20 julio, 2014

¡Alto al ataque criminal en Gaza!

Ayer, el ejército israelí emprendió una ofensiva terrestre en Gaza. Los periodistas sobre el terreno han descrito las etapas iniciales de la invasión de territorios, relatando escenas de terror de  cómo Gaza es batida por los tanques, cañones, los ataques aéreos y los misiles lanzados desde buques de guerra israelíes frente a la costa. Las fuerzas israelíes están bombardeando Gaza desde el aire, mar y tierra.

Ayer, el ejército israelí emprendió una ofensiva terrestre en Gaza. Los periodistas sobre el terreno han descrito las etapas iniciales de la invasión de territorios, relatando escenas de terror de  cómo Gaza es batida por los tanques, cañones, los ataques aéreos y los misiles lanzados desde buques de guerra israelíes frente a la costa. Las fuerzas israelíes están bombardeando Gaza desde el aire, mar y tierra.

El gobierno israelí está pretendiendo golpear sólo "objetivos militares". Sin embargo, los hechos muestran un panorama mucho más espantoso. Según informes de prensa, en general, en torno al 80% de los muertos hasta el momento no han sido militares, sino civiles, y de ellos al menos un tercio son niños. La agencia de noticias AFP informó que el fuego de un tanque israelí mató a un bebé de cinco meses de edad, en Rafah, en el sur de Gaza, esta mañana temprano. El Dr.  Basman Ashi, director del hospital Al-Wafa en Gaza, es citado por la ABC News y expresó: "Están destruyendo el hospital", y dijo que había recibido una llamada telefónica de los militares israelíes con la orden de desalojar.

En algunos casos las familias palestinas han recibido llamadas telefónicas de militares israelíes en las  que les da cinco minutos para salir de sus casas. Los últimos informes de anoche demuestran que a barrios enteros y  aldeas se le ordena evacuar en  un plazo muy corto. El mundo ha visto las imágenes de niños jugando en una playa y luego  ser bombardeados y despedazados por los buques de guerra israelíes, de familias enteras que son destruidas, de hombres, mujeres y niños en dolor absoluto por la pérdida de sus seres queridos. ¡Y todo esto se hace en nombre de la "paz"!

La Corriente Marxista Internacional se mantiene en total solidaridad con el pueblo palestino, ya que sufren otro ataque brutal por las fuerzas armadas israelíes y rechaza todas las excusas vertidas por el gobierno de Netanyahu en un intento de justificar la muerte y la destrucción que están causando.

¡Las víctimas aquí son los palestinos! Al describir la situación en Gaza hoy, Jonathan Whittall, jefe de análisis humanitario de Médicos Sin Fronteras (MSF) ha declarado que:

"Toda una población está atrapada en lo que es esencialmente una prisión al aire libre. No pueden salir y sólo los suministros más limitados – esenciales para la supervivencia básica – se les permite entrar. La población de la prisión ha elegido representantes y ha organizado los servicios sociales. Algunos de los prisioneros se han organizado en grupos armados y  se resisten a su detención indefinida lanzando cohetes sobre el muro de la prisión. Sin embargo, los guardias de la prisión son los que tienen la capacidad para poner en marcha y a gran escala ataques de alto poder destructivo en esta prisión al aire libre ".

 

Esto describe muy bien la situación real. Lo que tenemos aquí es una máquina de guerra muy poderosa que ataca lo que equivale a una población indefensa de cerca de dos millones de palestinos, encarcelados en una franja de tierra de 500 kilómetros cuadrados.

 Antes de que el ejército israelí entrara en Gaza, alrededor de 250 palestinos han sido asesinados en los atentados de los últimos diez días, mientras que sólo un israelí había sido reportado como muerto. Esto pone de relieve la enorme desproporción de fuerzas armadas a disposición del ejército israelí en comparación con lo que Hamas ha construido en Gaza. Ahora que las tropas han entrado, muchos más palestinos serán asesinados.

El cinismo de Netanyahu

Netanyahu afirma que el objetivo es destruir túneles subterráneos desde Gaza hacia Israel. "La Operación Margen Protector continuará hasta lograr su objetivo – para restaurar la calma y la seguridad a los israelíes durante el tiempo por venir, mientras se perjudica significativamente la infraestructura de Hamas y otros grupos terroristas en la Franja de Gaza", ha declarado oficialmente el gobierno de Israel.

Esto significa una espiral interminable de conflictos, que implica la matanza de cientos de miles de palestinos. ¿Cómo puede ser esto "restaurar la calma y la seguridad" para el pueblo de Israel? Por el contrario, con la matanza llevada a cabo por las fuerzas israelíes se enfurecerá a otra generación de jóvenes palestinos. Se radicaliza aún más la situación y prepara una nueva generación de palestinos que se alistarán  para luchar con todos los medios posibles contra el odiado monstruo sionista que está destruyendo sus hogares y familias, que está descuartizando inocentes, hombres, mujeres y niños.

La hipocresía del imperialismo

En su ataque, sin embargo, el gobierno israelí puede contar siempre con la hipocresía y el derramamiento de lágrimas de cocodrilo  de los imperialistas. La portavoz del Departamento de Estado Jen Psaki ha condenado públicamente los "ataques indiscriminados con cohetes de Hamas", y ha afirmado apoyo de EE.UU. para el derecho de Israel a defenderse. Luego añadió: "Seguimos instando a todas las partes a hacer todo lo posible para proteger a los civiles. Se nos ha roto el corazón por el alto número de víctimas civiles en Gaza". La Unión Europea "lamenta profundamente la pérdida de vidas inocente en Gaza”, pero luego agrega que" Israel tiene el derecho de proteger a su población”. Esta es la hipocresía habitual del imperialismo cada vez que Israel ataca a los palestinos.

El hecho es que Netanyahu sin el imperialismo de los EE.UU. que suministra a Israel el apoyo político y militar a gran escala no sería la fuerza que es. La razón de esto es que a pesar de todo, Israel sigue siendo el aliado más cercano del imperialismo de EE.UU. en la región. Por lo tanto ante cualquier diferencia que puedan tener sobre la forma de gestionar la situación de inestabilidad en el Medio Oriente, los EE.UU. y la UE siempre se inclinarán al lado de Israel.

Crisis en Israel

Todo esto comenzó con el secuestro y posterior asesinato de tres jóvenes israelíes. Inmediatamente los medios israelíes comenzaron una campaña masiva para crear el estado de ánimo nacional que se requiere en favor de la guerra, pero las verdaderas razones de este último ataque contra Gaza están se encuentran otra parte. Israel ha estado viviendo una crisis socio-económica internamente.

Al igual que en todos los demás países capitalistas, el gobierno de Netanyahu ha estado imponiendo medidas de austeridad, que también se han encontrado con la insatisfacción masiva y la oposición. Con el fin de continuar con sus ataques contra el bienestar social, el gobierno se ha visto obligado a apoyarse en más y más elementos del ala derecha apoyándose los  unos sobre otros para inclinarse  más hacia la derecha y para azuzar el chovinismo nacional tanto como sea posible para desviar el la atención de los trabajadores israelíes normales de los verdaderos problemas que se enfrentan en casa.

Esto requiere de la ilusión de que  los palestinos son el enemigo común que debe ser aplastado. Es un intento por detener la creciente división de clases en el propio Israel. Eso explica por qué los intentos del gobierno de Netanyahu de desviar la atención  y las contradicciones sociales dentro de Israel hacia la destrucción de la resistencia palestina han alcanzado tales niveles de barbarie.

La verdad es que a pesar de la propaganda de guerra de Netanyahu, una gran parte de la población israelí ve los partidos de extrema derecha como bárbaros. En realidad, hay una polarización subyacente que tiene lugar dentro de Israel. Una reciente encuesta de la Knesset Channel ha puesto de manifiesto que tanto el Partido Laborista y Meretz están ganando apoyo entre el electorado, y las encuestas en general muestran que una mayoría de la población está a favor del desmantelamiento de los asentamientos y poner fin a la ocupación del territorio palestino.

Divide y vencerás

Otro objetivo de Netanyahu es romper las conversaciones de reconciliación entre Hamas y Fatah y provocar un colapso del gobierno palestino. De hecho, tanto Hamas en Gaza y Fatah en Cisjordania se han enfrentado a una creciente oposición, así como las protestas masivas que surgieron también en la estela de la Primavera Árabe. Eso explica por qué tanto los líderes de Hamas y Fatah estaban tratando de llegar a un acuerdo sobre la administración de los territorios palestinos. Para la clase dominante israelí, siempre y cuando haya dos entidades palestinas separadas, pueden afirmar que los palestinos no están unidos, y por lo tanto no hay nadie con quien negociar.

La élite dirigente sionista de Israel no tiene intención de conceder al pueblo palestino un estado genuino propio. De hecho continúan con la lógica de invadir el territorio palestino, la ampliación de los asentamientos y la separación de las zonas habitadas por los palestinos  que ascienden a bantustanes o pequeños territorios, separadas unas de otras y rodeadas por el estado de Israel y sus fuerzas armadas.

Cómo salir del impase

El pueblo palestino tiene derecho a una patria, y mientras esto no se logre el conflicto continuará. La clase dominante sionista de Israel, sin embargo, nunca les otorgará una verdadera patria a los palestinos. Es por eso que deben ser derrocados. Para que eso suceda, la sociedad israelí necesita ser dividida en líneas de clase.

La misma clase dominante que oprime a los palestinos también está atacando a los niveles de vida de los trabajadores israelíes. Con el fin de luchar contra estos ataques a la clase obrera israelí debe luchar contra su propia clase dominante, lo que significa también oponerse a su política exterior y la defensa de los derechos de los palestinos.

La lucha de clases en ambos lados es el único camino que ofrece una solución, una lucha que se basa en el fin del régimen sionista y el establecimiento de un estado que otorga iguales derechos tanto a los judíos como a  palestinos. Sin embargo, esto sólo será posible en un estado que es controlado por los trabajadores, tanto judíos como palestinos y eso significa un estado socialista donde no hay clase dirigente privilegiada en el poder.