Jóvenes piden acceso a educación superior

Dicen que cuando se cierra una puerta se abre una ventana; no obstante, 12 mil 500 aspirantes de la Universidad de El Salvador (UES) no tienen más alternativa para accesar a la “privilegiada” educación superior.
Esta problemática no es nueva y cada febrero se repite en los pasillos del Alma Mater con  la toma de edificios, cierre de portones, marchas de cientos de aspirantes, quienes al ver negado su derecho a la educación, lo exigen.

Jóvenes piden acceso a educación superior

Dicen que cuando se cierra una puerta se abre una ventana; no obstante, 12 mil 500 aspirantes de la Universidad de El Salvador (UES) no tienen más alternativa para accesar a la “privilegiada” educación superior.
Esta problemática no es nueva y cada febrero se repite en los pasillos del Alma Mater con  la toma de edificios, cierre de portones, marchas de cientos de aspirantes, quienes al ver negado su derecho a la educación, lo exigen.

De acuerdo a organizaciones estudiantiles que funcionan al interior de la UES, para el periodo 2009-2010 se sometieron al proceso de selección cerca de 23 mil aspirantes, de los cuales admitieron con base a notas, a 9 mil 500, dejando fuera a 12 mil 500 jóvenes, en su mayoría de escasos recursos, quienes ven como única oportunidad para superarse, el sistema de educación pública que el país ofrece.
Para Willy Sandoval, aspirante a la carrera de jurisprudencia en nuestro país, la poca inversión a la educación es un reflejo de las intenciones del capitalismo “ donde un derecho fundamental se convierte en un negocio, del cual un pequeño grupo puede lucrarse, pero la mayoría de los hijos de los trabajadores no contamos con los recursos para poder darnos el privilegio de pagar altas cuotas para accesar a la educación superior”, dijo.
Sandoval estudiaba en una universidad privada, sin embargo, la crisis económica lo dejó sin trabajo y por consecuencia sin estudios.
“Si me cierran la entrada a la UES, me truncan mis sueños y me arrancan toda esperanza de ser un profesional”, afirma Sandoval, aunque no pretende darse por vencido. Esta convicción sirvió como “motor” para que 200 jóvenes egresados de bachillerato formaran el Movimiento de Estudiantes No Aceptados (MENA) quienes piden a las autoridades de la UES y al Ministerio de Educación (MINED) intervengan para dar una solución favorable a su petición.
El MENA pretende reunirse este día con los representantes del Consejo Superior Universitario para exponer su caso.
Además, de otras exigencias como: mayor presupuesto para la universidad, cambios en el proceso de selección y mayor cantidad de cupos.
Por su parte, el Viceministro de Educación Eduardo Badía Serra, explicó que la universidad es un ente autónomo por lo tanto el MINED no pueden actuar a menos que exista una solicitud por parte del rector.
Asimismo, dijo que “el problema de cupo para accesar a la educación se da principalmente porque existe una sobre saturación en cinco carreras, por lo que una apuesta sería ampliar la educación técnica  convirtiendo al Instituto Técnico Centroamericano (ITCA) como el eje rector con el cual se pretende balancear las carreras técnicas frente a las licenciaturas”.
Para mañana, MENA y el Bloque Popular Juvenil (BPJ) organizan la marcha denominada “ En defensa de la educación de los hijos de los trabajadores”, la cual saldrá de la Parque Cuscatlán y se dirigirá a la Plaza Cívica.
Por su parte el Vice rector académico y rector en funciones de la universidad, Miguel Angel Pérez, acordó este día crear una comisión que permita llegar a un consenso sobre el caso de los aspirantes que no han sido aceptados en el centro educativo.
Además, el Consejo Superior Universitario recibirá a 5 0 10 representantes de los movimientos estudiantiles que están afuera de la rectoría solicitando más cupo en forma pacífica.

18 de Febrero de 2010

Fuente: Diario Colatino

Deja un comentario

Check Also

No más violencia contra la mujer en El Salvador

“Hombres y mujeres somos iguales, ¿por qué tiene que haber un Día Internacional de la Elim…