En la antigua Roma, cuando las cosas se ponían un poco peliagudas, el Emperador se gastaba un dineral en toda una serie de juegos que incluían gladiadores, batallas simuladas, leones devoradores de Cristianos y otras diversiones para toda la familia.

En la antigua Roma, cuando las cosas se ponían un poco peliagudas, el Emperador se gastaba un dineral en toda una serie de juegos que incluían gladiadores, batallas simuladas, leones devoradores de Cristianos y otras diversiones para toda la familia. La idea era distraer a la gente de las realidades de la vida y mantenerlos felices, por lo menos hasta que los Godos llegaban en su invasión anual de pillaje, saqueo y violación. Hoy en día, semejante carnicería no es posible –incluso en Factor X–, así que tenemos la siguiente mejor cosa: otra boda real.

A principios de la década de 1980, se hicieron todos los esfuerzos posibles para mantener las mentes de la gente centradas en el tema principal –el matrimonio de Carlos con Lady Di– en lugar de pensar en el aumento de los niveles de desempleo, los motines en Brixton y así sucesivamente. ¡Hasta nos iban a dar un día libre para el gran día! Ahora, el Primer Ministro Cameron está esperando una repetición de lo mismo a raíz del conveniente anuncio del próximo matrimonio del príncipe William con una tal Kate Middleton. Los periódicos estan preocupados de que la señorita Middleton pudiera haber sido una elección inadecuada porque su madre utilizó la palabra “retrete” en público. Sin embargo, dado que no se disponía de princesas de importancia mayor, debido a que todas tienen aspecto de caballo, se tomó la decisión de aceptar a la plebeya Katie. Incluso parece probable que el día feliz coincida con la próxima primavera, cuando los recortes comiencen a golpear y cientos de miles vayan de cabeza a visitar la oficina de desempleo [Efectivamente, desde la publicación de este artículo en versión inglesa, la boda ha sido anunciada para el 29 de abril de 2011].

William Windsor es un soldado a tiempo parcial que pertenece a una familia que vive en varias viviendas de gran tamaño propiedad del ayuntamiento en el centro de Londres, en Windsor y en Escocia. Su padre, Charlie, que habla a las plantas, no tiene trabajo fijo y vive de subsidios del Estado. De hecho, toda la familia parece estar dependiendo de subsidios del Estado a largo plazo y sin indicios de que esto cambie. Hasta el momento, no se ha intentado conseguirles trabajos de baja remuneración en Tesco’s o McDonald’s para que puedan adquirir experiencia laboral. El tío Andrew se encuentra actualmente en una vida totalmente exenta de trabajo, lo cual está muy bien porque su ex-esposa "Fergie" ha estado tratando de venderlo en el mercado abierto. Harry, el hermano de William, también ha aceptado trabajo como soldado a tiempo parcial y como imitador de Hitler –esto último, tenemos entendido, muy útil en las fiestas–. Su abuela la "Reinita" se ha incorporado recientemente a Harry en esta línea de trabajo al convertirse en una imitadora de Helen Mirren, pero se le ha advertido de no recrear sus primeros roles por razones de buen gusto. Su abuelo el "Duque" ha tratado de trabajar teniendo encuentros con extranjeros y ofendiéndolos. Esto no ha resultado muy popular en la oficina de Asuntos Exteriores.

Todo esto sería muy divertido si no fuera por el hecho de que la Reina y sus sucesores se supone que gobiernan sobre nosotros. No olvidemos que estamos hablando del servicio civil, el ejército, la policía y, por supuesto, el gobierno de Su Majestad. Esto podría sonar a un simple tecnicismo, pero en un momento de grave crisis es un tecnicismo que la clase dominante podría invocar. Es por eso que nosotros abogamos por la abolición de la Familia Real y todos sus parásitos adláteres.

Durante los próximos meses los medios de comunicación van a estar llenos de esta basura. Sin duda, historias importantes acerca de los recortes, la guerra, los ataques del gobierno de coalición a los desempleados, etc., tendrán que ceder paso para dar cabida a todo esto. ¡Debemos decir que no! Esta boda le costará al Estado millones de libras y, sin embargo, nosotros tenemos que enfrentarnos a recortes. ¡Que pasen por la oficina más cercana del Registro Civil como el resto de nosotros! Tal y como están las cosas, su futuro parece mucho más halagüeño que el de la mayoría de los recién casados, ya que el gobierno se ha propuesto hacer pagar a las masas por la codicia y el derroche del sistema capitalista y su ejército de banqueros de inflados pluses.

Fuente: Socialist Appeal (Gran Bretaña)

News Reporter

Deja un comentario