Mundo Obrero - Principales - Sindical - 21 mayo, 2019

Alto a los métodos represivos contra los sindicalistas del STISSS

Hacienda debe cumplir sus demandas

Esta mañana la Policía Nacional Civil por órdenes del Ministro de Hacienda y el director de la policía, con el uso represivo de la fuerza desalojó la manifestación del sindicato de trabajadores del Instituto del Seguro Social (STISSS), violentando el derecho democrático a la manifestación pacífica de la ciudadanía tal y como lo establece la constitución.

El STISSS que ha estado en lucha desde la semana pasada y que mantenía un plantón permanente en los edificios del Ministerio de Hacienda, demanda la revocación de la decisión del Ministro Nelson Fuentes de cancelar los contratos colectivos a 11 sindicatos del sector salud, según los sindicalistas el contrato colectivo había sido discutido y aprobado hace meses pero Fuentes ha manifestado estar en contra del nuevo contrato colectivo, que debe firmarse cada dos años. Lo que significaría un retroceso drástico a las conquistas de los trabajadores que se han conseguido a través de la lucha revolucionaria.

Esta medida dejaría en vilo a los trabajadores que esperaban ser beneficiados con el Contrato Colectivo, una reivindicación laboral que el Estado debería estar obligado a cumplir. Sin embargo el argumento del Ministro de Hacienda es que el Estado no puede asumir estos “gastos” por tanto es necesario hacer estos recortes en el sector.

Las nuevas medidas son parte de un ajuste neoliberal, que ataca directamente los intereses de los trabajadores y trabajadoras, marca un proceso de austeridad estatal, tal y como lo aconsejan los organismos internacionales, en la medida en que el Estado acaba con las prestaciones laborales de los trabajadores, que en el capitalismo suelen ser solo una carga, en esa misma medida se acaban los problemas de financiamiento.

Sin embargo, esa austeridad casi siempre se queda a niveles bajos, toca solo a los más débiles pero nunca a los peces gordos, como los funcionarios que ganan cientos de dólares y que tienen también decenas de asesores a su disposición. Si se quiere tener austeridad en los primeros niveles, donde se tiene que avanzar es al nivel de funcionarios y no tocar los bolsillos de los trabajadores.

A pocos días de acabar con la administración del profesor Sánchez Cerén, parece bastante claro que la intención del Ministro Nelson Fuentes es tener en orden algunas cuentas para la nueva administración y así congraciarse con el presidente entrante, es repudiable que esto sea sobre el ataque de las condiciones laborales de los trabajadores del Instituto Salvadoreño del Seguro Social y que haya sucedido durante la administración del FMLN un gobierno que dice defender los intereses de los trabajadores.

Es probable que este tipo de ataques sigan desarrollándose, tal situación es un mandato de los organismos internacionales como el FMI y el Banco Mundial, organismos al servicio de los imperialistas, de los que creen que el Estado debe ser pequeño para que no intervenga en el libre mercado.

Ante esto solo la unidad del movimiento sindical en defensa de sus conquistas, puestos de trabajo y prestaciones laborales, puede detener la ofensiva neoliberal, debemos estar atentos y no ceder ningún centímetro en la lucha.

San Salvador, 20 de mayo de 2019

¡Solo el pueblo salva el pueblo!

¡Unidad obrera y revolucionaria!

¡Solidaridad con la lucha del STISSS!

Deja un comentario