Veinte años de ataques a los trabajadores

Los procesos electorales son un termómetro que mide la temperatura de la sociedad donde se reflejan las contradicciones de clase.

Veinte años de ataques a los trabajadores

Los procesos electorales son un termómetro que mide la temperatura de la sociedad donde se reflejan las contradicciones de clase.

Desde que llegó ARENA al gobierno se ha atacado a la clase trabajadora de muchas formas, como la privatización de empresas públicas como ANTEL, empresa de telecomunicaciones que fue comprada por France Telecom y que ahora es de Carlos Slim, entre otras, despidos masivos de trabajadores del sector publico, bajos salarios, aumentos de precios de los productos de consumo popular, y en general un aumento del costo de la vida.

Esto ha tenido consecuencias desastrosas para nuestro país como el aumento del comercio informal, la migración fuera del país principalmente a los Estados Unidos que ha servido como válvula de escape, el aumento de la delincuencia y unas condiciones de vida espantosas.

Apoyo masivo al FMLN

Hay un gran descontento acumulado y la actual crisis acelera esta situación, la clase trabajadora y los pobres del campo y la ciudad ya no soportan esto.  Esto se refleja en un apoyo masivo hacia el FMLN que se comprueba con asistencias masivas a los actos públicos donde se presenta Funes y también  con todas las encuestas que se han hecho hasta ahora, incluso las hechas por la burguesía.  Resulta curioso que la ultima encuesta hecha por una empresa contratada por Telecorporación Salvadoreña (TCS) da una ventaja de 4.5% sobre ARENA, cuando todas las demás dan diferencias de más del 15%, claramente podemos asegurar que ha sido manipulada.

Migajas que caen de la mesa

Esto ha obligado a la burguesía a dar algunas concesiones a los trabajadores como un aumento salarial de 50.00 $USD a una parte de los trabajadores del sector público y 25.00 $USD  a otra.  Aumento del subsidio al transporte público para evitar el alza al pasaje, aunque analistas piensan que el petróleo podría llegar a final de año a los 200.00 $USD el barril, esto significaría presiones más fuertes que en la actual crisis. Recientemente el candidato presidencial de ARENA en un acto de campaña y secundado por el presidente del país, anunció para los próximos meses un aumento a los pensionados y un aumento salarial a los trabajadores del sector privado, previo a un acuerdo con los empresarios.

Estas medidas están encaminadas a recuperar parte del apoyo perdido y reflejan que están muy conscientes y preocupados por el seguro triunfo del FMLN.  Muchas de estas concesiones tendrán un efecto pasajero.  Recordemos que estamos en medio de una crisis mundial del capitalismo y por lo tanto, las condiciones de vida seguirán empeorando y los aumentos son simples migajas que no compensan el deterioro de los niveles de vida.

Las próximas elecciones

En el 2009 son las elecciones presidenciales y también para alcaldes y diputados.  Originalmente se suponía que serían el mismo día, pero la burguesía decidió hacerlas separadas bajo la lógica de que la gente haga la diferencia a la hora de votar.  Históricamente el FMLN (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, ex guerrilla que se convirtió en partido político electoral con la firma de los acuerdos de paz en 1992) recibe más votos para alcaldes y diputados que ARENA (Alianza Republicana Nacionalista, principal partido con el cual la burguesía salvadoreña mantiene el control del estado desde 1989).

La burguesía no entregará el poder sin luchar.  La campaña de desprestigio y ataques en contra del FMLN cada vez va aumentando.  Basta mencionar los falsos vínculos con las FARC y la utilización cada vez más frecuente del lenguaje utilizado en tiempos de la guerra.

A pesar de los esfuerzos de Funes y el FMLN de presentarse como moderados y asegurar que cuando lleguen al gobierno respetarán el status quo, la burguesía no les cree y teme que lleguen al gobierno.  En realidad no temen a Funes y la dirección del FMLN, sino a las fuerzas de la clase trabajadora que ellos representan y que seguramente presionaran para que su gobierno tome medidas a su favor.

Peligro de fraude

El Salvador tiene un historial de fraudes electorales, los militares utilizaban las elecciones para legitimarse en el gobierno.

La burguesía utilizará cualquier recurso que tenga al alcance para continuar controlando el aparato del estado incluyendo un fraude electoral, aunque ahora se utilizan métodos más técnicos y no sean tan descarados como antes.

El pasado 13 de julio llenaron el estadio Cuzcatlán con más de sesenta mil personas utilizando métodos deshonestos como “sugerir” a muchos trabajadores del sector público que asistieran, pagarle a la gente para que vaya al evento y otro tipo de prácticas, llevaron grupos populares pero a mitad del discurso del candidato de ARENA, Rodrigo Ávila, la mitad del estadio ya estaba vació.  En estos días hemos visto que andan repartiendo pollos en las comunidades pidiendo el voto.

La posibilidad de fraude es completamente real.  La burguesía controla el tribunal supremo electoral, aunque el FMLN tiene presencia pero los partidos de la derecha son mayoría y ya han tomado muchas medidas como por ejemplo: la separación de las elecciones presidenciales de las municipales y legislativas cuando se podían hacer el mismo día, sin importarles gastar el doble de recursos; permitir que las papeletas de votación que les falte alguna firma sean validas, etc.

Además el padrón electoral no está actualizado.  Según la prensa burguesa en el registro electoral hay cien mil muertos, hay una diferencia de 836.000 personas entre el censo y el padrón electoral, es decir, hay mas personas en el padrón que el censo, etc.

¿Que podemos hacer?

Nuestros sindicatos y el FMLN deben hacer un llamado para movilizarnos y prepararnos para evitar cualquier maniobra burguesa.

La clase trabajadora junto a los pobres urbanos del campo y la ciudad deben estar alertas para tomar las acciones necesarias a fin de evitar cualquier intento de fraude en las próximas elecciones.  Debemos organizarnos fortaleciendo los comités de base del FMLN y formando comités de lucha en las escuelas, bachilleratos, centros de trabajo, oficinas, cuarteles de la policía y el ejército para defender el voto de los trabajadores y trabajadoras.

10 de septiembre de 2008

News Reporter

Deja un comentario