Internacional - Mundo Obrero - 12 septiembre, 2019

Desde Honduras repudiamos el duro golpe al sindicato del Seguro Social en El Salvador

Declaración de la Izquierda Marxista Honduras

El Sindicado de Trabajadores del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (STISSS) ha recibido un duro golpe cuando el Ministerio de Trabajo arremetió con un intento de diluir su junta directiva notificando la disolución de la misma, ante tal golpe los trabajadores han expresado que las medidas son parte de un vil plan que tiene como objetivo inmovilizar al movimiento sindical del ISSS para luego impulsar privatizaciones en el interior de dicha institución.

El STISSS expresó que el Ministerio de Trabajo llevo a cabo una asamblea extraordinaria en las que eligieron nuevas autoridades para el sindicato esto resulta una ilegitima y grave acción que descubren la cara real de los ministros de Bukele y que demuestra que cuando la burguesía da órdenes el Estado hace todo lo que este a su alcance aun si eso significa golpear a los que lo votaron.

En nuestro territorio el Estado en conjunto con la burguesía elaboraron un plan estratégico para privatizar la energía eléctrica, hoy el sistema está en manos de empresas extranjeras y las facturas a fin de mes son puñaladas que desangran los bolsillos de los más pobres. Honduras tiene todo un historial de lucha en contra de las privatizaciones neoliberales, la experiencia de los combates por no dejar en manos de empresarios sectores importantes que le pertenecen al pueblo, ha sido muy importante, desde el año pasado se libra una fuerte lucha contra de la privatización de Instituto Hondureño de Seguridad Social, que es una institución gemela del ISSS, y también contra otros sectores como la educación misma, por increíble que suene.

Una seria advertencia de la experiencia en Honduras

Los movimientos sociales deben movilizarse lo más pronto posible, el Estado no vacilará para golpear a la clase oprimida con tal de mantener firmes sus relaciones con la burguesía. Cuando las primeras señales de la privatización de la energía eléctrica en Honduras salieron a la luz y el movimiento social no se movilizó en masa (por diferentes razones), garantizó su privatización inmediata. Este año la intención del estado era privatizar la secretaría de salud y educación, pero el movimiento de las masas acosó al gobierno y en cierta medida lo hizo retroceder, y aunque la lucha no ha terminado esto demostró el poder que poseen los oprimidos.

La clase obrera salvadoreña debe movilizarse bajo consignas enérgicas que reivindique la no disolución del sindicato de los trabajadores del ISSS y no a las privatizaciones del Seguro Social como cualquier otra institución de la clase trabajadora, la burguesía tiene un fuerte interés en que el Seguro Social se privatice, si pudieran privatizarían hasta el aire que respiramos porque sus ganancias monetarias sobrepasan por mucho los intereses de la clase trabajadora.

Los estudiantes deben estar alertas de lo que ocurra en los siguientes días luchando hombro a hombro con los sindicatos y movimientos que se generen alrededor de la lucha, el destino del Seguro Social descansa en la clase obrera salvadoreña, es la única que puede frenar esta desquiciada injerencia neoliberal que lo único que garantizará es un declive total en el sector salud que pondrá en riesgo la vida de miles de familia salvadoreñas.

Desde Honduras compartimos las mismas consignas con las que aquí seguimos luchando:

¡La salud del obrero no es negocio del burgués!

¡No a la privatización de la salud!

¡No a la disolución del STISSS!

Deja un comentario