11 noviembre, 2015

Hasta el Tope: 26 años después.

26 años han pasado de esa acción guerrillera denominada hasta el tope, que como su nombre lo dice consistía en llegar hasta donde ya no se pudiera avanzar,  hasta que no se encontrara ningún espacio para seguir y se llegó hasta donde no se imaginaron algunos compañeros, se tomó el control de colonias y comunidades del gran San Salvador teniendo como reacción de parte del Gobierno y su instrumento de represión un bombardeo ante la inútil posibilidad de lograr detener a las columnas guerrilleras por tierra, el bombardeo solo dejo en evidencia el desprecio y poca importancia del Estado burgués por el proletariado y ante esa macabra y demoniaca reacción las fuerzas guerrilleras avanzaron hasta toparse cara a cara con la burguesía. Columnas guerrilleras se enfilaron frente a la cara del enemigo de clase la burguesía,  solo falto un fuerte llamado a la huelga general de parte de los sindicatos y movimiento proletario para tomar el poder.

26 años han pasado de esa acción guerrillera denominada hasta el tope, que como su nombre lo dice consistía en llegar hasta donde ya no se pudiera avanzar,  hasta que no se encontrara ningún espacio para seguir y se llegó hasta donde no se imaginaron algunos compañeros, se tomó el control de colonias y comunidades del gran San Salvador teniendo como reacción de parte del Gobierno y su instrumento de represión un bombardeo ante la inútil posibilidad de lograr detener a las columnas guerrilleras por tierra, el bombardeo solo dejo en evidencia el desprecio y poca importancia del Estado burgués por el proletariado y ante esa macabra y demoniaca reacción las fuerzas guerrilleras avanzaron hasta toparse cara a cara con la burguesía. Columnas guerrilleras se enfilaron frente a la cara del enemigo de clase la burguesía,  solo falto un fuerte llamado a la huelga general de parte de los sindicatos y movimiento proletario para tomar el poder.

En los años 70 inician las primeras acciones guerrilleras aisladas que fecundaron en los 80  el inicio de  la guerra en ese momento la burguesía mantenía su firme anhelo de que la fuerza militar detendría y aniquilaría a las organizaciones guerrilleras aglutinadas en el FMLN, y precisamente el 11 de noviembre de 1989 cuando inicia la movilización de las columnas guerrilleras y se dan las primeras acciones que iban permitiendo tomar el control de colonias populosas conformadas y habitadas por trabajadores, excluidos y explotados por la burguesía y que avanzaban sin parar hasta llegar y entrar a las casas lujosas del burgués, comenzaron a dudar que la fuerza armada y el estado pudieran detener y aniquilar a las fuerzas guerrilleras, esto provoco la determinación de garantizar los acuerdos de paz.

La ofensiva hasta el tope significó una gran logística, y montaje arduo que unió a la clase trabajadora en un solo puño de lucha por la liberación de las cadenas represivas y explotadoras, en los 12 años de lucha guerrillera existió una determinante  empeño en lograr un país sin explotación, desigualdad y militarismo. El  anhelo de la clase trabajadora y el campesinado que empuñaron los fusiles con determinación y firmeza fue por  lograr una patria libre y socialista, donde la producción  estuviera bajo control de los que producen (los trabajadores) las mercancías y no del que se apropia de lo producido por el trabajador para venderle a un costo que le genere jugosas ganancias. Uno de los motivos por que se tomaron las armas era la insoportable represión militar que fue derrotada.

Hoy en día, aún tareas pendientes de cumplir, la burguesía sigue explotando y manteniendo con salarios miserables a los trabajadores, la mujeres tienen que seguir soportando el maltrato y desigualdad salarial, y la juventud sumergida en la putrefacción  del capitalismo que le empuja a una sociedad llena de explotación, miseria, desempleo y delincuencia. Horror sin fin que terminara hasta que se cumplan las tareas pendientes, y  se podrá decir hoy si hemos honrado a nuestros mártires.

A los 26 años de la Ofensiva,  el FMLN tiene el estado en sus manos, una representación en los 262 municipios del país, goza de diputados, se convirtió de una fuerza guerrillera (que en los ochenta nació por la unificación de 5 guerrillas PCS, FPL-FM, ERP, RN, PRTC) a un partido político que tiene en sus manos la posibilidad de impulsar la patria socialista por los que muchos compañeros y compañeras dieron sus vidas.

Esta fecha no solo debe servir para ir a dejar unas ofrendas al cementerio sino declarar una lucha firme y sin titubeo en contra de la burguesía.

¡Compañeros caídos en la lucha, hasta la victoria siempre!

¡Honrar a nuestros mártires, con una patria socialista!