Es evidente que la derecha con sus comunicados ha sacado tajada política de la situación y no sería morboso creer que incluso que tienen participación en la acción. El mismo presidente Funes acuso a ARENA de querer sacar ventaja. Por tres días los jefes de varias gremiales del transporte detuvieron sus automotores por amenazas y volantes que se habrían distribuido entre los motoristas. En estos les decían que no sacaran las unidades de transporte porque si no iban a morir. Además un sacerdote que trabaja con ONG’s en el país que buscan reinsertarlos dio un par de conferencias donde leía un comunicado hecho por las pandillas donde sumaban lo que prácticamente era un programa político. Lo cual deja más dudas de su acción independiente. Lo cierto es que han sido unas semanas intensas pues también el tema del narcotráfico y la corrupción ha tenido un espacio.


En el último periodo en nuestro país y en la región las familias han estado en medio de una situación de violencia cruel que no ha respetado edad y que ha afectado directamente a los desposeídos, incluso a niños y niñas que se han mezclado en este remolino de asesinatos, desapariciones, decapitaciones, extorsiones, etc. Debemos decir con claridad que este es un problema heredado no solo de los gobiernos anteriores de ARENA sino del sistema capitalista y su degeneración y decadencia. El fenómeno de las maras lleva más de una década y las políticas represivas no darán la solución.

Una visión dialéctica de la violencia
Es una cuestión mediática e intencional el ver a los delincuentes en general como resultado de su libre albedrio, para el marxismo creer que un fenómeno natural o social está aislado de todo su entorno es totalmente incorrecto. La vida es un proceso de acción y reacción y nuevamente esta reacción se vuelve en la acción para otros fenómenos nuevos, que se dan en un espacio y nivel de desarrollo diferente al anterior. La violencia por ejemplo no se suele justificar en términos genéticos. Esta intención incluso puede dar paso a aptitudes discriminativas que solo buscan justificar la opresión de la mayoría por una minoría. Aunque los genes juegan un papel importante no son los únicos determinantes de las amplias habilidades que puede desarrollar una persona aunque en escancia los seres humanos somos iguales en un 99.99% y tenemos biológicamente prácticamente los mimos potenciales. Las acciones de un individuo no son del todo libres ni dependen solamente de sus genes y como están constituidos, necesitan que se den todo un cumulo de situaciones, de condiciones ambientales y sociales para tener y jugar un espacio en la sociedad. Aunque sea negativo.
Un punto de partida de la actual situación de violencia es difícil de determinar, lo cierto es que fenómenos como la violencia de la post-guerra de El Salvador, así como la desintegración familiar por la migración han jugado un gran papel en su ascenso. También la exclusión productiva, es decir un ocio forzado por el gran desempleo que afecta duramente a la juventud, en una economía dependiente y parasitaria como la que ha creado la burguesía salvadoreña. Ahora las pandillas han crecido y tienen una dinámica propia, ya no responden a las necesidades de las que surgen pero expresan ese sistema decadente que les dio posibilidad de desarrollarse.
Este reflejo se da en todas las capas de la sociedad, los intelectuales y muchos periodistas tienen una visión pesimista del futuro así como una visión formal de resolver los problemas: “todos a la cárcel; pero no toquen las raíz del problema: la propiedad privada y su resultante social de exclusión“.
Un joven es rebelde, pero de eso a que diga que la vida no vale nada hay un gran trecho. Tendencias de este tipo se han dejado ver.

La derecha y el paro
Es evidente que la derecha con sus comunicados ha sacado tajada política de la situación y no sería morboso creer que incluso que tienen participación en la acción. El mismo presidente Funes acuso a ARENA de querer sacar ventaja. Por tres días los jefes de varias gremiales del transporte detuvieron sus automotores por amenazas y volantes que se habrían distribuido entre los motoristas. En estos les decían que no sacaran las unidades de transporte porque si no iban a morir. Además un sacerdote que trabaja con ONG’s en el país que buscan reinsertarlos dio un par de conferencias donde leía un comunicado hecho por las pandillas donde sumaban lo que prácticamente era un programa político. Lo cual deja más dudas de su acción independiente. Lo cierto es que han sido unas semanas intensas pues también el tema del narcotráfico y la corrupción ha tenido un espacio.
En dos lugares distintos, pero conectados por informantes, la policía ha encontrado hasta el momento un total de cuatro barriles que contenían poco más de 14.5 millones de dólares (también había euros, el total esta expresado en dólares). Además se ha puesto una multa de 3.2 millones de dólares al ex ministro de obras públicas por incumplir una demanda que debía realizar a la empresa constructora que debía terminar la calle Diego de Holguín pero la dejó construida en un 40% generando ahora mas costos para construirla. Ahora mismo se está investigando de quien son las fincas donde se ha encontrado el dinero en barriles. En general es obvio que este es un paro que busca desestabilizar al primer gobierno de izquierda, es como el paro petrolero en Venezuela, un intento de sabotear al gobierno.

Por comités de seguridad comunales
En el parlamento se aprobó la ley de proscripción de pandillas, es por esta ley que supuestamente las pandillas impusieron el paro. Acá se busca criminalizar el solo hecho de pertenecer a la pandilla, es decir convertir a delito la pertenencia. Lo cierto es que tantas leyes no llegan a la raíz del problema. Según un conteo publicado en La Prensa Grafica el 11 de septiembre, en 13 años el código penal ha tenido ya las 200 reformas. Lo que en realidad se necesita es que ante la inseguridad, los barrios y centros de trabajo puedan tener su propio comité de seguridad, estos debe estar elegido desde asambleas eligiendo a compañeros dignos de confianza de la comunidad a los que se les puede dar un ingreso digno para vivir, estos comités debe tener la potestad de ejercer la ley de la mayoría.
Además se debe luchar por un programa socialista, por una economía en la que se reparta el trabajo entre las manos que por el desempleo se encuentran ociosas. Así como un programa de obras públicas que siente las bases materiales de una sociedad mejor, donde las ciencias, el deporte, el arte, etc. Expresen sean accesibles a los obreros jóvenes y campesinos y no solo a la burguesía en decadencia. Condenamos el paro como una provocación y animamos a luchar por cambiar de raíz este problema que solo es posible garantizando empleo, recreación, salarios dignos, educación y en general una vida digna a todos los jóvenes y población en general, esto no es posible con el estado actual de las cosas donde una minoría se privilegia de la pobreza del pueblo salvadoreño.
Necesitamos una economía que ayude a superar estos males y solo es posible si hay una planificación consiente en este sentido. Pero no puedes planificar algo que no controlas y que además esta al servició de la oligarquía y el imperialismo, por eso se requiere expropiar la banca, la industria y la tierra para poder planificar la economía, por eso la lucha contra la violencia imperante en el país es también una lucha por el socialismo.

16 de septiembre de 2010

Deja un comentario

Check Also

No más violencia contra la mujer en El Salvador

“Hombres y mujeres somos iguales, ¿por qué tiene que haber un Día Internacional de la Elim…