http://www.luchadeclases.org/images/stories/Greece_thumb_2011-10-20_protersters-odysseasgr-th.jpg

El jueves pasado en Atenas, durante las manifestaciones de masas de los trabajadores, vimos cómo el Estado colaboraba con hooligans y provocadores contra el movimiento obrero ¡Ahora lo que hace falta es una huelga general política! Aquí publicamos un comunicado de los marxistas griegos de la revista Marxistiki Foni.

http://www.luchadeclases.org/images/stories/Greece_thumb_2011-10-20_protersters-odysseasgr-th.jpg

El jueves pasado en Atenas, durante las manifestaciones de masas de los trabajadores, vimos cómo el Estado colaboraba con hooligans y provocadores contra el movimiento obrero ¡Ahora lo que hace falta es una huelga general política! Aquí publicamos un comunicado de los marxistas griegos de la revista Marxistiki Foni.

Hoy [Jueves 20 de Octubre], segundo día de la gran huelga general de 48 horas, el día ha estado marcado por la primera muerte, un viejo militante trabajador de la construcción de 53 años, Dimitris Kotsaridis. Murió como resultado de una operación policial, durante la cual se usaron gases lacrimógenos contra los manifestantes, lo que es práctica común en la policía griega. Todo esto ocurrió en el contexto de un ofensivo plan de represión de la manifestación de los huelguistas, a lo que la policía cooperó con hooligans y provocadores.

El plan buscaba ensombrecer el hecho de que hoy en la huelga la participación fue incluso mayor que la de ayer. También buscaba romper la manifestación en la Plaza Syntagma, en la cual por segundo día consecutivo centenares de miles de huelguistas confluyeron, y donde por primera vez en mucho tiempo hubo unidad de acción de todo el movimiento obrero.

El principal objetivo de este plan de represión no fue otro que el PAME [la facción del Partido Comunista en los sindicatos]. Para cualquiera que participara en la manifestación de hoy estaba claro que la organizada y fuerte presencia de PAME alrededor del Parlamento –por supuesto unido a la masiva y organizada presencia de decenas de sindicatos- fue un factor clave para el retraso del uso de provocadores tirando piedras con la tácita colaboración de la policía antidisturbios, lo cual es habitualmente usado como excusa por la policía para dispersar manifestaciones entre nubes de gas químico.

Los cerebros de las fuerzas de represión del Estado comprendieron que los miembros de PAME debían ser neutralizados si la Plaza Syntagma debía de ser desalojada de manifestantes. Por tanto, la policía puso en práctica su ya conocido y habitual método de usar hooligans y provocadores contra las fuerzas de PAME.

Las fuerzas organizadas de PAME, basándose en las mejores tradiciones del movimiento obrero y enfrentándose valientemente a los provocadores y los hooligans, mostraron cómo el movimiento obrero debería responder organizadamente a las perversas y reaccionarias acciones de agentes provocadores y a la violencia de las fuerzas de represión del Estado. Manifestaron con su acción la ardiente necesidad, pero también la posibilidad concreta, de la formación de una milicia obrera organizada basada en la solidaridad y la participación de todas las fuerzas del movimiento obrero.

Desafortunadamente, la pasiva respuesta de la dirección del movimiento obrero y la Izquierda (y particularmente de la dirección del Partido Comunista) a los trágicos eventos, debe ser criticada. Su reacción ante el asesinato del militante de PAME ha sido tibia, expresándolo en términos suaves. La moderada actitud de estos líderes ha sido alabada por su sentido de “responsabilidad política” por el gobierno y otros representantes de la clase dominante como A. Georgiadis (parlamentario del derechista LAOS).

Al contrario que esta actitud pasiva de los dirigentes obreros y de la Izquierda, la situación objetiva es muy crítica. El movimiento obrero hoy llora la primera muerte en la batalla contra el gobierno y la Troika. El único camino para honrar la memoria de este militante es mediante la continuación y la intensificación del movimiento de lucha, por el cual él se sacrificó.

Los sangrientos métodos de represión que llevaron a la muerte de un activista, pero también de docenas de otros manifestantes heridos, es otro síntoma del impasse político y el pánico por parte del gobierno y la clase dominante, enfrentados a un poderoso movimiento de lucha. Debemos comprender que aunque la nueva ley se espera que sea aprobada por el Parlamento, los tenemos “acorralados”, y ahora es el momento de intensificar la lucha decisivamente para acabar con ellos.

El intento de hacer que la clase trabajadora pague por la crisis y de condenar a un gran número de trabajadores a un estado de miseria permanente y de desempleo masivo, para proteger los superbeneficios de los usureros internacionales –los acreedores del estado- y salvar a las grandes empresas de la profunda crisis del capitalismo continuará inexorablemente como elocuentemente demostró el informe de la Troika publicado hoy, en el cual pide nuevas medidas de austeridad de en torno a 8.000 millones de euros.  Los conflictos no solo entre los países “fuertes” de la eurozona, a los que se les está demandando asumir más peso en una quiebra controlada de Grecia, sino también entre los otros países altamente endeudados que inevitablemente siguen, se están intensificando más y más, acercando la perspectiva de incluso una quiebra no controlada y una salida de Grecia de la eurozona.

La perspectiva de una inminente y profunda recesión en el país y el movimiento hacia una nueva recesión a nivel internacional subraya la necesidad que tiene el movimiento obrero de seguir con la lucha más fuertemente. La huelga general de 48 horas  que acabó hoy debería ser el primer paso en la preparación de una huelga política general completa, preparada por los sindicatos y los comités de huelga en cada centro de trabajo, con la intención de derribar al gobierno y la Troika y de elegir un gobierno que lleve a cabo las demandas del movimiento obrero, cancelando la depredadora deuda y estableciendo una economía socialista democráticamente planificada.

Basándose de forma militante en este programa y objetivos, el KKE, SYRIZA y las fuerzas de PASKE implicadas en la lucha que repudian la dirección del PASOK y el gobierno, deberían establecer un frente único.

  • ¡Uno ha muerto pero millones siguen en marcha!
  • ¡Una huelga política general total es nuestra respuesta a  la violencia asesina del Estado y las maniobras del gobierno!
  • ¡Las direcciones de la Izquierda deberían ofrecer una solución y tomar el poder!
  • ¡Por la unidad de la izquierda en la lucha!
  • ¡Luchemos por un gobierno de la Izquierda con un programa socialista!
  • La muerte del compañeo caído debe ser vengada por millones en las calles
Fecha: 

20 de octubre de 2011

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *