Los estudiantes entran a la escena de la lucha de clases ¡no a la privatización del agua!

Las autoridades de la Universidad El Salvador convocaron este jueves 14 de junio a una movilización de estudiantes, trabajadores de la universidad y docentes, para manifestarse contra la privatización del agua, el objetivo era entregar una pieza de correspondencia para evitar la discusión de la ley privatizadora impulsada por la derecha salvadoreña.

Desde días antes de la convocatoria el ambiente era combativo, por las redes sociales, en los salones de clases, en los pasillos de la universidad etc. El llamado de las autoridades tuvo un eco tremendo entre los estudiantes, cada una de las organizaciones estudiantiles hacia el llamado a movilizarse en contra de la privatización del agua.

El día jueves, la fuerte lluvia a tempranas horas de la mañana en algunas ciudades de San Salvador no impidió que miles de estudiantes llegaran al punto de reunión y salieran combativamente con mantas alusivas al problema del agua y en contra de los diputados de la derecha y sus intenciones privatizadoras. La marcha recorrió toda la Calle Mártires del 30 de Julio, incorporándose al boulevard Tutunichapa para desembocar en la Alameda Juan Pablo II donde cientos de trabajadores sindicalizados de la entidad estatal, ANDA, esperaban incorporarse a la marcha de estudiantes.

La incorporación de los trabajadores del Sindicato de Empresa Trabajadores de Anda (SETA) llenó de muchos ánimos a los estudiantes que coreaban consignas por la unidad de estudiantes y trabajadores, en el fondo el movimiento sabe que solo a través de esta unidad se podrá echar abajo la ley privatizadora. En ese sentido buscar la unidad del movimiento por parte de los sindicalistas y la aceptación de los estudiantes es un mensaje revolucionario, esta acción deberá ser solo el germen de lo que realmente el movimiento en general debe aspirar en las próximas jornadas de lucha.

A la llegada a la Asamblea Legislativa el rector de la Universidad Nacional pronunció un emotivo discurso que encendió los ánimos de los estudiantes, el rector ha tenido mucha aceptación por apoyar la convocatoria de la marcha y sumarse con todas las autoridades. Fue interesante ver que después del discurso del rector, quien hablo fue el diputado Carlos Ruiz, quien al contrario del rector que fue fuertemente aplaudido, este fue fuertemente abucheado por los estudiantes. En el fondo los estudiantes comprenden que la gestión del FMLN en el parlamento no ha revertido las privatizaciones de los años pasados y al contrario han aprobado reformas que establecen las condiciones para la privatización de los servicios vitales. Tal es el peligro de la reciente reforma aprobada en diciembre pasada que permite establecer los Asocios Publico Privado, APP, aprobada por unanimidad en la Asamblea.

Como lo habían planeado las autoridades de la Universidad se tenía que presentar una pieza de correspondencia a los diputados y presentarse como ente mediador, esto lo haría una Comisión designada. En el momento en que esta comisión tenía que entrar al edificio, la presión por parte de los estudiantes se incrementó, los mismo ánimos que se caldearon a fuerza de empujones, provocó un desorden y forcejeo en la entrada del edificio a lo que los custodios lejos de poner orden de manera pacífica y llamando a la calma respondieron lanzando gases lacrimógenos a los estudiantes, autoridades estudiantiles y periodistas que se encontraban del otro lado de la puerta.

Ante una acción una reacción

Los estudiantes respondieron a los gases lacrimógenos en un primer momento con el repliegue en masa, sin embargo, muchos de ellos tomaron palos, piedras y todo lo encontraban en su camino para tirarlo al edificio, quebrando puertas y ventanas del recinto. La acción de los custodios tenía un objetivo claro, provocar a los estudiantes para desprestigiar al movimiento. Es el libreto que han seguido los medios de comunicación de la derecha, han sacado extensos titulares tachando a los estudiantes como violentos e incluso terroristas como lo ha dicho el presidente de la Asamblea Legislativa, diputado por ARENA, Norman Quijano,  quien también denuncia al rector de la Universidad como provocador y pide que se le investigue.

La rebeldía y muchas veces también la rabia es característico de la juventud a la hora de manifestarse, la clase dominante sabe explotar las acciones aisladas y desesperadas que se puedan desarrollar a partir de estas características. La ausencia de una dirección con autoridad sobre el movimiento permitió que hubiese momentos de confusión y que el movimiento prontamente se dispersara, no sin antes dejar un mensaje de parte de los aparatos represivos: no se escatimaran esfuerzos para reprimir al movimiento si es necesario.

Sin embargo, el movimiento mismo de los estudiantes ha denominado esta manifestación como la movilización del Primer Llamado, haciendo alusión a la necesidad de marchar con más fuerza el día sábado, o la necesidad de volver de nuevo a la Asamblea Legislativa para detener la ley privatizadora.

Este sábado el movimiento social y sindicatos, comunidades, las universidades y la misma Iglesia Católica están convocando a una movilización denominada “Caminata por el agua”. Tal actividad también tendrá proporciones de masa, hay mucha efervescencia en la conciencia de la gente,  y el sábado se expresará materialmente esta situación en las calles de San Salvador.

La necesidad de una asamblea coordinadora de huelga democrática y representativa del movimiento

Los acontecimientos que hemos tenido hoy no son una característica particular de los jóvenes salvadoreños sino una característica general del movimiento de los jóvenes revolucionarios a nivel internacional. Los jóvenes están hartos de la situación de miseria en la que vivimos, hartos de la política barata y de todo el status quo y buscan canales de expresión, sin embargo, esos canales de expresión no existen, realmente se carece de una dirección revolucionaria que pueda canalizar ese descontento contra el sistema capitalista.

Centroamérica es por hoy un hervidero de luchas, los jóvenes y explotados quieren sacudirse el yugo que los oprime y están entrando en la escena de la lucha de clases. La lucha por el agua puede desencadenar una lucha más profunda que ponga a temblar todo el régimen burgués en nuestro país. En ese sentido el movimiento debe dotarse de una dirección democrática y revolucionaria, que sea constituida con representantes democráticamente electos en asambleas de los sindicatos, comunidades, universidades, barrios y cantones; que conduzca la lucha y oriente con un plan de acción que contenga las formas de lucha, la lucha contra los infiltrados, la lucha contra la represión creando autodefensas y los objetivos claros contra toda forma de privatización de los servicios estatales. Este plan debería ser discutido en todas las formas de organización democrática que establezca la Asamblea de Huelga. Esta es la única forma en que se puede evitar la privatización del agua y también la forma en cómo podemos luchar por mejorar nuestras condiciones de vida.

La batalla por la no privatización del agua es una de las tantas banderas que el movimiento debe adoptar, hay que decir que no basta con desarrollar la lucha contra la privatización sino también acabar con el talón de Aquiles de la administración estatal, la gestión estatal ha sido durante muchos años fatal, pero este problema no se resuelve solo defendiéndonos contra la privatización sino también organizando una administración que tenga en cuenta a trabajadores estatales, representantes de sindicatos, y las comunidades de cada colonia, barrio y cantón. Hay muchas comunidades a niveles locales e incluso municipios enteros como Suchitoto que han demostrado que la administración comunitaria es posible.

Los explotados y oprimidos tenemos la suficiente capacidad de administrar nuestros recursos, que con el nivel de desarrollo de la tecnología y con toda la explotación a la que nos somete el capital deberían de ser gratis, la posibilidad de que la energía, el agua, la salud y la educación sean gratuitas depende de nuestra capacidad de lucha y de organización. No solo la lucha contra la privatización del agua y otros servicios es necesaria, es necesaria toda una lucha contra el sistema del libre mercado implantado por el capitalismo y la lucha por un orden democrático con una economía planificada. Entre más consciente es la clase obrera y la juventud de su capacidad productiva y organizativa más se acerca en el horizonte la posibilidad de conquistar los servicios necesarios para una calidad de vida superior en todos los niveles. Es la única salida a la actual encrucijada que sufre la sociedad capitalista donde las únicas víctimas somos los trabajadores y oprimidos del mundo.

¡Abajo la ley privatizadora!

¡Por la conformación de una Asamblea General democrática del movimiento social, sindical y universitario contra la privatización del agua, energía y servicios públicos!

News Reporter
Editor de la página www.bloquepopularjuvenil.org sección salvadoreña de la Corriente Marxista Internacional CMI y del periódico Militante BPJ -Voz marxista de los trabajadores y la juventud-

3 thoughts on “Los estudiantes entran a la escena de la lucha de clases ¡no a la privatización del agua!

  1. Solo corregidor, dices: “se dispersaron, sin embargo, muchos de ellos tomaron palos”, la cantidad de personas asistida a la marcha era demasiado grande para que “muchos” sea la palabra más adecuada, eso lo que genera es que se de una imagen incorrecta, porque los que se quedaron con piedras y palos fue una cantidad exageradamente mínima al contratarlos, han sido unas 10 personas es decir mucho.
    Quizá el 99% de la marcha se disperso.

  2. Adelante pueblo Guanaco; debemos organizar esa Asamblea Nacional con todas las organizaciones e instituciones de nuestro pueblo para terminar con proyectos de ley de la derecha para quitarnos el derecho al agua y otros servicios vitales estatales.

Deja un comentario