24 marzo, 2021

Sindicato de maquila textil FYD S.A. de C.V. denuncia ataques a sus afiliados por parte de la patronal

Durante muchos años, el Sindicato Salvadoreño de Industrias Textiles ha estado en una constante lucha en defensa de los intereses de los/as trabajadoras de la maquila. Durante la pandemia y la cuarentena estricta el sector de la maquila fue el que más violaciones a los derechos laborales presentó, a pesar que el presidente manifestó públicamente que ninguna empresa dejaría de pagar salarios o que ninguna empresa suspendería operaciones.

Rolando Castro afirmó el 16 de marzo del 2020 que «el Gobierno del presidente Nayib Bukele no va a permitir que algunos empresarios se valgan de leguleyos jurídicos para hacer despidos de hecho “vamos a proteger a los trabajadores, no hay razón de suspensiones laborales” y el 24 de marzo reafirmó “No vamos a permitir un tan solo despido en esta crisis” mientras que el entonces secretario jurídico de la presidencia, Ernesto Castro, hoy diputado electo, declaró “Vamos a proteger a los trabajadores, no hay razón para despidos ni suspensiones de contratos”. Sin embargo, la realidad fue totalmente diferente.

Durante la pandemia, la situación de Industrias Florenzi ha sido el caso más controversial y mediatizado, por la lucha de las 210 compañeras y compañeros que fueron despedidos en medio de la cuarentena obligatoria y que desde entonces iniciaron un proceso heroico demandando respuestas por parte del Estado; pero lo cierto es que el de Florenzi no ha sido ni por cerca el único caso de abusos laborales, miles de trabajadores sufrieron ataques por parte de las patronales, como despidos injustificados, retenciones y reducciones de salarios, etc. Los trabajadores y trabajadoras han tenido que enfrentar todo esto sin la ayuda ni el acompañamiento del Ministerio de Trabajo, que no ha trabajado para defender sus derechos laborales.

Este es justamente el caso de los trabajadores de la maquila textil FYD S.A. de C.V. en la zona franca de San Marcos que produce para marcas deportivas Hanes, maquila a la que pertenece el Sindicato Salvadoreños de Industrias Textiles y Similares que ha denunciado en el último año frente a la institucionalidad del Estado, un aumento acelerado de las violaciones de los derechos sindicales y laborales sin recibir respuesta alguna.

Incumplimiento de ley de emergencia nacional y acuerdos laborales

Los días en que la industria se paralizó la patronal debía responder por la salud de sus trabajadores, sin embargo, esto no fue así. A la fecha el sindicato denuncia que muchos salarios de ese periodo no han sido pagados a sus trabajadores y no hay ninguna intención por parte de la patronal de responder ante esta clara violación laboral y tampoco el Ministerio de Trabajo ha sabido dar respuesta a esta denuncia laboral. Esto deja al descubierto la complicidad del gobierno con las grandes empresas violadoras de los derechos laborales.

A partir de la lucha sindical se había conseguido instalar una mesa de diálogo entre la patronal y los trabajadores para resolver diferentes conflictos importantes, esta mesa había funcionado más o menos de manera estable durante años, aunque habían intentado disolverla en varias ocasiones, fue hasta el año 2020 cuando el patrono sin ninguna justificación decidió desarticularla e incrementar así los ataques contra los sindicalistas, violando acuerdos pactados entre ambas partes en luchas previas.

Persecución, acoso y amenazas de despido para los sindicalistas

La patronal ha tomado muchas acciones para desacreditar y desarticular al sindicato, utilizando todo tipo de maniobras, creando sindicatos patronales con trabajadores esquiroles financiados por la patronal, inventando chismes y falsos contra los directivos, e incluso aislando a los sindicalistas de los sectores no sindicalizados, como ocurrió recientemente con la desarticulación del módulo 9 de producción, donde desarmaron toda línea de producción que normalmente tiene 24 operarias y solo dejaron produciendo a tres sindicalistas y tres directivos. Esta es una forma de bloquear la comunicación entre los sindicalistas y los trabajadores no sindicalizados con el objetivo de acabar con la resistencia de la organización sindical y exponerlos para que sean víctimas de burlas y discriminación por parte de los esquiroles.

A pesar que los sindicalistas han denunciado constantemente estas violaciones de los derechos sindicales y laborales no han recibido ninguna respuesta de las autoridades lo cual es totalmente lamentable, se encuentran solos en su lucha sin ninguna institución o ley que los respalde. Y al contrario, como muchos sindicatos, han sido víctimas de la manipulación que, Rolando Castro, ministro de Trabajo, quiere ejercer sobre ellos al negarles sus legítimas credenciales para operar, esto es una falta de respeto a sus derechos como sindicalistas, las instancias correspondientes deben tomar cartas en el asunto.

Como jóvenes y clase trabajadora organizada, acompañamos a los sindicalistas de FYD y junto a ellos exigimos una pronta respuesta a sus demandas: El pago del 100 % de los salarios adeudados, la reactivación de la mesa de negociación, el cese al ataque, la persecución y la difamación, el respeto a las leyes laborales y sindicales que tienen que ver con la Constitución y los tratados internacionales con la OIT, la entrega de credenciales inmediatamente y la pronta entrega para todos los sindicatos que las están exigiendo.

Los sindicatos y la clase obrera en general deben unirse para acabar con los ataques de la patronal, siguiendo el ejemplo de las compañeras de Florenzi que han mostrado que se puede vencer. Junto a todos los explotados de la sociedad, debemos alistarnos para dar la batalla en unidad contra los ataques de la patronal y los del gobierno que da la espalda a la clase trabajadora ante estas violaciones laborales.

¡Unida y combativa la clase obrera vencerá!
¡Solidaridad con todas las luchas de la clase trabajadora!

Deja un comentario