24 septiembre, 2020

Venezuela: Tribunal desestimó acusaciones contra Aryenis y Alfredo: ¡Se ha ganado una primera batalla! ¡Sigamos en pie de lucha!

Javier Gonzalez – Lucha de Clases Venezuela 

El pasado martes 22 de septiembre, el tribunal 1ero con competencia en terrorismo, desestimó los delitos de terrorismo y asociación para delinquir, con base en los cuales se acusó a los trabajadores de PDVSA Aryenis Torrealba y Afredo Chirinos, por supuestamente “haber entregado información confidencial a EEUU”.

Este hecho, tal y como han explicado los compañeros y compañeras que hacen vida en el Comité por la Libertad de Aryenis y Alfredo (1), significa indudablemente un triunfo parcial tanto de la defensa como del propio comité, ya que los delitos más graves fueron desestimados, implicando un cambio de circunstancias muy favorable a la lucha por la liberación de los compañeros.

Recordemos que Aryenis y Alfredo se mantienen detenidos en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) en Caracas, luego que el pasado 28 de febrero una comisión de la Gerencia de Prevención, Control y Pérdidas de PDVSA (PCP-PDVSA), acompañados por una comisión del DGCIM, se presentaran en el lugar de trabajo de Aryenis y Alfredo, llevándose detenidos de forma arbitraria a estos dos reconocidos militantes de izquierda y trabajadores de la estatal petrolera, de probada trayectoria para las y los camaradas que han tenido la oportunidad de trabajar o luchar junto a ellos.

A partir de ese momento ambos trabajadores fueron víctimas de todo tipo de atropellos y vejámenes deleznables por parte de las autoridades. En el blog del Comité de Solidaridad por la Libertad de Aryenis y Alfredo, se presenta un relato de lo que ocurrió luego de su detención:

“Al llegar a la DGCIM, Alfredo Chirinos fue golpeado durante 48 horas hasta que se desmayó. No le hicieron ningún interrogatorio, sólo le decían que se declarara culpable, y lo presionaban mostrándole una falsa visa estadounidense como prueba incriminatoria… Es decir, que si se expone su supuesta visa norteamericana como prueba incriminatoria, es un total y absoluto montaje porque Alfredo ni pasaporte ha tenido para poder tramitar una visa gringa, y lo más importante, nunca ha tenido interés de pisar suelo estadounidense… Aryenis fue incomunicada, encerrada en un cuarto con solo una silla durante 4 días, con un suministro irregular de agua y comida, nadie la interrogó”.

Comisión presidencial “Ali Rodríguez Araque”

Es importante recordar que la detención de Alfredo y Aryenis, se produjo días después de la creación de la llamada Comisión Presidencial con carácter Plenipotenciario, para la defensa, reestructuración y reorganización de la industria petrolera nacional “Alí Rodríguez Araque”, que fue anunciada el 19 de febrero por el Presidente Nicolás Maduro, con bombos, platillos y un nombre rimbombante de aderezo, con el supuesto objetivo de realizar los cambios, transformaciones y defensa integral de toda la industria petrolera, claro, todo ello desde el punto de vista de la burocracia dirigente, que tiene una responsabilidad fundamental en la actual debacle de la industria petrolera del país.

La mencionada comisión la integran el vicepresidente de economía y ministro de industrias Tareck El Aissami, como presidente, y como vicepresidente Asdrúbal Chávez.

Hasta el momento la creación de esta comisión no ha servido para resolver la crisis interna de la industria -lógicamente agudizada hasta niveles extremos por las sanciones norteamericanas contra PDVSA-, sino más bien para arremeter contra la vanguardia obrera dentro de la industria, y utilizar a dirigentes sindicales clasistas y a militantes honestos en cargos de dirección como chivos expiatorios, de forma que la casta burocrática dirigente pueda hallar excusas a todos los males que hoy por hoy padece PDVSA.

Aparte de la detención de estos dos jóvenes inocentes, que se han caracterizado por ser luchadores sociales y revolucionarios, la comisión ha servido también para llevar adelante políticas de ajuste capitalista como la liberación parcial de los precios de la gasolina, quedando claro el carácter burgués y antiobrero de las políticas de este gobierno, al cargar sobre los hombros del pueblo trabajador el peso de la crisis, y encarcelando a aquellos que se atrevan a denunciar o combatir la corrupción dentro de las empresas públicas.

En ese sentido, el fiscal general de la República, Tareck Williams Saab, el pasado 4 de septiembre declaró que en enero de este mismo año la Fiscalía había recibido las denuncias contra Aryenis y Alfredo por parte de un funcionario de PDVSA cuyo nombre no reveló. Entre los delitos señalados contra los camaradas se encuentra el “forjamiento de documentos”.

Saab también señaló que al realizar la experticia en la oficina de Alfredo, se encontró información “clasificada y confidencial” sobre “terminales de despacho en el país, su ubicación y capacidad de producción”, información que líderes opositores y “expertos petroleros de derecha” revelan a diario por medios de comunicación y redes sociales, esto, con el fin de demostrar la supuesta vinculación entre los camaradas y sectores de la derecha y el imperialismo.

Aunque tales declaraciones fueron esgrimidas por el fiscal dando una imagen de verosimilitud y confianza, demostrar las acusaciones que recaen sobre este par de jóvenes resulta verdaderamente complejo y difícil, puesto que los argumentos contra ellos son tan contradictorios como inexplicables, a pesar que también el Presidente Maduro dijese que tenían “pruebas contundentes contra ellos”.

Una luz al final del túnel

No obstante, la presión ejercida a través de las redes sociales, y las movilizaciones por parte de un grupo de organizaciones de izquierda en favor de la liberación de Aryenis y Alfredo, han surtido efecto para que los delitos más graves sobre los que fueron acusados fuesen desestimados, a lo que debe añadirse por supuesto las inconsistencias en las pruebas presentadas por la fiscalía.

Esto, por ahora, definitivamente constituye una victoria, pero no significa que la guerra esté ganada aún. Es necesario mantener la presión política y la movilización popular para lograr la libertad de estos dos compañeros, injustamente detenidos.

Ahora bien, debemos señalar que esta pequeña victoria tampoco significa que el gobierno realmente esté rectificando y haciendo concesiones a la clase trabajadora. Más bien, es posible que el gobierno quiera presentar una cara un poco más limpia ante la izquierda, tanto nacional como internacionalmente, en vísperas del proceso electoral que se avecina para el próximo 6 de diciembre.

A pesar de ello, este pequeño avance y cambio en las condiciones abre un escenario de posibilidades para que más temprano que tarde, Aryenis y Alfredo sean liberados.

Más aún, la lucha por la liberación de estos dos camaradas debe vincularse a la lucha de la izquierda en general para frenar la represión estatal contra sectores del movimiento obrero y popular, y es una bandera de lucha que la Alternativa Popular Revolucionaria debe tomar en sus manos y empujar hacia adelante, sobre todo en el marco de la campaña electoral de cara al 6 de diciembre. Desde la Corriente Marxista Lucha de Clases apostamos a esa perspectiva, y estamos dispuestos a poner manos a la obra. ¡Adelante compañeros! 


Notas:

(1) https://aryenisyalfredoinocentes.wordpress.com/2020/09/22/comunicado-3/