El día de ayer, 21 de mayo, los doscientos trabajadores de la fábrica Olympia de México S.A de C.V realizaron una marcha del Chapultepec a los Pinos con el objetivo de que el gobierno federal interceda en la solución de sus demandas.

El día de ayer, 21 de mayo, los doscientos trabajadores de la fábrica Olympia de México S.A de C.V realizaron una marcha del Chapultepec a los Pinos con el objetivo de que el gobierno federal interceda en la solución de sus demandas.

Los trabajadores, que se encuentran en huelga desde el pasado 15 de enero, han emprendido una lucha en contra de la patronal que desde el mes de diciembre de 2008 dejó de pagar derechos laborales estipulados en el Contrato Colectivo del Trabajo además de que no pagó los salarios correspondientes a las dos primeras semanas de enero bajo el argumento de la falta de recursos.

Lo que inició como una lucha por demandas económicas se ha convertido en una lucha por demandas políticas. En palabras de los propios trabajadores, esta lucha deja claro al gobierno que son los obreros los que realmente tienen la batuta en la sociedad y que a través de la historia se han visto ejemplos de fábricas que pueden funcionar sin patrones pero no sin obreros.

Alrededor de las 10.00 de la mañana, un contingente de alrededor de 200 personas partió hacia los pinos con una enorme manta al frente que rezaba la consigna “Olympia por la nacionalización bajo control obrero”. A su paso por la avenida Reforma, los trabajadores no dejaron de gritar consignas durante todo el  recorrido.

Al llegar a la avenida Chivatito una comisión de trabajadores de la empresa ingresó hacia los pinos para plantear las demandas. En el tiempo que la comisión se encontraba adentro los trabajadores que se encontraban afuera realizaron un mitin en el que participaron trabajadores y estudiantes de distintos sindicatos y escuelas.

En primer lugar tomó la palabra la compañera Carla Beltrán, del periódico obrero Militante, que enfatizó en que los trabajadores de Olympia estaban poniendo un grandioso ejemplo a millones de trabajadores que estaban saliendo en esos momentos a la lucha. Explicó que en estos momentos en que la crisis está golpeando a miles de cientos de trabajadores a nivel mundial los capitalistas quieren cargar la crisis a la espalda de los trabajadores cuando ellos son los que la han creado.

El turno siguió a la compañera Giannina  Torres, trabajadora del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (SITUAM) quien dijo a los compañeros de Olympia que la huelga que ellos estaban sosteniendo desde hacía más de 4 meses significaba mucho para el conjunto del movimiento obrero dado que a pesar de que el gobierno quería desgastarlos, como lo hicieron en su momento con la pasada huelga del SITUAM, ellos no habían dado un paso atrás en su lucha y que eso podía palparse en la manera en la que habían marchado y la unidad tan grande que se mostraba.

Posteriormente tomó la palabra el compañero Carlos Márquez quien, a nombre de la Campaña Internacional Manos Fuera de Venezuela, explicó que los trabajadores de Olympia tomaban el primer turno en México de lo que en poco tiempo íbamos a ver extenderse a otros sindicatos como había sucedido en Venezuela, donde miles de trabajadores han tomado el control de sus vidas en sus propias manos y han tomado las fábricas para ponerlas a funcionar bajo el control de los trabajadores. Explicó que a parte de Venezuela, Brasil y Argentina, en ningún otro país de América Latina se había levantado la consigna del control obrero y que en ese sentido ellos marcaban un punto de inflexión dentro de la lucha de clases en nuestro país.

En el mitin también participó Guillermo Flores, trabajador de la Sección X de la CNTE,  quien explicó que los trabajadores magisteriales apoyaban la lucha de Olympia dado que la unidad de la clase trabajadora es un punto clave en la lucha en contra de la burguesía. Explicó que el magisterio, con las movilizaciones en contra de la Alianza por la Calidad de la Educación, y los trabajadores de Olympia, así como el resto de sectores que se encontraban en lucha, iban a lograr construir una sociedad mejor, una sociedad socialista si lograban unificar sus demandas y luchar como uno solo en contra de los explotadores.

Por su parte, Rodrigo Aguilar, trabajador de uno de los Institutos de Educación Media Superior dio un saludo a los compañeros al tiempo que explicó que dentro del capitalismo no había ninguna alternativa para los trabajadores y que en ese sentido era obligación de todos los trabajadores unificar sus luchas y demostrar a la burguesía quien realmente tiene el poder dentro de la sociedad. Así mismo hizo énfasis en que los trabajadores de los IEMS se iban a sumar a la convocatoria del Primer Encuentro en Defensa del Empleo a realizarse el 20 de junio en la sección IX de la CNTE dado que consideraban fundamental unirse en una sola lucha y levantar un programa de defensa del empleo y de los derechos democráticos de los trabajadores.

Al mitin también asistieron estudiantes de distintas escuelas de la UNAM, la UAM y el IPN, pertenecientes al CLEP-CEDEP, quienes dieron un combativo saludo a los asistentes y explicaron que la lucha de los trabajadores de Olympia era la lucha de los estudiantes también dado que como estudiantes ellos comprendían que en un futuro entrarían al mercado laboral y que un puesto de trabajo menos hoy es un puesto de trabajo menos para los estudiantes en un futuro. Explicó que con las luchas actuales en defensa de la educación pública y en contra del Sistema Nacional de Bachillerato que el gobierno pretende impulsar para privatizar más la educación ellos no solo levantaban la consigna de una educación gratuita, científica y de calidad sino también la de exigir al gobierno un puesto de trabajo digno al terminar los estudios.

Asistió también el compañero Nahúm Pérez, representante de la Red de Solidaridad con los Trabajadores Iraníes, quien combativamente saludó a los trabajadores y explicó que los trabajadores iraníes no estaban solos al igual que los compañeros de Olympia dado que millones de trabajadores a nivel mundial veían en ellos un ejemplo de lucha.

Finalmente, Ismael Castro, estudiante de la UNAM y participante activo en la Brigada 21 de la CND explicó que desde 2006, con el fraude electoral que la burguesía implementó, los trabajadores mexicanos habían salido a las calles a reclamar sus derechos y que desde entonces se habían visto cientos de luchas dentro de las cuales Olympia quedaba como un ejemplo de lucha magnífico para el conjunto del movimiento obrero.

En el mitin, los trabajadores de Olympia dieron las gracias a todos los participantes en esa movilización y a los que habían estado participando constantemente con ellos. Explicaron que a  4 meses de huelga ellos habían comprendido que no había otra forma de conseguir la solución a sus demandas más que mediante la lucha constante y que si el gobierno intentaba ganarles mediante el desgaste estaban muy equivocados porque ellos no tenían nada más que perder más que sus cadenas.

Al salir, la comisión de negociación, que había entrado a dialogar, explicó que los representantes del gobierno federal se habían comprometido a solucionar cuanto antes sus demandas. La comisión explicó que esta respuesta se había dado debido a que los trabajadores no habían claudicado en la lucha y debido a que el gobierno federal temía que Olympia fuera la chispa que encendiera la pradera. Al mismo tiempo, hicieron un llamado al conjunto de los trabajadores para mantenerse unidos en esta lucha y no dar un paso atrás.

Al finalizar el mitin, los trabajadores gritaron consignas como “si no hay solución, habrá revolución”, “Olympia unida jamás será vencida” “Fábrica cerrada, fábrica tomada” y “Alerta al que camina, la lucha de Olympia por América Latina”, entre otras, al tiempo que entonaron combativamente el himno de todos los oprimidos, la Internacional.

Cabe destacar que, en el contexto en el que el gobierno ha anunciado la peor caída económica desde hace más de una década (-8.2%) y en el que más de 2.5 millones de trabajadores han perdido el empleo en sólo 4 meses, los trabajadores de Olympia están poniendo un ejemplo brutal dentro de la lucha obrera no sólo en México sino a nivel internacional. Los trabajadores saben que aunque no hay una garantía de que la lucha triunfe lo cierto es que si no se lucha es imposible vencer.  Esta batalla no ha terminado aún y los trabajadores tienen el ánimo, ímpetu y fuerza necesaria para lograr que sus demandas sean escuchadas y resueltas favorablemente.

Viva la lucha de los trabajadores de Olympia de México

Por la nacionalización de Olympia bajo control de los trabajadores

Unidos y organizados…¡¡Venceremos!!

21 de mayo de 2009.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *