2 junio, 2016

A 2 años del gobierno de Salvador-Oscar: Avances, retrocesos y desafíos

Ayer (01 de junio) se celebró el segundo aniversario del gobierno de Salvador Sánchez Cerén y Oscar Ortiz, un gobierno catalogado como verdaderamente del FMLN por la misma dirección del partido y reconocido como tal por las bases y los simpatizantes.  Dentro de este aniversario es que se enmarca un informe a todas luces muy optimista del desarrollo y los avances obtenidos durante estos dos años de gestión. Basta una ligera lectura al balance para darnos cuenta de que las cifras hablan por sí solas.

Ayer (01 de junio) se celebró el segundo aniversario del gobierno de Salvador Sánchez Cerén y Oscar Ortiz, un gobierno catalogado como verdaderamente del FMLN por la misma dirección del partido y reconocido como tal por las bases y los simpatizantes.  Dentro de este aniversario es que se enmarca un informe a todas luces muy optimista del desarrollo y los avances obtenidos durante estos dos años de gestión. Basta una ligera lectura al balance para darnos cuenta de que las cifras hablan por sí solas.

Llama la atención los más de 35 mil nuevos empleos que se han creado, producto de un trabajo conjunto con sectores de la empresa privada (3 mil empresas), 16 instituciones públicas y 7 organismos de cooperación internacional según el informe. Consideramos esto como un gran avance si se toma en cuenta que de acuerdo a los datos del mismo Gabinete de Gestión Social e Inclusión1“el 75% de esos empleos son jóvenes y el 49% son mujeres”.

El empleo juvenil es uno de los pilares fundamentales si se quiere evitar que muchos jóvenes sigan cayendo en las garras de la criminalidad y la delincuencia o se vean obligados a emigrar a otros países. Sin embargo, dicho informe no revela más datos sobre qué tipos de empleos se han generado, en qué sector, si en el privado o en el público, o de los salarios que estos jóvenes percibirán en dichos trabajos. Recordemos que la empresa privada se caracteriza por ofrecer salarios de miseria a los trabajadores, tanto hombres como mujeres y si éstos son jóvenes inexpertos las condiciones son muchas veces aún más desalentadoras.

El área social, uno de los bastiones de la inversión del actual gobierno

La fuerte inversión en las áreas de salud, educación, vivienda, pensiones básicas e infraestructura vial ha sido una de las cartas de presentación de la actual gestión. En salud afirman haber invertido 109 millones en infraestructura y equipamiento tanto del MINSAL como del ISSS. Otro de los logros es el de haber reducido 15 puntos de la tasa de mortalidad materna2 en los dos gobiernos en los que la izquierda ha estado al frente de estos ministerios.

El área educativa parece ser donde más inversión se ha hecho, alrededor de $900 millones3 destinados a mejorar la cobertura y la calidad de la educación de la mayoría aprobados en el presupuesto del 2016. La reducción de las tasas de analfabetismo—32 nuevos municipios declarados libres de analfabetismo—la capacitación y profesionalización de los docentes, entrega de computadoras en los centros escolares con el programa “Un niño, una computadora”, el lanzamiento de la Universidad en Línea, la extensión a los 14 departamentos del programa “Jóvenes Talento” de la Universidad de El Salvador y la continuidad de los programas de alimentación en las escuelas y ahora ampliado a los institutos de educación media, junto con los ya conocidos paquetes escolares. Todo esto es un colosal esfuerzo que busca reducir los niveles de pobreza y exclusión y trata de ofrecer mejores horizontes a la amplia mayoría de la población pobre y trabajadora, lo cual saludamos efusivamente y esperamos que se mantenga y se logre extender a muchas más personas que lo necesitan.

Por supuesto los voceros de la burguesía en el parlamento y en sus medios de comunicación tildarán este informe de exagerado y de desperdicio de recursos o como a ellos les gusta llamarlo, un “derroche”. Estos individuos han catalogado cada uno de estos esfuerzos “un gasto excesivo e irresponsable”, y condicionan o niegan sus votos a cada petición del Ejecutivo para inversión en el área social. Desde luego esto les parecerá algo exagerado si tomamos en cuenta que históricamente han marginado a la mayoría de la población y la han condenado a la pobreza y marginación por décadas. Y que en lugar de invertir los recursos del Estado de forma honesta y transparente han robado a manos llenas de nuestros impuestos o han corrido con los “saquitos al hombro” llenos de dinero de préstamos o ayuda internacional. A estas críticas de la burguesía en el parlamento y en sus medios de comunicación, hacen eco una serie de grupos sectarios alejados del movimiento vivo de las masas, considerados así mismos como “socialistas” o “revolucionarios” quienes consideran desde hace tiempo que el FMLN es ahora el partido de la nueva burguesía y que los programas ejecutados no tienen nada de revolucionario. Esto muestra una clara incomprensión del sentir y pensar de las masas quienes no miran a grupos u organizaciones pequeñas como sus referentes.

¿Cómo analizamos los marxistas este fenómeno?

Cualquiera que lea nuestras publicaciones en la web o en este rotativo se percatará de la forma en que analizamos el trabajo del FMLN al frente del Ejecutivo y de otras instituciones del Estado burgués. Hemos sostenido siempre nuestro apoyo a nuestro partido de forma crítica y de la mano con los fundamentos del socialismo científico. ¿Qué es el FMLN sino un partido catalogado como revolucionario, democrático y socialista? Hemos sido enfáticos que cualquier reforma que impulse nuestro partido será revertida tarde o temprano, sino se da en un contexto de control de las fuerzas productivas por parte de la clase trabajadora, de democracia obrera, es decir el poder en manos de los trabajadores, y cuando hablamos del poder nos referimos a que la economía, el control Estatal, la banca, la industria, las tierras no sean propiedad de un puñado de sanguijuelas buenos para nada; sino de la mayoría pobre, trabajadora del campo y la ciudad, verdadero motor y generador de la riqueza de esta sociedad y del resto de países donde el capitalismo persiste.

Estas inversiones, y cambios temporales nos gustaría que fuesen permanentes, pero la clase dominante no se quedará de brazos cruzados y hará todo lo posible para que las cosas vuelvan a ser como antes. No es que no luchemos por estos cambios, dejaríamos de ser consecuentes sino luchásemos porque nuestras vidas mejorasen por lo menos un poco dentro de un sistema tan cruel y despiadado que reduce al ser humano a una simple mercancía como es el capitalismo. Pero somos conscientes que esto cambios solo pueden ser permanentes dentro del socialismo, una vez que la burguesía haya sido desplazada completamente del poder y viva como ha condenado a vivir a millones en este mundo.

Sabemos que nuestro partido, al menos a nivel de dirección no se está planteando el socialismo ni a corto ni a mediano plazo, si no a largo plazo, luego de una prolongada continuidad en el poder, con el tiempo suficiente para poder lograr cambios permanentes; sin embargo, el desarrollo histórico de los pueblos no nos da una referencia de que esto se haya logrado bajo estos métodos en algún lugar del mundo. También se menciona una especie de “socialismo guanaco” lo cual consideramos es una aberración de los fundamentos básicos del socialismo, un socialismo localista no nos ayudará a avanzar ni una pulgada, y estaría sujeto a las deformaciones más despreciables, partimos de la idea que un cambio radical en la sociedad se tiene que dar por medio de una revolución socialista y no a través de los métodos de la democracia burguesa, y esto implica la participación consciente de la mayoría trabajadora en la organización de la economía, la planificación y control estatal. Por supuesto esto debe ir acompañado de un llamado a la revolución mundial, y no al establecimiento de estados obreros aislados rodeados de países capitalistas hostiles como en el caso de la revolución cubana.

Lo que se puede venir los años siguientes

Mucha de la población no logra percibir de primera mano este esfuerzo del gobierno central, o no lo consideran un cambio fundamental para sus vidas. Siguen resintiendo la falta de empleos, los bajos salarios y el alto costo de la vida. La anunciada propuesta de aumento al salario mínimo aún no ha logrado despertar el interés de las amplias capas de trabajadores que se mantienen en este rango de ingreso. Y solamente una serie de sindicatos se han manifestado de forma abierta a favor de la propuesta del FMLN. A la burguesía representada en la ANEP por supuesto no le ha caído en gracia lo que sugiere el Ejecutivo y prefieren desviar la atención de las masas trayendo al país connotados personajes considerados como corruptos en sus países de origen como el aclamado José María Aznar a dar conferencias precisamente sobre…corrupción.

A esto se le suma la delincuencia y violencia que grupos lumpenizados apoyados directa o indirectamente por el crimen organizado desatan a diario sobre las clases más vulnerables. El Ejecutivo ha respondido con la formación de grupos élites de respuesta inmediata combinados—policía y ejército—para asestar golpes certeros a estos grupos. Esto consideramos no resolverá el problema fundamental de la violencia que radica en la sociedad dividida en clases y la acumulación de riqueza por una de ellas. A primera vista las masas podrían sentir un alivio relativo en la disminución de los homicidios y extorsiones, pero esto no quiere decir que el problema se ha resuelto, si tomamos una aspirina para el cáncer probamente nos calme el dolor de cabeza, más no nos curaremos. Tampoco avanzamos mucho si se comienza a eliminar esta escoria por medio de grupos de exterminio social quienes afirman que “muerto el perro se acabó la rabia”, más bien se debería eliminar la rabia y no a quienes contagia.

Vemos con preocupación la formación de estos grupos élites de represión que nos hacen recordar a los batallones de reacción inmediata (BIRI) los cuales combatieron nuestros compañeros con la guerrilla desde las montañas. Esto representa un peligro inminente debido a que los hombres armados del Estado pueden ser utilizados para otros fines por la misma burguesía. Los militares del Alto Mando del ejército se mueven por intereses de clase también, dentro de los rangos están los que se acercan más a la clase dominante, por su extracción social, por su psicología más cercana al individualismo, la riqueza y prestigio personal que por un verdadero afán de defender a los trabajadores. Esta lección parece que no ha sido asimilada del todo por aquellos que creen que el ejército es ahora una institución diferente a la del pasado; removiéndole el carácter político represivo en el fondo siguen siendo hombres armados en defensa de la clase dominante y la propiedad privada.

La burguesía y sus lacayos en el parlamento, eso es ARENA y el resto de partidos, buscarán la forma en estos tres años restantes de desgastar hasta más no poder lo que falta de gobierno del FMLN, y si es posible intentar alguna aventura desestabilizadora directa, recordemos que los acontecimientos desatados en Venezuela y Brasil los puede animar a tratar de remover este gobierno por medio de alguna maniobra de las que ya nos tienen acostumbrados, estos no son reconocidos por ser unos grandes pensadores o estrategas. El caso de la famosa tregua que ha salpicado tanto a personajes de la derecha como de nuestro partido, sumado a esto el escándalo de los Panamá Papers, deja un sabor amargo entre muchos militantes de base honestos, y refuerza el sentimiento de rechazo de amplios sectores hacia los políticos tradicionales llevando a muchos a la conclusión que tanto de un lado como del otro tenemos a personajes descompuestos. La clase obrera se ha mantenido por el momento al margen de la batalla política, pero esto va a cambiar en cualquier momento, no podemos asegurar que se mantendrá en un estado de pasividad por mucho tiempo, el detonante para entrar a la escena de la historia puede ser incluso hasta el más impensable.



[1] Gabinete de Gestión Social e Inclusión. (2016). Informe 2 años de gobierno. Mayo 17, 2016, de Casa Presidencial Sitio web: http://www.presidencia.gob.sv/wp-content/uploads/2016/05/Informe-Gabinete-de-Gesti%C3%B3n-Social-e-Inclusi%C3%B3n-17052016.pdf

[2] Ibíd.

3. Ibíd.