Un mirada hacia atrás para preparar los triunfos ahora

Los resultados de los pasados comicios electorales donde resultó electa la izquierda salvadoreña estuvieron impregnados de una emotividad y esperanzas de parte de la población hacia el cambio que no habíamos visto desde el pasado conflicto, en última instancia quien garantizó la victoria del FMLN fueron las masas votando masivamente y defendiendo el voto de la izquierda.


Los resultados de los pasados comicios electorales donde resultó electa la izquierda salvadoreña estuvieron impregnados de una emotividad y esperanzas de parte de la población hacia el cambio que no habíamos visto desde el pasado conflicto, en última instancia quien garantizó la victoria del FMLN fueron las masas votando masivamente y defendiendo el voto de la izquierda.
Si la población se volcó hacia el FMLN no fue accidental, las masas vieron correctamente al partido como la única alternativa para poder solucionar sus problemas financieros, sociales, de salud, etc. En ese sentido es correcto afirmar que el FMLN es el partido de los y las trabajadoras quién aglutina las esperanzas de las demás capas oprimidas de la sociedad.
Esto es muy importante, para los marxistas es de vital importancia tener claro quienes son las bases que nutren cada partido, ya que un partido es la representación política de una clase determinada, saber que clase (trabajadores, campesinos, pequeños comerciantes, grandes empresarios, etc.) es la que marca el curso del partido nos lleva también a tener una  percepción de que tipo de programa aplicará o debería aplicar si quiere satisfacer las necesidades de su base así como saber con que fuerzas cuenta para desarrollar el programa y enfrentar a las clases que no quieran que dicho programa se aplique.
En otras palabras, si el FMLN es el partido que representa los intereses de los trabajadores, campesinos y demás capas oprimidas debe aplicar un programa que este en contra de los intereses de los grandes empresarios, ¿Por qué? Porque los intereses de los empresarios son contrarios a los de los trabajadores, los marxistas no atacamos los intereses de los empresarios por una cuestión moral SINO INEVITABLE si queremos asegurar mejoras a los trabajadores, así un aumento de salarios en una fábrica estará bloqueada desde el inicio por parte del dueño de la empresa porque significaría una baja en sus ganancias.
¿Con que fuerza cuentan los empresarios? Con la fuerza del capital, parte del ejército reaccionario (generalmente con los de alto rango y algunos de medio), medios de comunicación, algunos líderes religiosos, sus partidos políticos (PCN, ARENA, PDC),  ¡es una fuerza grandísima! Si pero no indestructible, los trabajadores tenemos dos ventajas: el papel que desempeñamos en la sociedad y la facilidad con la que podemos atraer y conducir a las demás capas oprimidas si hemos dado pasos decisivos.
Aquellos que dicen llamarse “amigos” pero que te dicen que te calles si tienes problemas en tu fábrica, si están despidiendo a compañeros de tu trabajo, si recibes un salario miserable, etc. porque esto alejará a los inversionistas y reflejará una falsa imagen de problemas en el interior de nuestro partido son como esos vecinos que al notar que te están asaltando en tu hogar te pide que no grites porque asustarías a los demás vecinos y podrías generar algún disturbio, este tipo de “amigos” son aquellos que en el fondo quieren respetar los derechos del gran capital vendiendo el alma de sus madres si fuera necesario.

100 días
A 100 días de gobierno podemos señalar algunos aciertos, la legalización de tierras, la entrega de alimento y uniformes a los estudiantes, etc. Sin embargo, también podemos señalar algunas limitantes (como militantes honestos del FMLN creemos que tenemos el derecho de debatir en el tono más fraterno lo que podría mejorar a nuestro GOBIERNO): los asesinatos no han bajado, la situación económica tampoco ha mejorado y aún no se ha solucionado en líneas generales las vidas de millones de salvadoreños.
Tras los 100 días de mandato de Funes no faltaron las voces que criticaron la gestión presidencial, voces de derecha y también voces de ciertos grupos de izquierda, ambas tenían como base el argumento de la crisis económica que esta atravesando el mundo, de ese argumento brotaban nuevas posturas, Alfredo Cristiani no dudó en salir a decir que en su gestión las cosas estaban peor y que si supo hacerles frente (una farsa) y las voces de “izquierda” argumentaban que debido a la crisis la gente no podía esperar mucho de este gobierno.
Ambas son planteamientos incompletos, si es cierto que estamos atravesando por una de las peores crisis en la historia del capitalismo pero esto solo evidencia la necesidad de la expropiación de la gran propiedad privada. ¿Podemos esperar mucho de este gobierno? ¡Si podemos! Pero con la aclaración que para ello el FMLN debe expropiar a los grandes capitalistas (HAY QUE PONER LAS EMPRESAS BAJO CONTROL OBRERO), esto aún no es socialismo pero si es un paso adelante en la defensa de los intereses de los trabajadores.
Resumiendo, las limitantes de nuestro gobierno residen en que ha querido conciliar intereses irreconciliables, los de los trabajadores y empresarios, en que no ha tocado los medios privados de producción y que no se ha apoyado en las masas para llevar a cabo una lucha frontal en contra de aquellos que realmente empobrecen a la sociedad: los Cristiani, los Poma, los Zablah y todos los grandes capitalistas de nuestro país.               

El papel del FMLN en el gobierno
La derecha quiere crear un abismo entre el FMLN y Mauricio Funes, presentando al primero como un partido intransigente y a Funes como alguien con el que se puede conciliar, otro de los argumentos es que el FMLN ganó gracias a Funes y que en última instancia fue quien determinó el curso de las elecciones.
Todos estos argumentos están dirigidos a desorientar a las bases de nuestro partido, la conexión entre el FMLN y Funes es algo que no se puede perder de vista jamás, Funes es la representación de las aspiraciones de las masas pero NO hubiera podido llegar al poder si no era junto al FMLN, es decir hay una relación dialéctica entre ambas partes, preguntémonos ¿Hubiera tenido el mismo efecto si Funes hubiera sido candidato de ARENA? No, no lo hubiera tenido, la imagen del periodista a favor del pueblo hubiera caído inmediatamente, lo hubieran tildado de derecha y Funes no hubiera llegado al poder, sin embargo esto no fue así, tampoco podemos negar el impulso que dio Funes al FMLN.
Ahora debemos decir que no compartimos la visión de la dirección de nuestro partido en que en este momento se necesite un gobierno de unidad nacional (entre los empresarios, trabajadores y capas oprimidas) ya que esto en la práctica es imposible, como la historia ha demostrado en varias ocasiones, la burguesía plantea unidad generalmente cuando están en una posición débil y ante el temor del ascenso de las masas para evitar que estas peleen por mejoras y para prepararse para el momento que se deba reprimir al movimiento.
Es por eso que el papel del FMLN en el gobierno es vital, una critica fuerte que ha surgido en las bases de nuestro partido es la participación de agentes externos a este, tal es el caso del movimiento Amigos de Mauricio, el ejemplo mas concreto de la desconfianza de estos sectores la tenemos en la protesta que se dio en casa presidencial en contra de la construcción de la presa El Chaparral, esto es  correcto, en la practica la dirección de los Amigos de Mauricio no quieren luchar por el verdadero cambio, a pesar que han aglutinado una base de los pequeños comerciantes, intelectuales, profesionales, etc. Juegan un papel nefasto en el gobierno, como un freno, es labor de nuestros comités ganarse a la base social de la pequeña burguesía arruinada y expulsar a los empresarios de nuestro gobierno, esto nos permitirá poder llevar en la practica un programa claro, la ausencia de los Amigos de Mauricio debe ser rellenado con los cuadros de avanzada de nuestro partido.     

Honduras, un ejemplo clave

Debemos prepararnos, seríamos ingenuos si pensáramos que todo va a ser fácil, la historia ha demostrado que la debilidad invita a la agresión, sino revisemos los casos de Venezuela y más recientemente Honduras, el movimiento de masas es el único que ha podido hacerle frente al gobierno de facto y si Zelaya ha podido regresar a Honduras ha sido gracias a las jornadas de lucha que han llevado a cabo los trabajadores hondureños, debemos recordar que el verdadero motivo por el cual se organizó el golpe fue por que Mel estaba tocando los intereses de los capitalistas para beneficiar a los pobres.
A la llegada de Mel se abre una nueva pagina de la historia hondureña, aun no termina y la orientación debe ser llamar a una huelga general, armar a la población ya que la reacción esta armada hasta los dientes y la única forma de parar el conflicto es que los capitalistas vean la actitud decisiva de los trabajadores en no ceder ninguna conquista, el siguiente paso es no conciliar y expropiar inmediatamente  a los capitalistas, encarcelar a los golpistas e instaurar un régimen de democracia obrera, sino se hace esto se abrirá una etapa de reacción hacia el movimiento.  

septiembre de 2009

News Reporter

Deja un comentario