Como hijos de trabajadores, concientes de que podemos transformar las condiciones materiales por medio de la actividad revolucionaria, el Movimiento de Estudiantes No Aceptados (MENA) surge como alternativa a las aspiraciones de los bachilleres que no fueron aceptados en el periodo de selección de la UES. Con la coordinación y orientación de nuestros camaradas de FAU y la organización en general llevaremos a cabo una campaña de propaganda  y agitación en defensa de la educación para los hijos de los trabajadores con volantes en los buses, cuchumbeos (colaboración económica), intervención en las tribunas del FMLN, etc.  Culminando con una combativa manifestación el día 19 de febrero a las cuatro de la tarde desde el Parque Cuscatlán hacia Plaza Cívica, para lo cual contamos con  tu participación y te pedimos que te sumes a nosotros por la lucha por un lugar en la UES para el hijo del obrer@.


Estamos a las puertas de otro año lectivo a nivel nacional y para muchas familias trabajadoras ha sido un alivio que desde el gobierno central vía Ministerio de Educación se les proporcione ayuda como uniformes, útiles escolares y zapatos que  aunque de manera irregular ya comenzaron a repartirse en los centros escolares públicos. Los marxistas aglutinados en el BPJ apoyamos estas medidas tomadas por el ejecutivo, pero somos francos en reconocer el alcance limitado de las mismas. Sabemos en el fondo que aunque representa un paso muy bueno que nunca se había dado dentro de los gobiernos pro burgueses de ARENA. Esto estará condicionado por las relaciones de producción  que  forman la estructura  económica de la sociedad sobre la que se levanta -como afirmaba Marx- la superestructura jurídica y política, la cual es seguida por determinadas formas de conciencia social. ¿Qué quiere decir esto? Que aunque es una buena medida ésta se topará tarde o temprano con la falta de asignación de recursos, recordemos que estos planes sociales dependen fundamentalmente de préstamos internacionales puesto que la economía tan determinante en los sistemas  de organización social no está controlada por el ejecutivo mucho menos por un partido sino que pertenece en ultima instancia a la clase social hegemónica que la controla a su conveniencia y a su antojo. 

Las perspectivas a nivel de educación media y superior no son muy halagadoras, comenzando por una disminución en la asignación de presupuesto al ramo de la educación,  -paradójico podríamos decir- que una de las reivindicaciones de los gobiernos de los partidos de izquierda, como lo es la educación haya sufrido una disminución en su presupuesto ordinario para su funcionamiento en el 2010. La educación en el nivel medio sufrió una reforma en la que se hizo en “teoría” accesible a toda la población al aprobar los partidos de derecha su gratuidad en el 2009 en una carrera por atraer adeptos para las presidenciales. Propuesta que fue hecha de antemano por el Frente desde hacía ya varios años; pero muy a pesar de las intenciones que en aquel entonces tenía nuestro partido debemos de estar conscientes que las condiciones para que se logre cubrir la demanda en la educación media es todavía muy grande y pasa por asignar un mejor presupuesto para la infraestructura y material humano. En “Historia de la Pedagogía” de M. A. Konstantinov se lee: “En las condiciones de la sociedad capitalista, la clase obrera arranca a la burguesía algunas concesiones en el campo de la instrucción mediante la lucha organizada. Con frecuencia, la burguesía explica la implantación de la enseñanza primaria general por sus posiciones democráticas y porque aspiran a “elevar el nivel de las masas populares”. Marx y Engels revelaron el carácter hipócrita de estas manifestaciones y demostraron que la burguesía se ve obligada a realizar algunas medidas en relación con la instrucción de las masas populares bajo la presión del movimiento obrero, y también debido a que necesita obreros calificados”

En la educación superior podemos ver los mismos vicios de la educación media. Con muchos años de tradición en las luchas por emancipar a la clase trabajadora y hacer de la educación un medio para forjar conciencia a las masas de su papel protagónico en el desarrollo de su historia como un requisito previo para  la implantación de un nuevo tipo de sociedad. La UES ha sido atacada por décadas por regímenes militaristas y por la burguesía. Bajos presupuestos, cierres forzados por militares, intervenciones armadas, etc. Los periodos de lucha por una asignación de presupuesto acorde a las exigencias o demandas de la población en su mayoría proletaria no son nada nuevo y en los siguientes meses veremos un incremento de las luchas por las mejoras al acceso de la educación superior alentadas por un reciente triunfo electoral de la izquierda.

Los hijos de los trabajadores demandamos del nuevo gobierno una mejora sustancial de las condiciones materiales del alma mater,  para un acceso masivo de los recién graduados de educación media (75,000 bachilleres, datos del MINED) esto no solo “elevaría el nivel de las masas”, si no que pondría de manifiesto el verdadero carácter progresista de un gobierno de Funes-FMLN, y estamos seguros que seríamos los primeros en defender un programa de este tipo junto con las amplias capas de trabajadores y sus hijos, en otras palabras hay que arrebatarle la educación a la burguesía. Si tan solo el gobierno se apoyara en quienes lo llevamos al poder, se abriría una férrea lucha por arrebatarle no sólo la educación sino que además los sectores claves de la economía.

Como hijos de trabajadores, concientes de que podemos transformar las condiciones materiales por medio de la actividad revolucionaria, el Movimiento de Estudiantes No Aceptados (MENA) surge como alternativa a las aspiraciones de los bachilleres que no fueron aceptados en el periodo de selección de la UES. Con la coordinación y orientación de nuestros camaradas de FAU y la organización en general llevaremos a cabo una campaña de propaganda  y agitación en defensa de la educación para los hijos de los trabajadores con volantes en los buses, cuchumbeos (colaboración económica), intervención en las tribunas del FMLN, etc.  Culminando con una combativa manifestación el día 19 de febrero a las cuatro de la tarde desde el Parque Cuscatlán hacia Plaza Cívica, para lo cual contamos con  tu participación y te pedimos que te sumes a nosotros por la lucha por un lugar en la UES para el hijo del obrer@.


¡Por un aumento presupuestario a la UES!

¡Por la nacionalización de la educación!

¡Por un empleo para los estudiantes egresados!

¡Por un gobierno de izquierda con una política de izquierda!

Enero de 2010

Deja un comentario

Check Also

No más violencia contra la mujer en El Salvador

“Hombres y mujeres somos iguales, ¿por qué tiene que haber un Día Internacional de la Elim…