29 enero, 2020

Bukele y el libre ejercicio del periodismo en El Salvador

En los últimos meses el medio periodístico salvadoreño se ha visto afectado por restricciones en la libertad de prensa y casos de acoso sexual que han salido a la luz, situaciones que hacen repensar que tipo de garantías tienen los profesionales del periodismo y por supuesto a que intereses políticos y económicos se ven sometidos desde sus lugares de trabajo.

Analicemos en primer lugar las restricciones que los periodistas han enfrentado desde el inicio de la gestión del actual presidente de la República. La Mesa de Protección a Periodistas hizo un llamamiento al mandatario a crear una política de comunicación integral y apoyar la propuesta de ley presentada por el gremio a la Asamblea Legislativa; debido a que Bukele ha tenido la practica de restringir el acceso a ciertos medios y a condicionar las preguntas de los periodistas, por tal razón el llamamiento también incluía  a respetar la libertad de prensa y el derecho de información de la población salvadoreña. Hasta la fecha no hay claridad de que la Asamblea Legislativa esté revisando el anteproyecto de ley, presentado por APES (Asociación de Periodistas de El Salvador) el pasado 23 octubre del 2018. Un ejemplo de los ataques que sufre el libre ejercicio de informar actualmente fue durante el anuncio de la creación de una comisión técnica para la instalación de la tan anunciada Comisión Internacional contra la Impunidad (CICIES), se impidió el ingreso a periodistas de dos medios digitales (que el gobierno actual considera hostiles) y sólo se permitieron dos preguntas a los medios presentes.  El presidente sigue una línea clara de discriminación a ciertos medios y periodistas, lo cual es una clara señal de ataque a la libertad de prensa. El mandatario se ha negado a hacer públicos convenios firmados con el gobierno de Estados Unidos en materia de seguridad pública y migración. Es una total ironía que el gobierno no haya revelado los criterios técnicos y otros detalles del convenio con la Organización de Estados Americanos (OEA) para instalar la CICIES.

Está de más señalar que dichas acciones marcan un grave retroceso en materia de libertad de prensa y acceso a la información, a esto hay que sumarle la ausencia de los funcionarios del Ejecutivo en medios de comunicación alternativos, en la mayoría de los casos se inclinan a brindar entrevistas y declaraciones a la Telecorporación Salvadoreña (TCS) la cual es financiada y manejada al antojo de la derecha. No es una sorpresa entonces que la asignación de pauta publicitaria de casa presidencial haya sido asignada a los canales de TCS,  el monto asignado por la secretaría de comunicaciones de la presidencia al referido grupo televisivo, en los meses de junio y julio del 2019 fue: $193,049.86. Cabe destacar que para el 2020 Bukele asigno 22 millones del Presupuesto General de la Nación para publicidad, esto significa un aumento cerca de los 10 millones, mientras que ha dejado de lado aumento para dependencias de Estado como la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, la Defensoría del Consumidor, entre otros. Según información obtenida por la Red Informativa de ARPAS, el monto asignado a TCS supera con creces al otorgado al resto de las principales empresas televisivas: es casi cuatro veces el monto asignado a Megavisión ($52,048.00), casi cinco veces el de TECNOVISIÓN ($40,286.24) y también cinco veces el monto de RSM ($39,312.32). Dicha acción además de confirmar el enorme favoritismo hacia TCS y la discriminación o trato diferenciado a otros medios, muestra claramente el carácter excluyente de la política publicitaria de casa presidencial.  En relación a radios comunitarias, la Asociación de Radiodifusión Participativa de El Salvador (ARPAS) recibió, en esos dos meses, únicamente $846.60, monto que representa el 0.15% del total. La red que aglutina a 20 radios alternativas recibió, incluso, menos que Radio Visión, una estación evangélica local de Ahuachapán que pautó $922.00.1   

Es importante destacar como estas acciones van en detrimento de fortalecer el proceso democrático del país, proceso democrático del cual los gobiernos burgueses se jactan de no violentar mientras critican acciones de otros países como Venezuela a los que llaman dictaduras, ¿acaso el favorecer a medios y discriminar a otros no es una acción dictatorial? Con estas acciones la pauta publicitaria se convierte en un canal de propaganda en el sentido personal, de los funcionarios de turno, y no en una manera de informar lo que hacen las instituciones, esto responde a un interés de sesgar la opinión pública, ya que al manipular de esta forma la pauta publicitaria se busca mantener altos índices de aprobación entre la ciudadanía y eso solo se logra reduciendo la cantidad de información de la gestión del gobierno  y aumentando la propaganda positiva, comportamiento muy naturalizado por el gobierno de Bukele.

Para evitar estas prácticas en los gobiernos la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) establece que:  La pauta publicitaria oficial debe distribuirse con criterios de transparencia y equidad en todos los medios de comunicación, independiente de su política informativa y línea editorial. En sus “Principios sobre regulación de la publicidad oficial y libertad de expresión”, aprobados en el año 2012, la CIDH señala que “la asignación arbitraria y discriminatoria de la publicidad oficial constituye un mecanismo de censura indirecta”, prohibidos en el Artículo 13.3 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.2

Para una correcta asignación de la pauta publicitaria, la CIDH mandata a los Estados a implementar políticas que incluya los siguientes elementos: Planificación adecuada, mecanismos de contratación, transparencia y acceso a la información, control externo de la asignación publicitaria, pluralismo informativo y publicidad oficial.3

Por otro lado, una situación que sacudió fuertemente al ámbito periodístico nacional, fue cuando en noviembre del año pasado se hicieron públicas unas denuncias de acoso sexual, perpetradas por  el exdirector de noticias Megavisión, Roberto Hugo Preza; el 15 de noviembre, la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) exigió a la fiscalía investigar de oficio los casos; la Unidad especializada de Atención a la Mujer de la Fiscalía abrió un expediente de investigación, de oficio, en contra de Preza por los delitos de acoso sexual y expresiones de violencia. Ese mismo día, Grupo Megavisión informó que suspendía “temporalmente” el contrato del periodista, mientras el caso se esclarecía.

Este caso vuelve a poner en la palestra la necesidad de que los medios de comunicación generen políticas de género y protocolos de actuación ante casos de acoso sexual, ya que debido a la falta de este tipo de instrumentos los casos que ocurren no son denunciados, ya que las víctimas o testigos no saben a quién acudir o cómo denunciar o incluso que no saben cómo identificar casos de violencia psicológica, simbólica o sexual.

Un diagnóstico sobre el Entorno de Trabajo de las Mujeres periodistas y Comunicadoras Sociales en El Salvador, presentado en 2018 por la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) e Internews detalló que 9 de cada 10 encuestadas dijo que “existen prácticas que discriminan a las periodistas al interior de los medios de comunicación”. Además, 96.15 % señaló que existen problemas de acoso sexual al interior de sus trabajos. “El panorama tampoco es alentador para las periodistas en función de su trabajo de campo, el 100 % de las encuestadas señaló ser víctimas de expresiones de acoso sexual durante sus coberturas, de las cuales el 65.39% provienen de sus fuentes informativas”, se expuso en el informe.4

Es imperante que leyes como la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres (LEIV) se conozcan y se apliquen al interior de los medios de comunicación; la denuncia es la herramienta más importante contra el acoso sexual ya que expone al agresor y alienta a que haya cero tolerancia en todos los niveles y en todas las organizaciones.

Con respecto al caso el mandatario Nayib Bukele no se ha pronunciado en twiter, como tiene por estilo hacerlo, ha guardado completo silencio y no ha emitido denuncia alguna por el referido caso. Sera que este tema carece de importancia o será que el señor presidente no tiene la más mínima intención de luchar contra el acoso sexual en el periodo de su gestión del gobierno

Fuentes:

  1. https://arpas.org.sv/2019/09/bukele-entrega-pauta-publicitaria-a-los-mismos-medios-de-siempre-tcs-recibe-la-mayor-tajada/
  2. Principios sobre regulación de la publicidad oficial y libertad de expresión, Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humano, 2012, pagina 22.
  3. Principios sobre regulación de la publicidad oficial y libertad de expresión, Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humano, 2012, página 17.
  4. Diagnóstico sobre el entorno de trabajo de las mujeres periodistas y comunicadoras sociales en el salvador. Informe 2018 PDDH e Interviews, pagina de la 15 a la 23.