15 enero, 2021

Obreras Florenzi en huelga de hambre: «Nayib Bukele nos ha abandonado y nos sentimos traicionadas»

El pasado 8 de enero, las mujeres despedidas de Industrias Florenzi se declararon en Huelga de Hambre. Esta acción radical la han emprendido después de más de seis meses insistiendo y agotando todos los mecanismos legales, tiempo durante el cual la burocracia judicial se ha impuesto como un muro de concreto sin darles respuesta favorable y el Ministerio de Trabajo no ha hecho absolutamente nada para ayudarles a hacer valer sus demandas. Nery Ramirez, dirigente del Colectivo de Mujeres Florenzi, brindó las siguientes declaraciones en el sexto día de huelga haciendo énfasis en los efectos sobre la salud que esto esta provocando, denunciando el abandono del Estado salvadoreño, del gobierno de Nayib Bukele y su ministro de Trabajo, Rolando Castro, y haciendo un llamado a la solidaridad de los sindicatos nacionales e internacionales.


¿Cuáles eran las condiciones antes de declararse en huelga de hambre?

Las condiciones han sido bastante devastadoras para nosotras, deplorables, porque no hemos tenido nuestra alimentación digna. No hemos tenido apoyo de nadie del gobierno, sino más bien de unas pocas organizaciones que nos han atendido con granos básicos. Antes de eso nosotros hemos hecho una denuncia recurrente de que las instituciones y el Estado nos han tenido en total abandono. Repudiamos y condenamos el total abandono del Estado, y por eso nosotras hemos tomado la decisión de irnos a una huelga de hambre, haciendo responsable al Estado por las condiciones de salud más graves, a las que nos estamos sometiendo. Ayer vino la PDDH y el médico ya nos encontró descompensados. A unos compañeros está por sangrarles la ulcera, otros están muy inflamados de la boca del estómago y una compañera tiene truncada la garganta. Todo eso ha venido a afectarnos y hacemos responsable al Estado por la condición mucho más grave que vayamos teniendo cada día. Porque hoy es sexto día de la huelga de hambre que llevamos en repudio por el total abandono de todas las instituciones que no se han pronunciado a favor de Florenzi.

¿Qué denuncias han hecho?

La denuncia ha empezado en el Ministerio de Trabajo, que ha estado ausente, y lo que ha dicho el ministro Castro es pura mentira, no ha estado presente desde el inicio. Ha estado como institución cuando nosotros como clase obrera hemos llegado a hacer nuestros trámites administrativos. Pero a él no lo vemos tutelando los derechos en los juzgados. Hemos pedido también a los jueces y fiscales que aceleren nuestro proceso de las demandas individuales y que también se le dé un seguimiento más fuerte a las medidas cautelares admitidas por el Juzgado Primero de lo Laboral, y también para los casos de más de cien mujeres que están circulando desde el Primero de lo Laboral hasta el Quinto de lo Laboral. Exigimos agilizar los casos a cada juez y fiscal.

¿Cuál es el objetivo de la huelga de hambre?

El objetivo es que se nos pague nuestro pasivo laboral, medio millón de dólares, que nos deben a 113 mujeres. También queremos oportunidades de trabajo, que se nos han negado desde la pandemia. El ministro Castro dijo que no iba a permitir cierre de empresas, y lo que ha habido es un claro ejemplo, para nosotras que estamos desempleadas. También hemos recibido discriminación por la edad, además no hemos tenido acceso a adquirir un nuevo trabajo, por la lucha que lleva Florenzi nos han tildado y tachado al grado que no quieren a nadie de Florenzi en otras empresas.

El ministro Castro tiene una gran responsabilidad para con nosotras porque él anda dando canastas básicas en zonas pudientes, esa gente no necesita, nosotras sí por estar desempleadas desde julio. Desde el inicio de la pandemia hemos sido ignoradas porque no hemos sido beneficiadas con los 300 dólares que el gobierno dio.

Exigimos al ministro Castro que se nos abran oportunidades de trabajo, él puede colocar a cada una de las mujeres en diferentes empresas y no lo ha hecho, más bien está abanderando un proyecto para colocar gente en los Estados Unidos, pero de esas oportunidades para nosotras no hay. Somos un claro ejemplo de quienes deberíamos aplicar a ese tipo de plazas, por lo que exigimos se abran fuentes de trabajo para nosotras. Hacemos un llamado a las instituciones que han estado alejadas a que se pronuncien y a las organizaciones que se vayan sumando también, organizaciones de mujeres que se sumen a nuestro dolor y que no sean indiferentes, y un llamado a la población, que de igual forma, se una a nuestra lucha, porque solo unidos y reivindicando nuestros derechos vamos a hacer cumplir y respetar los derechos que por años se nos han negado.

Nosotras somos mujeres vulneradas y pedimos que cese la persecución por parte de la policía. En la noche nos mandan los drones, hoy en la mañana anduvo rondando un helicóptero bien bajo durante una hora y eso a nosotros nos viene a amedrentar, pero a pesar de eso mantenemos la lucha. Pedimos apoyo internacionalmente a la clase trabajadora organizada, sabemos que hay sindicatos fuertes fuera del país. Desde Noruega, México y Australia se están pronunciando a favor de nuestra lucha. Esperamos que le hagan presión al gobierno porque no es cierto que nos está dando todas las condiciones en nuestro país. De las ayudas que vienen y los miles y millones de dólares que entran, para nosotras no hay nada.

¿Cuánto tiempo más van a continuar con la huelga de hambre?

La lucha se mantiene indefinida hasta que haya respuesta del Estado. Nayib Bukele nos ha abandonado y nos sentimos traicionadas, porque aquí la mayoría le dimos el voto para llegar a la presidencia pero nos ha abandonado. Y la política, hoy por hoy, me queda claro que no está con la clase obrera; que nadie de los que se van postulando a los nuevos curules, no llevan propuestas para las mujeres, no llevan una propuesta fuerte de ley para la Zona Franca. Sabemos que las empresas por años han sido cerradas y los trabajadores quedan desempleados, pero nunca hemos visto en nuestro país empresarios en la cárcel.

Pedimos al Estado que le dé persecución al señor Sergio Pineda López, que pague porque él es un delincuente, nosotras  no somos los delincuentes para que la policía nos ande persiguiendo. Lo que nosotras pedimos desde hace siete meses es justicia laboral, porque derecho que no se reclama es derecho que se pierde. Eso pide el Colectivo Florenzi Mujeres en Resistencia, y la huelga la mantenemos y la vamos a seguir manteniendo hasta que se nos cumplan todas las peticiones y que se nos pague lo que se nos debe, porque tenemos ya a mujeres que reciben alto acoso desde el Fondo Social de Vivienda, nos están cobrando y no tenemos como pagar. También los bancos y la caja de crédito de Soyapango están haciendo alto acoso a las compañeras. No tenemos las condiciones ahorita para pagar deudas que fueron adquiridas durante la pandemia. Nadie nos ha pagado nada ni nos han retribuido todo ese gasto que nosotras hemos ido acumulando. Así es que hacemos el llamado a toda la población a que se pronuncie porque hoy tienen un trabajo y mañana puede que no lo tengan. La situación que nosotras estamos pasando y para lo que vamos, requiere, compañeras y compañeros, que la clase obrera se una y unifiquemos toda la ayuda necesaria para las compañeras desempleadas. Lo que estamos pidiendo es trabajo. Nayib dijo que se iban a abrir empresas y ¿Dónde están esas empresas? Eso es lo que nosotros solicitamos y exigimos al gobierno.