Masivo éxodo de hondureños en busca del “sueño americano”: sucesos de un cataclismo humanitario

Han pasado 11 días desde que cientos de hondureños se aglomeraron en la ciudad de San Pedro Sula con motivo de emprender la denominada caravana del migrante con rumbo a los Estados Unidos, esta segunda eventualidad -la primera se realizó en marzo en el marco del viacrusis[1]– comenzó con unos 1,000 hondureños en los que se distinguían madres con sus hijos en brazos, hombres, niños, y hasta personas con discapacidades físicas y de la tercera edad, quienes al no tener alternativa optaron tristemente, como tantos cientos de miles de hondureños más, buscar una vida mejor emigrando a tierras del Imperio estadounidense.

Las calamidades de un pueblo sumido en la miseria 

Los hondureños día a día se enfrentan a la deprimente realidad política, social y económica del país. Según informes de la CEPAL, Honduras se posiciona como la nación más pobre de América Latina con 67.4% de la población total en estado de pobreza (según informe del 2017). Estas cifras provocan un nivel de alarma nunca antes visto, por supuesto que muchos que no cuentan con los medios básicos para subsistir se ven obligados a tomar la ruta del “mojado”, donde ponen en riesgo hasta su propia vida para poder llegar a las tierras del imperio, que ha hurtado sin pena la prosperidad de un pueblo que se desmaya de hambre.

Por razones ya conocidas, los medios de comunicación tradicionales desde el primer día se han dedicado arduamente a calumniar la caravana alegando que se trata de una conspiración con lineamientos políticos afines al Partido Libre, supuestamente porque uno de los que velan por la seguridad de los migrantes, Bartolo Fuentes (que tiene décadas de dedicarse a  denunciar las atroces condiciones que padecen los migrantes), pertenece a la oposición. La criminalización de la caravana por estas razones resulta una completa fechoría por parte de los medios y hasta una burla al pueblo, pretendiendo que este es lo suficientemente ignorante como para creer que se trata de una cuestión de politiquería cuando en realidad se trata de huir de la barbarie que el gobierno del Partido Nacional (ilegitimo) ha perpetuado apoyado por el Imperialismo Yankee.

Crónica de la triste osadía  

El martes 13 de octubre las ansias de un pueblo que anhela salir de la miseria, convergieron en la ciudad de San Pedro Sula, al norte de Honduras, allí se aglomeraron unos 1,000 compatriotas que partieron rumbo a los Estados Unidos. En la misma semana otros grupos de varias regiones del país alcanzaron la caravana, en el camino se encontraron con un sinfín de problemas solo el hecho de que dependían (y dependen) de la buena voluntad de las personas que se encontraban en el camino ya supone una gran dificultad, pero hasta el momento han avanzado con las buenas voluntades de las personas y organizaciones de apoyo al migrante. Cuando llegaron a la frontera con Guatemala el número de personas en la caravana se había duplicado siendo 2,000 hondureños queriendo entrar a tierras guatemaltecas. Estando allí, el presidente Donald Trump arremetió con sus declaraciones xenófobas que deberían regresar a Honduras, el pueblo migrante hizo caso omiso a pesar de las amenazas de Washington, luego de forcejear un poco con agentes de la policía de Guatemala pudieron ingresar pero no les ha sido para nada fácil, ya en Guatemala la cifra se disparó a 3,000 migrantes hondureños. Afortunadamente, el apoyo de nuestros hermanos latinoamericanos se ha visto reflejado en todo el trayecto de la caravana, aunque no se puede decir lo mismo de las autoridades de dichos países que atentos al llamado de Washington  arremetieron contra los hondureños, en Guatemala arrestaron a Bartolo Fuentes y lo deportaron a Honduras; en México (donde se derribaron los portones de la aduana) la Policía Federal tuvo que reprimir fuertemente para desalojar a los migrantes, y muchos en este momento están a la expectativa de lo que suceda, varios en estado de desesperación se lanzaron al rio para pisar tierras mexicanas y continuar el trayecto, El embajador de México en los Estados Unidos, Gerónimo Gutiérrez, en su afán de desmeritar la movilización declaró que esta tiene gran motivación política y el presidente, Enrique Peña Nieto, declaro que México apoya la caravana migratoria pero que no permitirá que ingresen de manera irregular al país.

Donald Trump

El martes 16 de octubre a través de un tuit el presidente de EE.UU., Donald Trump, expresó que de no detenerse la caravana migratoria inmediatamente recurriría a cortar las “ayudas” financieras a Honduras, Guatemala y El Salvador, como serviles a su amo los presidentes de estos países se sumaron a dar declaraciones , señalamientos y a tomar decisiones contra los migrantes.

El 19 de octubre, el presidente de los Estados Unidos brindó declaraciones polémicas, como de costumbre, que de alguna manera desencadenaron riñas políticas entre la misma clase dominante, los señalamientos de Trump a los demócratas evidencian la tensión política en el interior de los Estados Unidos pues este ha expuesto públicamente en una declaración, que los demócratas cuentan con la llegada de la caravana a tierras estadounidenses para que puedan votar a los demócratas, obviamente es un sinsentido pues los migrantes de llegar a los Estados Unidos y solicitar asilo no podrían votar en las elecciones intermedias, además se refiere a los demócratas como un querellador de sus decisiones cuando no tiene ni un gramo de razón, solo en la administración de Barack Obama más de 2.4 millones de personas fueron deportadas, pero todos saben que las declaraciones del presidente Trump son muy famosas por carecer de sentido, lo que no falta nunca en sus discursos es la xenofobia que tanto lo caracteriza.

¡La culpa es del capitalismo!

Toda la crisis económica padecida en el planeta es producto de la propia naturaleza del sistema, y cada vez la lucha contra la clase dominante se simplifica más. El imperialismo estadounidense y el nefasto capitalismo golpea fuertemente a los pueblos latinoamericanos al impedir la libre migración, lo peor es que los migrantes esperan ser acogidos por el peor enemigo, ya que a Donald Trump no le ha temblado la voz al decir que está dispuesto a enviar al ejército de Estados Unidos a la frontera. A los xenófobos burgueses se les ha olvidado que su sistema se ha perpetuado por migraciones constantes y que desde el surgimiento del capitalismo las migraciones no han parado porque las personas buscan la prosperidad que les han robado a donde quiera que se la lleven. Latinoamérica no es un único caso, en África las migraciones a Europa son masivas y hasta que no se erradique este podrido sistema las personas seguirán huyendo de las zozobra que se les ha impuesto en sus propios países, que han sido empobrecidos y saqueados.

El pueblo de Honduras seguirá muy pendiente de lo que ocurra en los próximos días, es muy claro que se empezaran a tomar medidas más bruscas contras los migrantes, ya que han intentado salir grupos grandes de igual magnitud que el del  13 de octubre, se cerró la frontera de Agua Caliente que conecta con Guatemala.  Entre todo cabe recalcar que la caravana no es exclusiva de hondureños, a la fecha ya se han sumado salvadoreños, guatemaltecos, mexicanos, nicaragüenses, etc.  La realidad de los demas pueblos de Latinoamérica es similar a la de Honduras y hoy más que nunca debemos organizarnos como una región explotada que ha servido de campo de experimentación y fuente de recursos naturales que los grandes países capitalistas han expoliado sin piedad.

Latinoamérica merece ser una tierra libre y soberana, los marxistas abogamos por la abolición de este sistema, comprendemos que los males solo serán eliminados con la construcción de un programa donde impere el poder obrero, un sistema donde se establezca una democracia para las y los trabajadores de América Latina, un programa por el socialismo, libre de fronteras y falsas ideas de patriotismo porque al final de todo, la verdad es que “los obreros no tenemos patria”.

 

20 de octubre, 2018
Fabricio Varela, militante de La Izquierda Marxista, sección hondureña de la Corriente Marxista Internacional.

 


Notas

[1] A dónde se dirige y qué busca la gran caravana de migrantes que puso en alerta al presidente Donald Trump: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-43614027

News Reporter

Deja un comentario