5 febrero, 2016

La incógnita de la muerte de Flores, ¡basta de show, exigimos justicia!

La muerte del ex presidente de la República Francisco Flores, el primer involucrado en el robo de 15 millones del país procedentes de Taiwán ha dejado muchas preguntas y pocas respuestas. Los grandes medios de comunicación se han lanzado en una cruzada para limpiar la deteriorada imagen del partido de la oligarquía a pesar que precisamente ahora se ve más sucia que nunca.

La muerte del ex presidente de la República Francisco Flores, el primer involucrado en el robo de 15 millones del país procedentes de Taiwán ha dejado muchas preguntas y pocas respuestas. Los grandes medios de comunicación se han lanzado en una cruzada para limpiar la deteriorada imagen del partido de la oligarquía a pesar que precisamente ahora se ve más sucia que nunca.

Al pueblo salvadoreños se nos ha ocultado mucha información respecto a la presunta muerte, esto ha dado paso a la elaboración de diversas hipótesis, desde el momento en que Flores era buscado y no lo encontraban deja entrever la osadía de este sujeto, apoyado en el corrupto sistema judicial, la burguesía sabe que la muerte de Flores es algo de alivio para ellos, debido a que la presión que llevaba sobre sus hombros podía implicar el desahucio y comenzar a decir los nombres específicos de los destinatarios.

Muchos hemos dudado sobre la muerte de Flores por muchas razones. Medicina Legal desde el principio de su enfermedad pareció encubrirlo, lo que más llama la atención que los chequeos médicos cuando se agravaba no indicaron una complejidad, si bien es cierto los derrames no pueden predecirse cuando ocurrirán, pero era de esperar que el estrés acumulado terminara en algo como un derrame por lo mismo debieron de dar un medicamento que contrarrestara. Pero el punto nodal del asunto no se encuentra ahí, podríamos decir todo fue tan rápido, pero para nadie es desconocido el poder económico que posee la burguesía, pudieron elaborar esto con mucha facilidad, a parte el que apareciera Flores presentándose como un valiente luego de ser buscado mundialmente por una difusión roja de la INTERPOL hace que podamos deducir que ellos ya tenían preparada la “escapada olímpica”. Lo que deja más dudas es la forma de los preparativos del funeral, solo “eminencias” del partido ARENA se presentaron, la familia dijo que no querían que le dieran una despedida con honores de parte del Estado salvadoreño, además Medicina Legal no realizó ninguna autopsia. Creo que si no dudáramos podríamos decir que todos estamos ciegos, los hechos hablan por sí solos. Otra anomalía es que decidieron cremar el cadáver, ¿por qué?, sencillo, si vuelven a surgir dudas sobre esto, solo se necesitan pruebas de ADN para confirmar la veracidad de si el cuerpo pertenecía a Flores, al ser cremado dicho procedimiento ya no puede ser corroborado. Esta sería la primer hipótesis de como ARENA en una alianza con la familia Flores estructuraron un plan “perfecto”, a modo que Flores quedara libre no dejando cabos sueltos para próximas investigaciones y así todos contentos, pero no dejar cabos sueltos, eso no es del todo cierto, por eso al comenzar este articulo fui enfático en que quedaron más dudas que respuestas, las declaraciones del hijo de Flores han sacudido a la sociedad salvadoreña, acusa directamente al partido ARENA de ser los destinatarios, y no solo eso, menciona que dicho partido no representó a su padre, ni a él. El chico es valiente, podríamos pensar, pero sería incorrecto pensar esto, lo que este chico demuestra es revanchismo y nada más.

La cuestión de todas las conjeturas mencionadas, radica en quien tuvo la culpa de esto, es decir quien permitió que se diera esta injusticia, no podemos decir “que muerto el perro se acabó la rabia”, comenzaremos diciendo que no existió una línea de defensa que estuviera pendiente de las anomalías, la querella lucho contra corriente, el sistema judicial mostro su descaro al protegerlo y no proceder como manda la ley, la clase trabajadora no se manifestó por justicia que hubiera sido lo más adecuado, lo que ahora queda es estar atento y no permitir que los medios de comunicación despisten nuestra atención de este caso, que puede quedar como el más descarado de la historia.

Jorge Velado declaró que ARENA jamás negó que el dinero llegara a sus arcas, la pregunta del millón si llego el dinero que lo hicieron, es obvio que ARENA jamás aceptara que son unos parásitos que viven de la riqueza que produce la clase trabajadora, las últimas declaraciones de miembros del partido revelaron que ese dinero había llegado a Elías Antonio Saca, eso me lo esperaba, ya habían tratado de ensuciar a Saca con todo lo referente a la corrupción de ARENA, no lo estoy defendiendo, pero si en algo tuvo razón el hijo de Flores es que al que debemos apuntar es ARENA, porqué, simplemente porque en dicho partido quien llega al poder solo es un sirviente de los dirigentes de la cúpula del partido, quien es la cúpula, la oligarquía salvadoreña.

Hay que ser claros, la clase trabajadora debe estar atenta a estas declaraciones, más los trabajadores que simpatizaban con el partido ARENA, deben de avocarse al conjunto de la clase trabajadora, es obvio que se sienten decepcionados es por eso que hay que ganarlos a las filas del marxismo, este tipo de acontecimientos es común en el sistema corrupto burgués, explicándoles pacientemente como funciona este sistema desigual ellos sacarán las conclusiones correctas, si hay algo de bueno en todo este proceso, show, teatro, como queramos llamarlo, es que buena parte de la población perderá confianza en el sistema burgués y los partidarios de derecha ya no pondrá su confianza en este partido, pero ¿a dónde irán?, al FMLN, no es probable debido a la percepción que ha creado la burguesía, percepción de impotencia, lo más probable es que se ausenten del movimiento vivo de la clase trabajadora, eso si no es bueno lo primordial es explicar a los trabajadores como funciona el partido ARENA, que jamás dejará de funcionar así, cambiará de forma pero no de contenido. La clase trabajadora debe de sacar conclusiones, si nos equivocamos en esta ocasión por no exigir justicia, debemos de estar atentos a lo que se avecina, no permitir que este caso quede en la impunidad, el FMLN debe de pronunciarse como el partido que representa nuestros intereses, ser los más atentos ante este caso que puede quedar sin castigo, cuantas personas tenían una fe inquebrantable en el partido ARENA, muchos aun la tienen, pero existe una porción que ya no. Apoyémonos en los que ya no confían y exijamos justicia.

Es complejo como lo dije con anterioridad todo este asunto, las dudas persistirán. Pero no podemos quedarnos como lo que dice la biblia “el que sin ver cree, es bienaventurado”, no, exigimos ver, pondré el ejemplo de la muerte de Shafick Handal, cuando el murió la misa fue de cuerpo presente y se podía ver su rostro, los medios de comunicación casi ponían la cámara en su boca. Fue un funeral abierto para el público, lo de Flores no fue así, no porque no pudieran llenar el lugar, lo más probable es porque no era conveniente para sus planes.

La imagen del partido ARENA tiene muchas complicaciones de por sí, envuelto en muchos casos de corrupción, quitarse esta mancha, será algo difícil, la historia del partido de derecha, ha sido sangrienta, es probable que no dejaran libre a Flores, es más quizás ellos lo asesinaron haciendo parecer una muerte natural, vuelvo a aclarar todo es hipotético, es difícil saber a ciencia cierta que pasó en todo este asunto, lo que podíamos saber con certeza es si murió o no, pero ya lo cremaron, nos quitaron el derecho de corroborar si alguien que le hizo tanto daño al país murió en verdad, el sistema judicial está podrido. Con lo acontecido el partido ARENA dejara de patalear por una CICIES, lo dudo mucho, buscarán la forma de encontrar un chivo expiatorio de esta forma dirán, no fue el partido el corrupto fue fulano, mengano, al buen lenguaje salvadoreño, pero ellos y solo a ellos debemos de apuntar, son los principales enemigos de la clase trabajadora, lo fueron ayer, lo son hoy, lo serán siempre.

Por ultimo dejar claro que todo lo escrito fue a manera de hipótesis, aunque las palabras de familia Flores si pueden ser corroboradas. Los destinatarios siempre fueron ARENA, no es una declaración mía, es del hijo de Flores.