El Espino, este desalojo no ha sido por desastre natural, alerta de epidemia u otra amenaza de riesgo que ponga en peligro la vida de las familias. Ha sido el juez José Antonio Palma quién ha dado la orden de desalojo, aparentemente bajo la encomienda de la familia Dueñas que quieren usufructuar las tierras de las cuales son dueños.[1]

El problema ha existido desde hace varios años, sin lograr darle una definitiva solución a los habitantes que habían logrado mantenerse en el lugar desde hace más de cincuenta años. En el 2015 se les intentó desalojar, pero ejercieron resistencia y lograron un amparo provisional, para el año 2017 la orden de desalojo se volvió a hacer presente pero no se concretizó, es hasta este mes de mayo del 2018 en que el desalojo ha sido efectuado

Son pocas e inefectivas las vías legales que el gobierno puede tomar para frenar la orden de desalojo, la única respuesta que ha dado en estos días es abrir un albergue provisional para las 76 familias afectadas. Con anterioridad, el gobierno había anunciado un presupuesto de $764,000 en ayuda a estas familias y tendría dos tipos de distribución: $12,000 a quiénes no cuentan con ningún inmueble fuera de la finca El Espino y $4,000 a quiénes se les compruebe que poseen un bien inmueble fuera de la finca, además estás familias si cumplen con los requisitos y califican para el crédito, podrían utilizar el aporte económico recibido como prima para adquirir un inmueble que forma parte de las viviendas recuperadas a través del Programa de Vivienda Social.[2]

Es de mencionar que la ayuda ofrecida por parte del gobierno implicaba firmar un compromiso de retiro voluntario, hemos visto que muchas de esas familias no firmaron, es decir, no han cobrado el aporte del gobierno. La cantidad de $12,000 y $4,000 pareciera en principio una buena oferta para estas familias, sobre todo cuando están a punto de perderlo todo, aún sabiendo que este dinero es insuficiente para adquirir una vivienda digna. Además, los créditos que ofrece el gobierno a estas familias para la adquisición de nuevas viviendas, no están claros, muy probablemente la mayoría de ellas no apliquen, por no poseer ingresos fijos, trabajos formales, mucho menos prestaciones de ley.

¿Por qué las familias no han aceptado la contribución del gobierno? En una sociedad como la nuestra, que se rige a través de la compra y venta, en donde las relaciones se ven como mercancías, resulta complicado entender porque estás familias se rehusaron a salirse del lugar, si al final les estaban ofreciendo una cantidad de dinero que no tenían y que difícilmente alguien más se las ofrecerá; y es que existen aspectos culturales que también han configurado la Comunidad El Espino, en un vídeo documentado por El Kolectivo San Jacintose puede escuchar a una joven del lugar decir “yo de aquí no me quería ir”, “toda la gente nos conoce, si aquí es como que todos seamos familia”[3]. Cuando se escucha las voces del lugar se comienza a entender su dinámica, una verdadera solución hubiera comenzado por escuchar a las personas de la Comunidad, la contribución que el Gobierno ofrecía les garantizaba una prima para una nueva vivienda, o en el mejor de los casos una nueva vivienda en condiciones deplorables, pero no les garantizaba una vida digna, se les ha violentado psicológica y moralmente pero esto es de segundo o tercer interés para las autoridades.

Este caso nos deja claro que algunos tienen más derechos que otros, a pesar que la Constitución nos dice que somos todos iguales, el derecho a la propiedad privada, se impuso sobre el derecho a una vida y vivienda digna. Dentro de lo institucional no hay perspectiva para realizar una lucha efectiva, como se mencionó arriba, solo la resistencia y determinación de los habitantes permitieron alcanzar algunas victorias, en este sentido se vuelve necesaria otra vez esa resistencia, pero en esta ocasión el marco legal es apoyado con las fuerzas de la policía que ya se han hecho presentes, por lo tanto, la solidaridad de todos se vuelve necesaria.

Este escenario presenta una perspectiva de lo que puede ser un período próximo en nuestro país, los burgueses van a presionar a una Asamblea mayoritariamente conformada por gente de derecha para tomar medidas que afectan a la población con tal de beneficiar al poder económico. Además está Asamblea elegirá a los encargados del poder jurídico, lo cual limita cualquier acción legal que se pudiera realizar en contra de los abusos cometidos por los grupos dominantes de nuestro país. No podemos esperar a que un gobierno de izquierda llegue a la presidencia, y luego consiga mayoría en la Asamblea, tal como quieren los dirigentes del FMLN y es que la idea no es mala, lo incorrecto es verla como un fin en sí mismo; sobre todo cuando los ataques de la derecha no tardaran en venir, la  única manera de hacer efectiva las denuncias interpuestas en las instituciones del Estado, será con la presión popular, de lo contrario sería ingenuo pensar que se resolverá a favor de la Comunidad El Espino.

Nos solidarizamos con las familias de la Comunidad El Espino, como también reconocemos el apoyo y movilización que han hecho algunas organizaciones estudiantiles y el movimiento social, un problema en común se ha puesto en nuestras agendas y ha implicado la necesidad de articularnos, pronto se vuelve necesaria la unidad de todo los sectores populares, estudiantiles, trabajadores, mujeres y demás minorías bajo una misma agenda y es librar a nuestra sociedad de una dinámica enferma que nos ha llevado a condiciones de barbarie y que, entre otras cosas,  ha permitido el desalojo de la Comunidad El Espino.

[1] Para tener un panorama general de la evolución del problema véase: http://www.contrapunto.com.sv/sociedad/ddhh/los-usurpadores-violentos–de-la-comunidad-el-espino/4270

[2] Gobierno entrega apoyo económico a 76 familias de Comunidad El Espino, en http://www.fsv.gob.sv/2018/04/13/gobierno-entrega-apoyo-economico-76-familias-comunidad-espino/, visto el 20 de mayo del 2018

[3]Desalojos comunidad espino – 17 de mayo de 2018, Kolectivo San Jacinto, en https://www.facebook.com/kolectivosanja/videos/1300691743398461/UzpfSTEwMDAwMDUwMzQ5NTk1MDoyMjMyMzgzMzQzNDU1MDk0/?fref=nf