Ahora más que nunca: ¡Cárcel para los corruptos, control obrero y expropiación contra los capitalistas! ¡ La indignación causada por el descubrimiento de mas de 4 mil contenedores de comida abandonados en diversos puertos del país no puede desviarnos de las verdaderas razones del hecho. La posibilidad de hacer negocios en un país con inmensos recursos gracias al dólar fácil, la existencia de un capitalismo que en estos últimos diez años ha aumentado su participación en la economía nacional, el control de los capitalistas y funcionarios corruptos sobre los dólares y la importación de alimentos y la falta de control obrero y popular de estas actividades, son las causas fundamentales de este ignominioso

Ahora más que nunca: ¡Cárcel para los corruptos, control obrero y expropiación contra los capitalistas! ¡ La indignación causada por el descubrimiento de mas de 4 mil contenedores de comida abandonados en diversos puertos del país no puede desviarnos de las verdaderas razones del hecho. La posibilidad de hacer negocios en un país con inmensos recursos gracias al dólar fácil, la existencia de un capitalismo que en estos últimos diez años ha aumentado su participación en la economía nacional, el control de los capitalistas y funcionarios corruptos sobre los dólares y la importación de alimentos y la falta de control obrero y popular de estas actividades, son las causas fundamentales de este ignominioso

El Presidente Chávez usa mal las matemáticas en este caso.  Lo más importante no es cuál porcentaje de los contenedores importados se perdieron. Lo importante es a cuántas personas del pueblo, porque los ricos siguieron igual, dejaron de comer. Mas aún, a cuántos seres humanos de Haiti hubiésemos podido ayudar con esa enorme cantidad de kilos de comida perdidos por corrupción o ineficacia, que el hambre no ve la diferencia.

Es evidente la necesidad de desarrollar las condiciones de producir en el país. Durante los últimos 50 años o más los burgueses abandonaron su tarea del desarrollo capitalista porque les era más fácil robar del presupuesto nacional, robar los dólares-petroleros, que ocuparse de montar empresas y desarrollos industriales. Igual pasó en el campo, los burgueses terratenientes se ocuparon de apropiarse de cientos de miles de hectáreas para disfrutar de cotos de caza, cual señores feudales y mantener unos siervos con regímenes de semi  esclavitud. Fue esto lo que permitió que en acuerdo de esa burguesía apátrida y de funcionarios corruptos con las empresas multinacionales, estas últimas entraran al país para producir e importar alimentos. Desarrollaron así la “economía de puertos” de la que habla el Comandante Chávez y el peso poblacional , institucional e industrial en la franja centro norte costera del país. Pero es evidente, por la experiencia, que no es posible desarrollar al país de la mano de una burguesía que no tiene otra lógica que la del capital, aumentar sus ganancias a través de cualquier medio, mientras más fácil mejor.

¿Quién puede creer que la burguesía nacional, las trasnacionales y los funcionarios corruptos puedan tener otro objetivo que no sea explotar al pueblo y medrar de los dineros fáciles del estado? ¿Quién es tan ingenuo como para pensar que aún se puede hacer acuerdos con la burguesía para solucionar los problemas del país?

Este mal habido acto de corrupción, ineficacia, negligencia y sinvergüencería debe ser ejemplarmente castigado. Y todos, absolutamente todos en la cadena de mando tienen responsabilidad, incluyendo por supuesto al Presidente Hugo Chávez Frías. De allí para abajo están varios ministros, vices, directores y presidentes de empresas. Si eso pasa con la COMIDA, se imagina o sabe el Presidente lo que está pasando en otras áreas de la economía. Destitución inmediata de todos los implicados y cárcel para los que se les compruebe alguna responsabilidad! Esas y no excusas deben ser las respuestas gubernamentales y de la dirección del PSUV. Esas respuestas pueden demostrar que la revolución no puede perdonar crímenes de tamaña felonía. Estas medidas y solo estas son las respuestas que el pueblo espera. No le demos a la canalla burguesa más razones y motivos para sabotear la marcha del país al socialismo.

Comercio_exterior

No esperemos de la burguesía explotadora, de sus representantes políticos, de sus medios de comunicación, de las empresas capitalistas y las trasnacionales, de sus lacayos  vestidos de rojo e infiltrados en el gobierno otro objetivo que usar al máximo estos hechos para despotricar del gobierno, para culpar al socialismo y profundizar las medidas de saboteo al proceso revolucionario. Esperar y pedir otro comportamiento no sólo es ingenuo, sino que en este momento se convierte en una política cómplice de los traidores y explotadores. A sus gritos y saboteo: ¡SOCIALISMO!

Ahora que hay control de divisas debe tomarse el control del comercio exterior. Que todo lo que se importe con las divisas petroleras este controlado por el gobierno. ¿No son acaso del pueblo los dólares que le entran al país por concepto del petróleo? Satisfacer las necesidades alimentarias de la población es condición indispensable para construir el socialismo. ¡Para detener la inflación hay que controlar la importación!

Pero no basta con esto. Esta claro que las empresas capitalistas en complicidad con la cadena de distribución sabotean el proceso acaparando, abandonando empresas que ya no les dan las ganancias que esperaban, destruyendo incluso medios de producción y botando comida y otros medios. Hay que expropiar sin indemnización toda la cadena alimentaria, desde la producción, la distribución y el suministro de bienes a la población. Los empresarios han obtenido suficiente plus valía del trabajo obrero y campesino, pagarles indemnización es premiar la explotación y disminuir el dinero a ser usado para cubrir otras necesidades. ¡Para detener la especulación, la inflación y el saboteo hay que expropiar a los capitalistas y poner las empresas bajo control obrero!

Expropiación inmediata de todas las tierras ociosas y en manos de capitalistas y trasnacionales. Hasta ahora el gobierno ha tomado medidas tibias en relación a otra tarea no cumplida por la canalla burguesa, la distribución de tierras. Una de las primeros objetivos que se planteó la revolución burguesa fue el reparto de las tierras para que dejaran de ser ociosas en manos feudales y pasaran  a producir las materias primas necesarias para el desarrollo del país. Las burguesías nacionales demostraron hace ya muchos años su incapacidad de cumplir sus tareas. Hay que expropiar a todos los terratenientes vulgares ladrones de tierras y a las empresas trasnacionales que no hacen otra cosa que sabotear el proceso. ¡Las tierras para los campesinos, para mas y mas reses, mas y mas maíz, mas y mas caraotas! No hay nadie que pueda explicar propiedad sobre tierras, salvo demostrar que sus antepasados son ladrones de tierras de los aborígenes desde la colonia. Tierra y hombres libres, no se ha podido cumplir aún, ¿que esperamos?

Ninguna de estas medidas puede garantizar el avance al socialismo sino van acompañadas de mas y mas poder popular. Construir mas y mas consejos comunales, mas y mas Comunas para construir un nuevo estado: el estado comunal que ponga bajo su control la producción, distribución y suministro de los bienes necesarios para satisfacer alimentación, salud, educación y recreación del pueblo. El control de los trabajadores y el pueblo es la salida.

El PSUV debe ganar una inmensa mayoría de diputados a la nueva Asamblea Nacional. Eso solo es posible si el pueblo se convence que los nuevos diputados van a cumplir una sola tarea: ¡darle mas y mas poder al pueblo! ¡Castigar la corrupción, la explotación y el saboteo! ¡Organizar a través de leyes un nuevo estado: el estado comunal!

Fuente: Lucha de Clases – Venezuela

Fecha: 

8 de Junio de 2010

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *