18 mayo, 2021

Relanzamiento del Militante BPJ – Prensa marxista de la clase obrera y la juventud

Ha pasado más de un año desde que el Militante BPJ interrumpió su circulación en papel. Después de 10 años de publicaciones, se nos hizo imposible mantener la regularidad de la publicación debido a las medidas restrictivas por la pandemia del Covid-19. Este primero de mayo 2021 pudimos retomar las publicaciones mensuales del Militante BPJ.

Descarga el Militante BPJ No 89 – Mayo 2021 para difundir AQUÍ

Nuestra tarea ha sido y seguirá siendo llevar las ideas del marxismo a todos los sectores de la clase obrera y la juventud. Nuestro compromiso es entregar regularmente análisis marxistas de los acontecimientos más fundamentales de la lucha de clases en El Salvador y en el mundo, con el propósito de desmentir y acercar la verdad a nuestros lectores, desenmascarando las viles mentiras del régimen a través de sus medios de comunicación que están al servicio del gran capital.

El relanzamiento del Militante BPJ llega en un momento crítico y fundamental de la historia de la humanidad, estamos en medio de una de las peores pandemias de la historia, miles de personas han perdido la vida a causa de esta enfermedad y millones sufren las consecuencias del virus. La clase obrera se encuentra desprovista de una red de hospitales a la altura de sus necesidades de atención médica y del suministro a tiempo de una vacuna contra el virus, mientras un reducido grupo de personas se ha seguido enriqueciendo asquerosamente a partir de nuestro sufrimiento.

Las cifras revelan lo anterior crudamente, el multimillonario dueño de Amazon, Jeff Bezos, solo durante el año pasado aumentó su fortuna en $74.000 millones de dólares, y ahora tiene una de las fortunas más grandes del mundo con $200 mil millones de dólares.

“Bezos ahora gana más dinero por segundo de lo que gana el trabajador estadounidense típico en una semana. Un ciudadano estadounidense con una licenciatura ganará alrededor de $2,2 millones en su vida de promedio; Bezos gana alrededor de $2,2 millones en 15 minutos. Con sus $200 mil millones, es tan rico que para él gastar $2 millones es el equivalente de gastar $1 para un ciudadano normal. Su fortuna es más del doble que la de toda la monarquía británica y es tan grande como el PIB de países enteros”1.

Este crecimiento de la fortuna de los ultraricos internacionales y nacionales es realmente insultante para las condiciones en las que tiene que vivir la clase obrera, que está siendo golpeada no solo por el coronavirus, sino con todos los males de la sociedad burguesa como los bajos salarios, la explotación extenuante, los despidos injustificados, el desempleo crónico, los altos precios de los alimentos y medicamentos, el cambio climático, la violencia machista, etc.

Desde nuestras páginas nos comprometemos a denunciar con cifras y argumentos todos los ataques e injusticias que desde el capital se le imponen a la clase obrera, todo lo que el régimen y sus medios de comunicación intentan ignorar o esconder porque no le conviene al sistema.

A medida que la crisis se desarrolla los males del capitalismo se intensifican y salen a la superficie, la sociedad parece retroceder cientos de años sumergida en decadencia por doquier. Los feminicidios, el racismo, y la discriminación por sexo entre otras degeneraciones sociales se ponen a la orden del día, fruto de la descomposición de la sociedad, esta es una señal que el orden existente se han enredado en sus propias contradicciones y es incapaz de resolverlas, siendo los obreros y obreras quienes, en esta vorágine de contradicciones, sufren brutalmente las consecuencias.

El capitalismo es incapaz de poder brindarnos una alternativa de vida cualitativamente diferente a la que vivimos, esta es una verdad concreta y en la actualidad ningún político se atreve a plantearla, porque están unidos por uno y mil hilos a los amos de la sociedad: empresarios, banqueros y terratenientes. Los políticos no ofrecen alternativas reales, cada vez más sus discursos se vuelven más ilusorios y quedan al descubierto a los ojos de las masas trabajadoras. Hoy es más evidente para muchos que estos políticos están totalmente desconectados de la realidad que vive la mayoría aplastante de la población.

Durante los últimos años, hemos tenido diferentes tipos de gobierno en El Salvador, todos con discursos e ideas de cambio y, sin embargo, desde el 2009 a la fecha, nada ha cambiado, al contrario, nuestra miseria y sufrimiento se intensifica con el paso de los años; de la esperanza, eslogan del FMLN en 2009 cuando ganó las elecciones prometiendo el cambio, la clase obrera pasó lenta y dolorosamente a la desesperanza y el proceso está condenado a repetirse.

El debate en la izquierda

Como BPJ queremos contribuir al debate de la izquierda y ponemos a disposición de todas las organizaciones sindicales y estudiantiles nuestro periódico, todo lo que está ocurriendo en la actualidad, las políticas del gobierno, los acuerdos con el FMI, la utilización de sindicatos pro gobierno, las luchas sindicales y laborales, etc., es motivo de un debate serio dentro de la izquierda.

El Militante se propone ser una herramienta para impulsar ese debate. Nos interesa discutir las perspectivas de la lucha de clases, la necesidad de la construcción del partido de la clase obrera y por supuesto el programa e ideas que este debe defender.

La lucha por las demandas y la lucha revolucionaria y socialista

Para nosotros, es importante dejar claro que no hay salida en líneas capitalistas, es imposible avanzar en la consecución de derechos y demandas que sean sostenibles en la sociedad capitalista en crisis. Ya en el pasado hemos atravesado la experiencia de intentar conseguir derechos y reformas al margen del capitalismo y, sin embargo, todo esto ha venido retrocediendo con el paso de los años, libertades sindicales y derechos laborales están siendo constantemente pisoteadas por las patronales en los centros de trabajo, lo que es realmente el inicio de un periodo de retrocesos. Estos hechos demuestran que en los estrechos limites del capitalismo ninguna conquista está garantizada.

Por tal razón, todas las luchas y demandas democráticas del movimiento revolucionarias deben estar conectadas con un programa de lucha por la transformación de la sociedad de manera radical, y eso solo puede lograrse mediante la toma del poder económico por parte de la clase obrera. En este sentido, la tarea de los revolucionarios es poner a discusión de toda la clase obrera estas dificultades y trazar las tareas inmediatas para la lucha revolucionaria.

La construcción del partido revolucionario de la clase obrera

Nuestro periódico está comprometido no solo a la difusión y a la agitación de las ideas revolucionarias, sino también a la construcción de la herramienta que necesita la clase obrera para combatir la ofensiva capitalista: el partido revolucionario de la clase obrera. En la medida que nuestra prensa difunde las ideas y pone sobre la mesa las tareas inmediatas y generales de la clase obrera, debe también organizar, formar y aglutinar a los sectores más radicalizados de la clase trabajadora con el objetivo de potenciar todas las energías revolucionarias en un solo punto y bajo un mismo objetivo: la lucha por las mejoras sustanciales de la clase obrera, por sus demandas y derechos, vinculado a la lucha por la transformación de la sociedad, pasar de una sociedad capitalista a una sociedad socialista.

Como ya Marx lo había explicado, la clase obrera sin organización es solo materia prima para la explotación. Uno de los propósitos fundamentales del Militante BPJ que está íntimamente vinculado con la denuncia y la agitación sobre la lucha e intereses de la clase obrera es la construcción de su herramienta de lucha, porque comprendemos la enorme necesidad que la clase obrera tiene para combatir su miseria y explotación, necesidad que solo puede ser solventada a través de la construcción de su partido.

La clase obrera salvadoreña que fue traicionada por el partido que un día representó sus intereses, hoy tiene la enorme tarea de reorganizarse y combatir todos los obstáculos para su liberación. Para conseguir eso se necesita necesariamente un partido audaz, preparado en la práctica y la teoría, centralizado y disciplinado, como Trotsky dijo: “El partido obrero -el verdadero- no es un instrumento de maniobras parlamentarias, es la experiencia acumulada y organizada del proletariado. Sólo con la ayuda del partido, que se apoya en toda su historia pasada, que prevé teóricamente la dirección que tomarán los acontecimientos, sus etapas, y define las líneas de actuación precisas, puede el proletariado liberarse de la necesidad de recomenzar constantemente su historia: sus dudas, su indecisión, sus errores”2.

Como marxistas editores de este periódico comprendemos la necesidad urgente de construir el partido de la clase obrera y sacrificamos parte de nuestra vida a la construcción de este. Por tanto, nuestra prensa solo es un instrumento para un fin imperiosamente necesario en la actualidad. El Bloque Popular Juvenil desde hace mas de 10 años ha estado construyendo las bases del futuro partido marxista de la clase obrera, únete a nuestra causa nacional e internacional ¡la lucha por el socialismo mundial!


NOTAS:
[1]  Feliz año nuevo – para algunos, Alan Woods, enero 2021
[2] León Trotsky, Las lecciones de la Comuna

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *