14 marzo, 2014

ARENA y sus ensayos golpistas ¡No pasarán!

El Tribunal Supremo Electoral ha declarado luego del escrutinio final como ganadora de las pasadas elecciones a la fórmula de Salvador S. Cerén y Oscar Ortiz, algo que tenía en vilo a la mayoría de la población que como hemos visto se manifestó por medio de las urnas en una muy buena cantidad 2, 985,266 lo cual representa una afluencia histórica. Sin embargo ARENA ha estado arengando la consigna del fraude constantemente.

El Tribunal Supremo Electoral ha declarado luego del escrutinio final como ganadora de las pasadas elecciones a la fórmula de Salvador S. Cerén y Oscar Ortiz, algo que tenía en vilo a la mayoría de la población que como hemos visto se manifestó por medio de las urnas en una muy buena cantidad 2, 985,266 lo cual representa una afluencia histórica. Sin embargo ARENA ha estado arengando la consigna del fraude constantemente.

Las elecciones del 09 de marzo demostraron que no escatimaron esfuerzos en recuperarse y lograr obtener alrededor de 439,918 votos para este partido. Las posibles razones las hemos analizado ya con anterioridad, y van desde la infaltable campaña de miedo hasta la renovación masiva de DUI’s, amenazas de despido a los trabajadores, el factor Venezuela y mucho más. 

Las masas consientes de la amenaza que representa ARENA se lanzaron desde tempranas horas para asistir a las urnas y emitir el voto, lo mismo el  EPEL (Ejército Político Electoral) al cual se sumaron una gran cantidad de jóvenes más convencidos de defender lo que representa el FMLN que por los intereses económicos.  La militancia y simpatizantes del partido demostraron nuevamente su disciplina y defendieron los votos en los centros de votación y están dispuestos a hacerlo nuevamente en las calles de manera organizada si fuese necesario. 

La burguesía representada en ARENA no aceptará en ningún momento la derrota, para ellos la recuperación del control del Ejecutivo es de urgencia máxima, no porque dirigirán al país desde Casa Presidencial  y tendrán jugosos salarios sino porque lo usarán a su conveniencia, la gran cantidad de casos de corrupción que se han descubierto a lo largo de todos estos años cuando eran gobierno parece no calar aún en la conciencia de muchos salvadoreños que no logran conectar esos casos de enriquecimiento ilícito con los niveles de pobreza y de miseria que aún hay en el país. Como revolucionarios reconocemos que el hecho que el FMLN llegue nuevamente al poder no significa que tendremos un estado socialista de un día a otro, pero sí que las reformas hechas hasta la fecha son de beneficio general incluso para aquellos que dieron su voto para la burguesía, y que el ascenso de ARENA significaría un grave retroceso para el pueblo.

La estrategia de la burguesía

ARENA ha utilizado un sinfín de formas para demostrar su desacuerdo y su ira en los días recientes, entre las más importantes podemos mencionar la utilización de métodos que utiliza la oposición venezolana que todavía no logran el nivel de violencia que hemos visto en el hermano país.   En el pasado esta gente nunca se movilizó por cuestiones políticas, pues sentían que sus intereses estaban resguardados por los gobiernos de turno, ahora la historia es diferente y estuvieron en las calles, reclamando un fraude, libertad de expresión y hasta haciendo llamados a la Fuerza Armada. 

Hay una gran cantidad de paralelismos con respecto a la situación venezolana y eso que ellos mismos han dicho que El Salvador no es Venezuela, y sin embargo quieren copiar las tácticas de la oposición Venezolana en las calles. Desde las mismas consignas en sus carteles hasta lo que decía Capriles Radonski de exigir un recuento voto por voto y de no aceptar los resultados del ente colegiado electoral cuando éste perdió las elecciones frente a Nicolás Maduro.  Pero también hay ciertas diferencias, la marchas de la oposición venezolana están conformadas en su mayoría por jóvenes estudiantes de clase media alta descontentos por la situación económica debido al boicot de la misma burguesía, desde luego debe haber uno que otro hijo de un prominente empresario en las calles, e incluso elementos lumpenizados. En nuestro país la base social de los disturbios convocados por ARENA son en su mayoría dirigentes del partido, empleados municipales de las alcaldías que gobiernan, los infaltables mercenarios del caos y trabajadores amenazados por sus patronos para que salgan a las calles junto a ellos a defender el país de la amenaza según ellos del Socialismo del siglo XXI.

Quijano no ha dudado un segundo en utilizar un lenguaje incendiario en cada una de sus intervenciones, aunque luego aparezca retractándose en los medios a cada instante. Esto lo ha estado realizando incluso antes de que las elecciones terminaran el mismo 09 de marzo pasado, dice tener en su haber pruebas suficientes para que las votaciones sean declaradas nulas y se ha apoyado en una amalgama de argumentos jurídicos de toda índole para no aceptar la derrota. Dice tener en su haber reportes alrededor de  20,000 votos entre simpatizantes y vigilantes del FMLN que el día de las elecciones votaron en dos ocasiones lo cual es suficiente para declarar el fraude y no aceptar a Sánchez Cerén como su presidente,  aunque en la mayoría de juntas  había incluso más gente de ARENA que del FMLN,  ¿Estaban a favor del FMLN sus vigilantes? Afirma que lo más peligroso que le puede pasar a este país es tener un presidente ilegítimo, sin embargo no se ruborizó en otorgarle las llaves de la Ciudad de San Salvador a Roberto Michelleti quien diera un golpe de Estado en Honduras a Mel Zelaya y por tanto era un presidente ilegítimo.

¿Qué hacer?

Nuestro partido estuvo confiado en los resultados desde el primer recuento, la dirección giró  orientaciones a sus bases a estar alertas pero sin salir a las calles como contrapeso de los bloqueos y las movilizaciones de ARENA. Hasta cierto punto esta postura es correcta, porque evitaría una confrontación en las calles que sería innecesaria por el momento. Pero también esto podría significar una escalada de violencia por parte de ARENA que luego del recuento final, el cual fue nuevamente opuesto, no se cansará tan fácil de gritar que hay fraude. El partido debe demostrar fortaleza con sus bases y demostrar que somos un león dormido por ahora pero que en cualquier momento será necesario salir a las calles y defender el triunfo.  

El pueblo en líneas generales  estaba  seguro de la victoria, no sólo por el recuento final si no por todo el esfuerzo hecho hasta la fecha y a pesar de que mucha gente como siempre fue presa del miedo y la ignorancia y votó por Quijano. Hubo en su momento ansiedad para salir a las calles y celebrar definitivamente lo que será la apertura de un nuevo periodo de luchas, pero la cuestión de la legalidad era extremadamente importante para las masas, al final el FMLN  logró la mayoría de votos y se presentó ante las masas como el ganador legítimo de las elecciones y  así lograr un relevo pacífico del Ejecutivo. 

Desde nuestras organizaciones, movimientos, sindicatos, las bases de nuestro partido debemos estar al tanto de los acontecimientos y estar preparados para cualquier situación adversa que se presente, posiblemente la dirección no sepa dónde ir, pero las masas los guiarán,  éstas quizá no sepan exactamente lo que quieren, pero saben perfectamente bien que no quieren regresar a estar dominados por la derecha recalcitrante de este país. 

¡Por los caídos en la lucha, juramos vencer!

¡Ninguna concesión a la burguesía, más poder a los trabajadores!

¡Por un programa revolucionario que nos saque de la crisis!