Irán: ¡Una herida a uno es una herida a todos! ¡Libertad de los prisioneros políticos en Irán!

Versión para impresoraVersión para impresora
Autor: 
Red de Solidaridad con los Trabajadores Iraníes (IWSN)

Las recientes detenciones de activistas obreros y kurdos llaman de nuevo la atención en el hecho de que el régimen iraní está decidido a restablecer la vieja correlación de fuerzas, cuando podía controlar fácilmente a los trabajadores y activistas sindicales, a las mujeres, minorías nacionales, periodistas, profesores y a la gran mayoría de la clase obrera de Irán.

Los prisioneros políticos, independientemente de la naturaleza de su actividad contra el régimen o creencias políticas, sufren unas condiciones aún peores de las que existían en las cámaras de tortura del Sha. Cada vez que son liberados pueden ver el deterioro de las condiciones de vida y trabajo de trabajadores, mujeres, minorías nacionales y los jóvenes, peores que antes de entrar en prisión. Eso les obliga a continuar la lucha contra la desigualdad, las injusticias, la corrupción y la brutalidad que caracteriza a este régimen sangriento durante estos últimos treinta años, y que es una parte inseparable de su estrategia para continuar su ignominiosa lucha por la privatización, los despidos masivos, la temporalidad laboral, la reducción de los subsidios y el aumento de los impuestos.

La Red de Solidaridad con los Trabajadores Iraníes quiere hacer público los casos de Mansour Osanloo, Farzad Kamangar, Mohsen Hakimi y Zeynab Jalaliyan para comenzar una campaña por la liberación de todos los prisioneros políticos en Irán.

¡Una herida a uno es una herida a todos!

¡Por la libertad de todos los presos políticos en Irán!

Mansour Osanloo

Mansour Osanloo es el dirigente del Comité Ejecutivo del Sindicato de la Empresa de Autobuses de Vahed de Teherán. Este sindicato se fundó en 1968 pero fue prohibido por la República Islámica de Irán en los años ochenta. Después del relanzamiento del sindicato, el 9 de mayo de 2005, los miembros del comité ejecutivo fueron atacados por unos 300 agentes de la organización apoyada por el estado, el Labour House, y por los Consejos Islámicos del Trabajo. Osanloo sufrió heridas serias debido a este ataque.

En diciembre de 2005 Osanloo y varios miembros del comité ejecutivo fueron detenidos antes de que el sindicato de Vahed fuese a la huelga. Después de siete meses en prisión, con frecuencia internado en solitario, fue liberado con una fianza de 155.000 dólares en agosto de 2006. Durante su encarcelamiento sus compañeros organizaron una huelga para exigir la liberación de él y de otros conductores de Vahed.

Tres meses después, el 19 de noviembre de 2006, fue detenido por agentes de los que controlan la vestimenta mientras que compraba un periódico. En diciembre de nuevo fue puesto en libertad bajo fianza.

Unas semanas antes de asistir a la conferencia de la Federación Internacional del Transporte en Londres, en julio de 2007, fue detenido acusado de distribuir panfletos contra el sistema islámico.

En octubre de 2007 Osanloo fue condenado a cinco años de prisión por hacer "propaganda contra el régimen" y "acciones contra la seguridad nacional". Esta sentencia fue ratificada por el tribunal de apelación. Mansour Osanloo actualmente está en la prisión de Evin.

Farzad Kamangar

Farzad Kamangar es un profesor kurdo de 33 años sentenciado a muerte. Es profesor de la Escuela Técnica de Ciencia Kamyaran y escribe en el mensual cultural educativo Royan, que es propiedad de la Oficina Educativa Kamyaran. También es periodista, activista civil en Kamyaran (en el sur del Kurdistán iraní). Ha estado activo en el sindicato de profesores y en la Asociación Medioambiental Easak.

Fue sentenciado a muerte por su presunta militancia al Partido por una Vida Libre de Kurdistán (PJAK). El PJAK fue creado por un sector del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Según su abogado, el 25 de febrero de 2008 el Tribunal Revolucionario del régimen iraní emitió la sentencia a muerte sin que el fiscal no presentara ni una "sola prueba". El juicio fue a puerta cerrada y duró menos de cinco minutos, "el juez emitió la sentencia sin ninguna explicación y después abandonó rápidamente la sala".

Las fuerzas de seguridad iraníes detuvieron a Kamangar en julio de 2006, poco después de su llegada a Teherán desde Kamyaran junto con dos activistas de derechos humanos. Desde su detención, las autoridades le han tenido en varias prisiones: Kermanshah, Sanandaj y Teherán. En una carta escrita en la prisión de Sanandaj en octubre de 2007, Kamangar daba detalles sobre su tortura y la de su familia, el abogado ha visto signos claros de esta tortura cuando le visitó. En dos ocasiones tuvo que entrar en la enfermería debido a las lesiones.

El 11 de julio de 2008 el Tribunal Supremo iraní ratificó la pena de muerte contra Farzad Kamangar y una semana después, el 19 de julio de 2008 unos 300 profesores kurdos protestaron contra su sentencia a muerte. En la manifestación en Sanandaj, en el Kurdistán iraní, los profesores leyeron un manifiesto en defensa de Kamangar, calificando la sentencia como injusta y exigiendo su liberación inmediata. Unos 135 profesores firmaron unapetición declarando que Kamangar es un ciudadano respetuoso con la luz.

Recientemente Kamangar envió una carta al responsable de la judicatura iraní pidiendo que después de su ejecución sus órganos se donen a los niños que necesitan trasplantes. Farzad Kamangar actualmente está en la prisión de Evin.

Mohsen Hakimi

Mohsen Hakimi es un traductor, miembro de la Asociación de Escritores Iraníes y un activista obrero desde hace mucho tiempo. Sus traducciones incluyen Six Existentialist Thinkers, Philosophers of Peace and War y The Young Hegel de Georg Lukacs, entre otras obras filosóficas.

Junto con otros seis activistas obreros fue detenido en Saghez (Kurdistán iraní) el 1 de mayo de 2004, justo antes de la manifestación del Primero de Mayo. En noviembre de 2005 su sentencia de dos años fue anulada debido a la campaña internacional en defensa de Saghez Seven que ayudó a reducir o eliminar los cargos más serios.

Hakimi fue detenido de nuevo el 22 de diciembre de 2008 y ahora está en la prisión de Evin. Su detención fue parte de una serie de arrestos de activistas obreros llevada a cabo en Navidad.

Zaynab Jalaliyan

Zeynab Jalaliyan, una activista política kurda, ha sido sentenciada a muerte por pertenecer a una organización de oposición kurda. Jalaliyan tiene 27 años de edad, es abogada y vive en Maku, en la provincia de Azerbaiyán (noroeste de Irán).

Según la familia de Jalaliyan, fue detenida hace ocho meses la ciudad de Kermanshah (en el Kurdistán iraní), fue trasladada al centro de detención del Ministerio de Inteligencia. Ho hay noticias de su situación ni de su salud desde su detención.

Jalaliyan fue considerada una mohareb (enemiga de Alá) después del juicio celebrado a puerta cerrada y que sólo duró unos minutos.

La sentencia de muerte de Zeynab Jalaliyan eleva a 13 el número de activistas kurdos sentenciados a muerte en Irán durante los últimos dos años.

24 de febrero de 2009

¡Mohsen Hakimi liberado!

Mohsen Hakimi fue liberado del miércoles 18 de febrero. Desde su detención el 22 de diciembre de 2008 Hakimi ha estado en el módulo 209 de la prisión de Evin, donde estuvo aislado y sometido a abuso físico y psicológico.

La Red de Solidaridad con los Trabajadores Iraníes continuará luchando por los casos de Mansour Osanloo, Farzad Kamangar y Zeynab Jalaliyan como parte de su campaña por la liberación de todos los prisioneros políticos

Viernes, 27 de febrero de 2009