5 febrero, 2015

Sobre la beatificación de Romero

La reciente noticia del 3 de febrero pasado ha emocionado a la mayoría de los salvadoreños y gran parte de cristianos latinoamericanos que se declaran seguidores de monseñor Romero. La alta jerarquía de la iglesia católica ha anunciado la beatificación, después de años de evaluaciones burocráticas el martes se hizo pública la noticia y es que esto no ha sido fácil para la elite de la iglesia que esta intensamente mezcladas con la clase dominante nacional e internacional, muchos dicen que tras esta decisión debe venir por advenimiento la unificación de la sociedad salvadoreña, o sea ¿¡la unificación entre explotadores, corruptos y asesinos con los trabajadores explotados y marginados!?

La reciente noticia del 3 de febrero pasado ha emocionado a la mayoría de los salvadoreños y gran parte de cristianos latinoamericanos que se declaran seguidores de monseñor Romero. La alta jerarquía de la iglesia católica ha anunciado la beatificación, después de años de evaluaciones burocráticas el martes se hizo pública la noticia y es que esto no ha sido fácil para la elite de la iglesia que esta intensamente mezcladas con la clase dominante nacional e internacional, muchos dicen que tras esta decisión debe venir por advenimiento la unificación de la sociedad salvadoreña, o sea ¿¡la unificación entre explotadores, corruptos y asesinos con los trabajadores explotados y marginados!?

Con esto tratan de endulzar la memoria de los trabajadores olvidando por completo la barbaridad tras el asesinato del arzobispo y de los miles que cayeron en el pasado luchando contra la opresión, tarde o temprano la dulzura de tener a un santo pasara y nos daremos cuenta que nada ha cambiado con ello, lamentablemente para la clase dominante no hay cortina de humo que no se disuelva.
No tenemos nada en contra de dicha decisión, ni nada en contra de los cristianos, creemos que la religión debe de mantenerse como una cuestión de carácter personal autofinanciándose económicamente en sus bases sin la intervención del Estado y sin ser utilizada como medio de coerción por parte de este de todas formas cada quien debe de ser libre de creer lo que más le convenga, incluso bajo el socialismo, la libertad de culto será un derecho fundamental para los trabajadores, si estos así lo desean pero esto no significa que no intentaremos convencer a través de la explicación amigable, la necesidad de desprenderse de las creencias idealistas que han permanecido por años en la humanidad utilizadas por la clases dominantes para mantener su poder.
Romero y su legado
La iglesia ha declarado que no ha sido necesario que monseñor haya hecho algún milagro sobre natural para declararlo santo, tal y como lo estipula los requisitos ante esto la iglesia se ha valido de una excepción de la cual ha sido beneficiado Monseñor, hablamos del “odio a la fe” se ha declarado públicamente que el caso de Romero ha sido un Asesinato por «odio a la fe» y no estamos en desacuerdo con ello pero debemos entender que la fe que Romero defendió no fue la fe de la actual cúpula de las iglesias ni de sus principales contribuyentes a nivel internacional –banqueros y empresarios-
La visión de Romero va más allá de la conservadora concepción filosófica de la iglesia. Desde que giró en defensa de los trabajadores explotados siempre defendió la justicia para ellos y siempre lo hizo desde una visión de clase, identificando muy bien la principal causa del sufrimiento del pueblo, en sus homilías se escuchaban frases como esta “…si estamos diciendo que la raíz no se toca, que esta fértil, tiene que seguir produciendo malestar una injusticia social a base de una aberración de la propiedad y de una absolutización de la riqueza, que, para colmo, se trata de defender con la represión. Y allí está la causa de todo: injusticia social y represión” comparó la situación del país en ese momento, con la situación que se vivía bajo el esclavismo –modo de producción donde surgieron los primeros cristianos inspirados por Jesús – Los verdaderos cristianos deben de seguir su legado pues después de 35 años de su muerte la situación es peor.
La burguesía y la derecha que asesinó a la «voz de los sin voz» aún sigue matando, explotando y oprimiendo al pueblo de Romero, él también decía acertadamente “La iglesia tiene que denunciar lo que se ha llamado con razón “pecado estructural”, es decir, aquellas estructuras sociales, económicas y políticas que marginan a la mayoría de nuestro pueblo”, Romero nunca fue participe de una iglesia alejada de la sociedad, del sufrimiento del pueblo. ¡La idea de un cielo es maravillosa pero hay que poner los pies en la tierra y luchar por el paraíso celestial en la tierra! y eso es posible si seguimos el mensaje central de Romero.
Esta es la única forma de rendirleun verdadero tributo a nuestro mártir. Irónicamente la derecha quiere hasta construirle un monumento y algunas veces hasta lo alaban en sus discursos ¡hipócritas! en sus manos aún corre la sangre de miles de hombres y mujeres que lucharon por la liberación del capital, mientras exista la propiedad privada de los medios de producción la sangre seguirá corriendo en sus manos y siempre buscaran la forma de acabar con aquel que luche por acabar con sus riquezas, para años después convertirlos en iconos inofensivos. Y ciertamente muchos querían un santo pero somos muchos más los que queremos justicia.