10 septiembre, 2020

Argentina: La crisis habitacional y las tomas de tierras

En medio de la pandemia de COVID-19, se está produciendo una oleada de tomas de tierras en todo el país. Hay tomas en la región de Buenos Aires y La Plata, también en Córdoba y Bariloche.

Las tomas de tierra vienen pasando desde diciembre de 2019, y según investigaciones realizadas por la Fiscalía nº5 del Municipio de Moreno en la provincia de Buenos Aires, hubo un crecimiento de casi 1000% en el avance de las ocupaciones de inmuebles.  

Actualmente en Guernica, en la región de Buenos Aires, se está desarrollando una toma con más de 2.500 personas, la mayoría de las cuales son familias y parejas jóvenes, que o no tienen vivienda o han perdido su casa porque no pueden pagar el alquiler, y el gobierno reconoce que las decenas de ocupaciones de predios y propiedades se explican por la dificultad que tienen muchas familias para acceder a un lugar para vivir en el contexto de la crisis económica.

En el transcurso del año hubo más de 140 intentos de tomas de tierra, las tomas se producen en otros ocho municipios de la región de Buenos Aire. Como ya hemos mencionado en otro artículo, Argentina está experimentando una crisis habitacional histórica, que se ve agravada por la actual crisis económica y la recesión mundial que está golpeando duramente a la Argentina, según el informe de CIPPEC (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimento), se estima que 3,5 millones de familias, más o menos un tercio de la población, no tiene acceso a una vivienda adecuada.

En el caso de Guernica, la ocupación comenzó el 20 de julio, y causó tensión entre algunos miembros del Frente de Todos, ya que se expresó claramente una interna con respecto a las ocupaciones y el asunto divide aguas: Axel Kicillof, por ejemplo, dijo que las tomas de tierras son ilegales e injustas y que a pesar de saber que Buenos Aires tiene un gran déficit habitacional, las tomas de tierras no son la solución. El diputado Federico Fagioli, que vive en un barrio nacido de una toma, dice que “nadie va a una toma si no tiene necesidad”, y defiende los ocupantes. Por su lado, el secretario de Relaciones Parlamentarias, Institucionales de la Jefatura de Gabinete, Fernando “Chino” Navarro, afirmó que “la topadora no resuelve” la toma de tierras, y que a “las familias que están en una situación de desesperación que la castiguemos sacándole lo que le damos, es inhumano», agrandando la interna em el Gobierno Nacional.

Mientras tanto, varios Intendentes de Juntos por el Cambio presionan al Gobierno Nacional para que tome medidas más duras con respecto a los ocupantes y responsabilizan a Axel Kiciloff por la inacción con respecto a la toma de tierras.

Y estas tensiones se suman a las tensiones entre los vecinos de la zona y los ocupantes, y también hay acciones legales iniciadas por los supuestos propietarios de la tierra. Los tribunales ordenaron el desalojo del terreno para el 7 de agosto, pero la acción fue suspendida gracias a la intervención de la Asociación Gremial de Abogados, que se hizo cargo de la defensa de los ocupantes.

Los abogados que defienden a los ocupantes afirman que se tratan de tierras que no tiene dueño, o que en algunos casos no hay dominio sobre el edificio, ya que los propietarios pueden haber muerto y la propiedad no ha sido traspasada, y además ninguno de los denunciantes tiene el título de la propiedad.

Veamos, como ya se ha dicho en otro artículo, hay muchas casas vacías y mucha gente sin casas, lo mismo ocurre con las tierras.  El problema de la pobreza afecta a más del 40%, o sea que, el 40% de la población no tiene las condiciones materiales necesarias para sobrevivir. Mientras tanto, una minoría de la población presiona  para que los que no tienen vivienda  permanezcan en la calle. 

En la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, el 35% de las personas viven como inquilinos y no tienen vivienda propia, entonces nos preguntamos, ¿por qué todos estos terrenos vacíos, y todas estas propiedades comerciales, más precisamente 138.238 no pueden ser ocupadas? La gran mayoría de propietarios son cadenas inmobiliarias o grupos monopólicos que ostentan en sus manos, la mayoría de éstas viviendas. 

Entonces, no es el producto del ahorro de toda la vida de trabajadores que tal vez se encuentren con una otra propiedad, no, es la concentración de la vivienda y que a través del agro negocio, por ejemplo, lavan la plata e ingresan grandes cantidades de dinero por medio del negocio inmobiliario, dejando a una inmensa mayoría de la población sin la posibilidad de tener una vivienda. El problema de la vivienda sigue siendo un problema de clase.

En Buenos Aires hay alrededor de 4400 barrios informales, estos barrios también son el resultado de tomas de tierras que fueron ocurriendo a lo largo del tiempo.  Con el sistema capitalista en crisis, la falta de acceso al empleo, los valores de alquiler muy altos, muchas veces la ocupación apropiación de tierras termina siendo la única opción para una familia que no tiene donde vivir. 

Los habitantes de la ocupación del loteo de Guernica demandan una casa propia y un lugar para que crezcan sus hijos, muchos de los ocupantes están desempleados y no tienen los ingresos necesarios para poder acceder a una vivienda, muchos tienen que elegir entre comprar comida para sus hijos o pagar el alquiler. Si estas tierras se desalojan, estas familias quedarían totalmente en la calle, aumentando aún más el número de personas en situación de calle en la región de Buenos Aires que ya llega a más de 7.252 personas.

Necesitamos un relevamiento de las casas, predios y construcciones deshabitadas, y también un plan de emergencia para la construcción anual de casas.  También necesitamos la municipalización de los terrenos urbanos y la expropiación de todos los predios abandonados, como una reforma impositiva.

Es necesario avanzar en la nacionalización de los grandes depósitos y asignar líneas de crédito especiales y financiar la construcción y compra de viviendas sociales con tasas de interés reducidas y cuyas cuotas no superen el 10% de la canasta familiar.  Para esto debemos avanzar en poner en pie una Única Banca Estatal, bajo control de los trabajadores.

El problema de la vivienda solo se podrá resolver para la inmensa población obrera y popular, despojada de una vivienda digna y en condiciones de vida por debajo de la línea de la pobreza, avanzando en la expropiación de los monopolios de quienes ostentan en pocas manos los cientos de casas desocupadas, como así también las derivadas del agro negocio. 

Al terminar estas líneas nos enteramos que la Justicia platense ordenó el desalojo de la toma de terrenos en la localidad bonaerense de Guernica, en el partido de Presidente Perón. “La resolución la adoptó la Cámara de La Plata, y ordenó un allanamiento para «efectivizar el lanzamiento peticionado por el Ministerio Público Fiscal a los fines de hacer cesar los efectos del presunto delito que se estaria cometiendo” ambito.com 08/09/2020

Llamamos a desconfiar de la Justicia patronal. Llamamos a organizarnos desde las barriadas populares, vinculando el movimento de las ocupaciones a las organizaciones en las fabricas, las comisiones internas como así también los cuerpos de delegados, deben tomar el problema de la crisis habitacional, como otros grandes problemas que aquejan a nuestras familias. Educacion, salud, seguridad, pleno empleo son las tareas que tenemos por delante. Debemos tomar todos estos problemas en nuestras manos.

Necesitamos un programa real, que ofrezca una salida real a la crisis capitalista de la vivienda, y esta salida debe partir de la reorientación y planificación de la economía a favor de los trabajadores. Para esto debemos poner en pie un partido de trabajadores que represente de manera tenaz y consecuente los intereses de nuestra clase. 

Los capitalistas no quieren gastar en lo que para ellos representa un gasto. Por esto debemos ligar nuestras reivindicaciones a pelear por un gobierno de la clase obrera y los sectores populares.

Manos en la obra.