27 mayo, 2018

Derrota electoral de MECH: por un movimiento estudiantil revolucionario

A partir de la anulación de las elecciones en la Facultad de Ciencias y Humanidades, por parte de la Asamblea General Universitaria (AGU) de la Universidad de El Salvador(UES), en las que el movimiento Estudiantil de Ciencias y Humanidades (MECH), en coalición con la Coordinadora Estudiantil de Ciencias y Humanidades (CECH) habían resultado ganadores, se decidió realizar nuevas elecciones. Para comprender esto a profundidad recomendamos leer nuestro balance, escrito en enero pasado, en el siguiente link: http://bloquepopularjuvenil.org/la-democracia-de-la-ues-anula-elecciones-en-humanidades/.

Desde entonces la coalición ACCION-UNE ha llevado a cabo políticas y campañas de agresión verbal, acoso sexual, intentos de violaciones, golpizas a estudiantes, etc., que ya han sido denunciadas en las redes sociales y no como una campaña sucia del MECH-CECH, sino como acciones reales de estos grupos que se han convertido en bandas dentro de la universidad y que hacen lo que sea por cuidar y mantener sus privilegios.

Para muchos es sabido el vínculo que estas coaliciones mantiene incluso con grupos lumpenes y las intimidaciones que llevan a cabo dentro de la universidad. Esta política mezquina resguarda sus estrategias burocráticas y les ha permitido maniobrar como se les dé la gana en la UES.

El pasado 24 de mayo se llevaron a cabo la repetición de las elecciones internas de la facultad de Ciencias y Humanidades. La corrupción se impuso a las nuevas alternativas, las estrategias burocráticas hicieron de las suyas y los mismos de siempre lograron seguir exprimiendo los recursos que el pueblo trabajador invierte en la UES para cubrir los gastos de sus privilegios.

No obstante, consideramos que ante tales adversidades no hubo defensa ni organizada ni resistente del lado del MECH-CECH, debido a algunos factores que intentamos detallar a continuación.

Estrategias burocráticas contra inexperiencia y miopía política

AGU y sus adeptos, la coalición ACCION –UNE planearon una maniobra estratégica, además de integrar a mas organizaciones y gremios estudiantiles en su coalición, abogaron por que la repetición de las elecciones se hiciera hasta final del primero ciclo académico 2018, esto les permitiría una base sólida a partir de su trabajo con el nuevo ingreso, que cabe recalcares en realidad, una lucha burocrática, donde estas organizaciones juegan con el derecho a la educación pública de muchos no aceptados por el examen de admisión de la UES, y al final a quienes ayudan a ingresar al alma mater “quedan en deuda con ellos”, y que mejor forma de agradecer el acceso a la educación que votando por los mismos de siempre, por las autoridades que llevan años malversando fondos y corrompiendo el funcionamiento autónomo de la UES.

MECH-CECH por su lado, estuvieron llevando a cabo asambleas estudiantiles, bueno en realidad solo una, en la que se planteó llevar la lucha por la vía legal y burocrática – aun a sabiendas que la burocracia de la UES anulo las elecciones en las que resultaron ganadores-, en un intento por no confrontar con la movilización estudiantil –único método que les hubiese hecho más presión- , se acordó combinar las acciones legales de amparos y presiones jurídicas porque la repetición de las elecciones se llevara a cabo a inicios, y no a finales, del primer ciclo académico; con “acciones y movilizaciones futuras que presionaran a la AGU para lo mismo”.

Cierre de filas: mantener el circulo redondo

A continuación, el MECH-CECH se mantuvo expectante de lo que sucedería, y en el proceso las convocatorias a sus reuniones ya no contaron con el carácter de asambleas estudiantiles, se comenzó a reunir solo una cúpula de compañeros, que suelen ser los dirigentes del movimiento por tradición algunos, y por los cargos de la estructura de la coalición y las asociaciones que lo componen, los otros.

La secuencia de los acontecimientos de las elecciones en humanidades transcurrió sin pena ni gloria para MECH-CECH, la coalición oficialista contrincante pudo posponer las elecciones según su plan e incluso conquisto la mayoría en el Comité Electoral Estudiantil (CEE), que se encarga de velar por la constitución del aparato electoral y el desarrollo del proceso en general.

El MECH-CECH como organización alternativa cayó en un declive, todas las gestiones electorales se hicieron en el interior del circulo dirigente, nadie sabe ni se explica cómo eligieron a los nuevos candidatos ni a todo su aparato electoral, ni quien elaboro y voto el programa que poseía su plataforma electoral. El MECH argumentaba que no se abrió nunca con la excusa que la información se “filtraba”.

Muchos estudiantes ante estas malas prácticas, el silencio durante el ciclo académico, la poca o nula propaganda y convocatorias perdieron la esperanza de que MECH-CECH representaría una alternativa real, y concluyeron que “se habían convertido en lo que tanto criticaron”, incluso muchos dudaban de su existencia y presentación a las nuevas elecciones.

Muy a pesar de ello, nosotros desde la CMI agitamos por dar un voto crítico hacia el MECH-CECH, pues representaba, aunque no una alternativa, al menos, si una oportunidad de luchar contra la burocracia de la UES, y se podía realizar la lucha en su interior por la realización de asambleas para la rendición de cuentas y para tomar las orientaciones políticas más adecuadas para que las ejercieran quienes pudieron ser electos.

La derrota que no sorprendió a nadie

Como muchos de los que simpatizan con el MECH-CECH se esperaban, las elecciones fueron un golpe duro para la coalición, perdieron la representación en Junta Directiva de la Facultad (JD) y en Consejo Superior Universitario (CSU), y sin mayor detalle, les fueron arrebatados en sus caras los curules conseguidos en la elección pasada, bajo una estrategia que les dejo como los mas tímidos y débiles políticamente.

Los resultados oficiales, según el secretario del CEE, fueron los siguientes:

“Consejo Superior Universitario
MECH-CECH: 1377
ACCIÓN-UNE: 1465

Junta Directiva
MECH-CECH: 1346
ACCIÓN-UNE: 1509”

Como vemos la diferencia es mínima, en CSU 88 votos, y en JD 163, muy probablemente, muchos de esos votantes son la base de nuevo ingreso que la coalición ACCION-UNE trabajaron antes y durante este primer ciclo académico 2018.

Los argumentos de los dirigentes y las perspectivas de oposición

Durante los dos o tres días que el MECH-CECH llevo a cabo la campaña electoral en la facultad de Humanidades, muchos de sus dirigentes justificaban que no hubo suficiente tiempo y que AGU les hizo correr con el tema electoral, y que, por ello, no pudieron convocar a asambleas para elegir a los candidatos, ni para discutir el programa. Pero invitaban a los simpatizantes a siempre apoyarles a pesar de ello.

Tras la derrota electoral, algunos dirigentes justificaban la derrota diciendo que el estudiantado no es consciente, que es estúpido porque sigue eligiendo a los que llevan años corrompiendo la universidad. Nos recuerda a la debacle del FMLN y a sus dirigentes, pero en una muy burda y mínima expresión.

Si no se posee un programa ampliamente debatido por las bases del movimiento, que contemple las demandas más sentidas del estudiantado, sino se involucra al conjunto de los simpatizantes y se les hace partícipe de las decisiones del movimiento, sino existe una democracia interna y una lucha sana de tendencias dentro del movimiento, cualquiera que vote por la coalición oficialista puede considerarse inconsciente políticamente, pero no es su culpa, sino de quien no le saca de ese abismo apático.

Cuando MECH-CECH gano las elecciones también la diferencia fue mínima. La lucha de la coalición contrincante se llevó a cabo por la vía legal, pues poseen muchos elementos en la enquistada burocracia que gobierna la universidad. MECH-CECH no puede funcionar como una oposición legal dentro de la UES, no nos sorprendería que estén pensando en meter un amparo jurídico para solicitar la invalidación de los resultados, pero hoy, impulsada desde su trinchera. Aunque lo que priva en sus filas en estos momentos es el desánimo y decepción.

Una oposición real plantearía la apertura de sus puertas para discutir los errores cometidos y presentar líneas de acción que lleven a todo el estudiantado simpatizante a su alrededor a organizarse para consolidar un movimiento estudiantil firme, que lleve a cabo una lucha a expensas de lo legal en la UES, que movilice y coordine acciones de presión contra todas las políticas anti estudiantiles y corruptas que seguramente llevara a cabo la coalición triunfante, que solo complementa todo la podrida burocracia que dirige el alma mater.

Necesitamos un movimiento estudiantil revolucionario, que plantee cambios en la universidad, que luche por mejores condiciones de educación pública en la UES y en el país en general. Creemos que si MECH-CECH quiere mostrarse como tal, debe rectificar su rumbo y solventar dicha necesidad.

Hace algunos años, específicamente en agosto del 2015, durante la lucha por la contratación de docentes horas clases en la escuela de Ciencias Sociales, lucha de la cual nació el MECH, se elaboró un programa estudiantil con los principales problemas de la facultad, consideramos que es necesario rescatar sus objetivos y demandas para hacer revivir a MECH como una verdadera alternativa a la política mezquina de la UES. Reproducimos ese programa a continuación:

OBJETIVO: Construir junto al estudiantado procesos de participación real en la toma de decisiones en los diferentes órganos de gobierno de nuestra universidad como parte de las luchas reivindicativas del sector; buscando la organización estudiantil, excelencia académica, desarrollo científico, y artístico de la Facultad de Ciencias y Humanidades. Para ello, consideramos que, en las áreas académica, participación estudiantil, etc. se debe luchar por lo siguiente:

ACADÉMICO

  • Implementar cada ciclo la evaluación de la planta docente con la finalidad de la mejora continua del proceso de enseñanza aprendizaje.
  • Reforma integral y actualización de los planes de estudio y los contenidos de las asignaturas de las carreras de la Facultad de Ciencias y humanidades.
  • Crear espacios que contribuyan a la formación académica como: cursos, talleres, diplomados, seminarios, foros entre otros.
  • Exigir horarios accesibles que le permitan a las y los estudiantes formarse académicamente e insertarse a la vida laboral.
  • Actualización y capacitación de la planta docente en nuevas metodologías de enseñanza, legislación universitaria, género, y demás; para mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje del sector estudiantil.
  • Impulsar el fortalecimiento real de los Departamentos para convertirlos en Escuelas, y apoyar a la Escuelas ya constituidas en su correcto funcionamiento.
  • Facilitar el proceso y los recursos para el aprendizaje de las y los estudiantes con capacidades específicas.
  • Propiciar intercambios estudiantiles con otras universidades nacionales y regionales, a través de Congresos.
  • Organizar el I Congreso Nacional Estudiantil de Ciencias y Humanidades Gestionar los recursos necesarios para que la unidad de Proyección Social de la Facultad oriente sus actividades a los sectores más vulnerables.

PARTICIPACIÓN ESTUDIANTIL

  • Aprobar y promover proyectos académicos, artísticos y recreativos que provengan del estudiantado y que contribuyan a su formación integral.
  • Combatir las actitudes antiestudiantiles como el acoso sexual, chantaje, violencia psicológica, discriminación y represalias en contra de estudiantes que lo denuncian.
  • Crear Consejos de Representantes de Cátedra por Escuelas y Departamentos para consultar la opinión del sector estudiantil en la toma de decisiones transcendentales de la Facultad. Por un gobierno estudiantil general en la UES.
  • Difundir los derechos del sector estudiantil contenidos en los reglamentos de la UES para exigirlos y hacerlos cumplir.
  • Crear la revista estudiantil de la Facultad como mecanismo de posicionamiento político, científico y artístico del sector estudiantil.

ADMINISTRATIVO

  • Combatir la burocracia agilizando los procesos administrativos y académicos mejorando la atención que se brinda al estudiantado, por medio de mecanismos accesibles y de funcionamiento rápido, con personal altamente capacitado.
  • Facilitar los procesos académicos y administrativos como inscripciones de materias, cambios de carrera, proceso de grado, entre otros.
  • Promover rendición de cuentas periódicas para transparentar el proceso de manejo de los recursos institucionales. Auditoria estudiantil por medio de los consejos de estudiantes de cada escuela o departamento.
  • Fomentar el buen funcionamiento de la bolsa de trabajo. Administrar por parte de asambleas de representantes administrativos del sector estudiantil, docente y no docente el presupuesto asignado y gestionar un presupuesto acorde a las necesidades de la Universidad y la Facultad.
  • Promover la creación de un mecanismo de transporte universitario hacia municipios de mayor concentración estudiantil en el AMSS.

TECNOLOGÍA E INFRAESTRUCTURA

  • Mejoramiento de los mobiliarios, ampliación de aulas para condiciones más aptas de estudio.
  • Promover la reforma del reglamento de la gestión académico- administrativo a través de la participación estudiantil en dichos procesos.
  • Dotar de recursos tecnológicos y multimedia a las Escuelas y Departamentos para un mejor aprendizaje.
  • Fortalecimiento y actualización de la biblioteca de la Facultad de Ciencias humanidades, así como la creación y fortalecimiento de los Centros de Documentación de los diferentes Departamentos y Escuelas.
  • Promover la creación del Centro de Desarrollo Infantil para posibilitar la formación académica de las estudiantes que son madres.
  • Velar por el mantenimiento, aseo y ornato de las aulas, edificio y jardines con el fin de convertirlos en lugares dignos para el estudio y la convivencia.

 

No podemos desvincular la educación superior de la educación en general y del sistema social de la sociedad salvadoreña. Por ello, luchemos, además por:

– Aumento permanente al presupuesto de la UES. Y que este se invierta en: contratación de más docentes, construcción de más aulas y mejoramiento de las existentes, construcción de más sedes de la UES en los departamentos más populosos y alejados de San Salvador, como Sonsonate, Cuscatlán, La Libertad, Cabañas, La Unión. Que estas sedes ofrezcan la mayor cantidad de carreras posible.

– Administración democrática y paritaria de los recursos: Trabajadores, docentes y estudiantes, electos democráticamente y revocables por Asambleas generales.

– Eliminación del examen de admisión. Admisión inmediata de todos los estudiantes a la carrera que desean.

– Nacionalización de las grandes universidades privadas y la renacionalización del ITCA. Contratación de más docentes, y ampliación del ITCA, recuperación de MEGATEC, funcionamiento bajo un programa que forme profesionales para impulsar la industrialización nacional.

– Programa nacional de becas, que dote del salario mínimo mensual en los casos que amerite, previo estudio socioeconómico.

– Transporte gratuito para todo y toda estudiante.

– Programa nacional de contratación de profesionales en todas las áreas.

– Nacionalización de la banca, las tierras (grandes propiedades de familias y consorcios), y la industria

– Administración democrática de estos recursos, bajo la autoridad nacional electa desde el pueblo mismo, en concejos de trabajadores locales, municipales, departamentales y concejo nacional de trabajadores, que sean revocables y ganen el salario de los trabajadores cualificados.

– Inversión del 8% del PIB anualmente a la educación para construir más escuelas, en zonas rurales, o mejorar la infraestructura en zona rural y urbana

– Contratar a más docentes y nivelar salarios. Aumentos salariales según el aumento del costo de la vida.

– Contratar mínimamente personal en área de salud, enfermería, psicología, educación física, en centros escolares pequeños, y la contratación de equipo multidisciplinario de médicos, enfermeras, psicólogos, odontólogos, oftalmólogos, nutricionistas, etc., en centros escolares con mayor población estudiantil y docente.

– Aulas con no más de veinticinco alumnos.

– Capacitación continua para mejorar metodologías, actualizar programas y mejorar la atención de los docentes.

– Continuar con la entrega de útiles escolares, uniformes, calzado. Mejorar la dieta escolar.

– Dotar de mobiliario, laboratorios, centros de cómputo, bibliografía, equipo tecnológico, construir canchas y espacios recreativos.

– A partir de estas condiciones, llamar a la matricula obligatoria de toda la niñez de las colonias, barrios y comunidades del país.

– Seguimiento educativo personalizado para combatir el ausentismo, deserciones, fracaso escolar, acoso, y otros problemas que aquejan a las y los estudiantes actualmente. El objetivo de esto, debe ser la promoción al siguiente nivel educativo.

 

[1] Véase nuestra publicación al respecto en enero pasado: http://bloquepopularjuvenil.org/la-democracia-de-la-ues-anula-elecciones-en-humanidades/