2 octubre, 2013

Los paros en el sistema de salud: callejón sin salida para las reformas en tiempos de crisis del capitalismo

Existe el planteamiento enfermizo de tildar toda lucha de empleados gubernamentales como un acto político de la derecha, o de sus elementos incrustados en  los ministerios del gobierno, algo que no es del todo falso, pues para nadie es un secreto de la existencia de estos elementos que en buena medida están ahí para obstaculizar los proyectos sociales del gobierno actual.

Existe el planteamiento enfermizo de tildar toda lucha de empleados gubernamentales como un acto político de la derecha, o de sus elementos incrustados en  los ministerios del gobierno, algo que no es del todo falso, pues para nadie es un secreto de la existencia de estos elementos que en buena medida están ahí para obstaculizar los proyectos sociales del gobierno actual.

Sin embargo, no podemos atribuir cualquier reivindicación laboral en el Estado a estas personas, pues los empleados no protestasen si no existieran amenazas como la reciente suspensión del escalafón a los empleados del Ministerio de Salud (suspender el aumento salarial que por ley les corresponde), en el anteproyecto de Presupuesto general del año 2014.

El Presidente Funes dijo este sábado en su programa radial que estos recortes no son exclusivos del MINSAL (Ministerio de Salud), y que también incluyen al MINED, SECULTURA y la PNC, lo cual fue una decisión del gabinete de gobierno, es decir de los ministros del actual gobierno.

 

Esto se da en el marco del Asocio para el Crecimiento, el Fomilenio II y las presiones del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional para que el Estado salvadoreño reduzca considerablemente su gasto, es en este marco que el Ministerio de Hacienda plantea la reducción o el no aumento presupuestario para el próximo año. Es una grave contradicción que los gastos incrementen, pero el ingreso no.

 

Los demás trabajadores sobre todo deben comprender que toda lucha por mejorar las condiciones de vida es una lucha legítima, pero también alertamos de que en esta situación se mezclan elementos oportunistas y arribistas de derecha, que no precisamente estén necesitados del escalafón, más bien aprovechan la situación para desgastar al gobierno.

 

A quienes realmente urge una nivelación salarial son aquellos trabajadores que ganan el mínimo. Los trabajadores del sector privado debemos identificar que los responsables de todo este caos a través de las crisis son los capitalistas, son ellos quiénes están constantemente evadiendo y eludiendo impuestos que ponen en difícil situación las finanzas del Estado. Debemos unificarnos como trabajadores y luchar contra los verdaderos responsables de esta situación, los capitalistas.

 

Recientemente el Viceministro de Salud, Eduardo Espinoza hizo un comentario acerca de la situación del paro de labores en los hospitales, planteando la existencia de recursos en manos de los evasores y elusores de impuestos que casualmente son grandes empresarios nacionales y extranjeros que dejan de pagar más de 1000 millones de dólares al año en concepto de impuestos.

 

 

Es necesario combatir este crimen hacia el pueblo por parte del gran empresariado, sin embargo el aparato estatal encargado de eso (Ministerio de Hacienda), no tiene la capacidad de hacerlo. Pero, si apuntáramos las exigencias de mejoras laborales, hacia los culpables de la reducción presupuestaria, posiblemente, otro gallo cantaría.

 

Las luchas por los derechos de los trabajadores son justas y totalmente legitimas. Los medios de comunicación capitalistas quieren hacernos creer que los médicos y empleados de salud en huelga son los malos del cuento, quieren hacernos confrontar. Ante esto, hacemos un llamado a la unidad de los sindicatos y el FMLN, para movilizarnos y obligar a los evasores y deudores de impuestos que paguen lo que deben al Estado.

 

¡Ante la campaña mediática de la derecha: Unidad Popular!

¡Por el pago de impuestos por parte de los grandes empresarios!

¡Mejoras laborales y salariales a los empleados públicos Ya!