Mundo Obrero - Nacional - Principales - Sindical - 2 semanas ago

Solidaridad con el STISSS ¡Alto a los ataques del ministro de trabajo y sus secuaces!

Comunicado del BPJ-CMI

El nuevo ministro de trabajo, Rolando Castro quien fue un exsindicalista, ha iniciado una cruzada contra el Sindicato de Trabajadores del Instituto Salvadoreño del Seguro Social STISSS. Utilizando el aparato del Estado y con maniobras “legales”, ha organizado un golpe de Estado contra la dirección del sindicato, la dirección que fue electa en asamblea general en 2018, ha sido destituida y expulsada de la organización. Basándose en una asamblea inexistente con el apoyo de acreditaciones “legales” del Ministerio de Trabajo una pandilla de marionetas comandada por Ricardo Monge, un viejo burócrata sindicalista, controlan  arbitrariamente hoy la dirección del sindicato.

La tarde de ayer -10 de septiembre- con pulidoras y taladros en mano un grupo de supuestos sindicalistas han allanado por la fuerza el local del sindicato en la ciudad de Santa Ana. El primer paso de este plan es destruir o convertir en un instrumento dócil al sindicato más representativo de la lucha contra las privatizaciones en los últimos 20 años. No dudamos que haya intensiones de eliminar lo que es para el capital un obstáculo para sus planes privatizadores.

La lucha histórica del STISSS

En la década del 2001, fue la heroica lucha de los trabajadores de la salud y todas las alianzas con las organizaciones de los explotados lo que frenó la privatización de la salud, pero solo pudo triunfar a partir de utilizar los métodos tradicionales y revolucionarios de la clase obrera: la huelga y las movilizaciones de masas.

Ha sido el 2001 el último año en que El Salvador pudo ver las movilizaciones más grandes desde el fin de la guerra. El sindicato que estuvo al frente de estas maravillosas e inspiradoras movilizaciones fue el STISSS, sindicato que ahora está siendo atacado por el gobierno.

Gobierno cómplice de los ataques

Rechazamos los ataques contra el STISSS por parte del nefasto ministro de trabajo traidor a los intereses de la clase trabajadora. Condenamos sus acciones y nos solidarizamos con el sindicato, un ataque al STISSS es un ataque a toda la clase obrera en su conjunto. Llamamos a las organizaciones sociales y sindicales a manifestarse en contra de estas acciones reaccionarias del gobierno de Nayib Bukele.

En sus primeros 100 días el presidente se ha jactado de abastecer de medicinas los hospitales del sistema de salud público. Superficialmente esto parece bueno, pero un sistema de salud como el nuestro, deficiente, no se subsanará con donaciones y medidas cosméticas. Para que pueda haber un sistema de salud de calidad y asequible, debe tocar los intereses de las grande empresas farmacéutica, hospitales privados y constructoras. Porque lo que se necesitan son recursos y eso no está en manos de los explotados sino en manos de los capitalistas.

La ofensiva del gobierno contra los trabajadores va enmarcada en un plan de austeridad, siguiendo los lineamientos del FMI que ha recomendado recortar el gasto social (eliminación de programas como Jóvenes Con Todo y Ciudad Mujer) y reducir el Estado, despidiendo personal de televisión nacional y secretarias antes existentes sin garantizar el derecho a empleo a los trabajadores, en todo esto el Ministerio de Trabajo comandado por Rolando Castro, guarda un sepulcral silencio. Ahora el ataque hacia el STISSS no puede estar fuera de una ofensiva por entregar al capital la salud pública.

El sindicato debe profundizar las jornadas de acción nacional y el llamado a la solidaridad internacional. Convocar a movilizaciones hacia el ministerio de trabajo para obligar al ministro y al gobierno de Nayib Bukele a retroceder en su ofensiva.

Por tanto

  • Como marxista de la Corriente Marxista Internacional (CMI) llamamos a la solidaridad nacional e internacional para detener la ofensiva reaccionaria contra nuestros compañeros de clase
  • No solo se está atacando al sindicato, sino también nuestras conquistas democráticas conseguidas a través de la lucha revolucionaria 
  • Exigimos el reconocimiento de la dirección democráticamente elegida por el Ministerio de Trabajo
  • Señalamos que también es una amenaza privatizadora para el sistema de salud pública que afectará a todas las clases explotadas
  • Defendamos la salud publica echemos fuera las manos privadas de nuestros recursos e instituciones publicas
  • Solo la lucha organizada y combativa podrá detener estos ataques. Debemos dar la batalla por nuestras conquistas contra el capital y su gobierno traidor y servil

 

¡El STISSS se respeta!

¡La clase obrera en pie de lucha!

¡Por un sistema de salud público y gratuito para todos y de calidad!

¡Fuera Rolando Castro del Ministerio de Trabajo!

1 comentario

Deja un comentario