8 abril, 2021

Florenzi: Inicia el proceso de embargo, otra victoria para las obreras

El miércoles 07 de abril inició el proceso de embargo de los bienes muebles de industria Florenzi. Continuando la inspección realizada el 12 de marzo, la jueza Daysi Ábrego, acompañada de peritos especializados, ha iniciado el proceso de diligencia de reconocimiento de los bienes muebles, lo que conlleva un peritaje, inspección e inventario. Según la jueza Ábrego, este proceso puede durar alrededor de 3 días como mínimo y 10 días como máximo. La conclusión de este proceso es necesario para posteriormente desarrollar el valuó de los bienes.

 

Este es un paso adelante en el proceso de lucha de las obreras Florenzi, las cuales tras su despido el 01 de julio del año pasado han mantenido la ocupación de la fábrica como garantía para conseguir una respuesta del Estado. El proceso que se está desarrollando por ahora es totalmente engorroso y burocrático; hay que tener en cuenta que solo se están haciendo los procesos legales de embargo de los bienes muebles de la industria, lo que corresponde a levantar un inventario de la maquinaria, la materia prima y todo bien que puede ser movilizado y que está dentro de las instalaciones.

Quedando pendiente el embargo de los bienes inmuebles que tiene que ver con la propiedad de la industria y lo que este sujeto a ella, como las naves, bodegas, oficinas y otros. Para lo cual según la jueza Ábrego ya hay una anotación preventiva, un proceso legal que está en desarrollo en los juzgados laborales.

El desarrollo y avance de estos procesos son un hito histórico en la lucha de las obreras de las maquilas en El Salvador; si nos remitimos a la historia de las luchas en el sector textil han sido muy pocas las industrias que después de un cierre definitivo han llegado al proceso de embargo de la propiedad para resolver las demandas de los afectados. Hay que tener claro que si el proceso ha llegado a estas instancias no ha sido por la benevolencia o diligencia de las instituciones del Estado, ha sido posible únicamente a través de la lucha y resistencia de las obreras de Florenzi, quienes con determinación decidieron tomar las instalaciones fábrica, donde permanecían día y noche en unos canopis bajo el sol y la lluvia del intenso invierno que sufrimos el año pasado, además de las movilizaciones a los juzgados y el Ministerio de Trabajo, la protesta en Catedral y la histórica huelga de hambre de 63 días, todas y cada una de estas acciones fueron las que levantaron las banderas de solidaridad a nivel nacional e internacional. Las Obreras Florenzi han demostrado una vez más que ningún derecho se puede adquirir de manera pasiva, requiere conquistarlo con una lucha implacable tal como ellas lo han hecho.

A pesar que este sea un gran paso en la lucha de las obreras, debemos tener claro que aun falta mucho camino por recorrer para conseguir la justicia que tanto les ha sido negada. Después del embargo de los bienes muebles e inmuebles se tendrá que dar un proceso de valuó que dilata entre 3 y 7 meses, luego del valuó vine la subasta que llevará otros meses más. Posiblemente estemos hablando de años, lo cual evidencia lo injustas que son las leyes constitucionales que no están diseñadas para favorecer a la clase trabajadora, que es la mayoría de la sociedad, y únicamente vela por los intereses de los capitalistas. Todo este proceso engorroso ha puesto en serias dificultades la vida e integridad de las obreras que han resguardado la propiedad todos estos meses y que se han podido mantener solo por la invaluable solidaridad de las organizaciones de la clase trabajadora, la juventud y las mujeres, así como instituciones solidarias a las luchas de los trabajadores y trabajadoras que se han mantenido presentes en todo momento.

La lucha por acelerar los procesos no debe detenerse, al contrario, debe profundizarse. Exigimos a los Juzgados de lo Laboral acelerar estos procesos, ya que son más de 200 familias que han sido afectadas por el cierre irresponsable de esta maquila. Según la Constitución de la República es el Estado el que debe garantizar los derechos que se les han violentado a las obreras durante 9 meses, entre ellos principalmente el derecho a una vida libre de violencia para las mujeres, las obreras han sido violentadas laboral y económicamente con el cierre de la fábrica y a estas alturas aún se les sigue violentando sus derechos mientras no haya una resolución definitiva a sus demandas. Así como el derecho al empleo digno y la salud integral, hay muchas obreras con enfermedades crónicas que deben ser atendidas por medio de un sistema de salud público y gratuito.

Por otro lado, condenamos enérgicamente la actitud nefasta del gobierno de Nayib Bukele y principalmente del ministro Rolando Castro, que el 05 de febrero del 2021 se comprometió a acompañar el proceso de exigencia a los juzgados, a integrar a las mujeres despedidas al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) o en su defecto al sistema de Salud Publico Estatal, así como también congelar deudas con bancos y el Ministerio de Vivienda, entre otros compromisos. Nada de esto se ha cumplido a la fecha, demostrando así que el gobierno de Bukele ha dejado en el abandono a las mujeres de Florenzi, incumpliendo sus promesas de campaña que se basó en la idea de ser un gobierno diferente.

Llamamos a todas las organizaciones juveniles, de mujeres, sindicales y sociales a solidarizarse con la lucha de Florenzi para exigir la agilización del proceso y la respuesta a las demandas de salud, derechos laborales y otras a las instituciones correspondientes del Estado. A solidarizarse con todo lo que pueda ayudar a resistir el proceso legal al que se están enfrentando las trabajadoras.

La lucha de las obreras de Florenzi es la lucha de toda la clase trabajadora en general, solo bajo la unidad de todos los sectores oprimidos y explotados se podrá conseguir justicia para las obreras y así sentar un precedente en la lucha histórica de la clase obrera en El Salvador.

¡Unida y combativa la clase obrera vencerá!


Línea de tiempo de la lucha de las Obreras Florenzi:

 

 

 

 

1 comentario

Deja un comentario