Elecciones internas en el FMLN: Fortalezcamos la democracia dentro del partido

Versión para impresoraVersión para impresora
Autor: 
Carlos Alas

Este año en nuestro partido, el FMLN, se realizaron las elecciones internas que empezaron en septiembre en las cuales se van a elegir las autoridades municipales, departamentales y nacionales, al mismo tiempo se han realizado asambleas sectoriales de veteranos de guerra, juventud y mujeres.

La forma de elegir a los dirigentes de nuestro partido ha mejorado, ya que en elecciones internas anteriores se daba paso al oportunismo, ya que quedaba electo el que más ofrecía por el voto o afiliaba a más personas para que votaran por él  y no se elegía a los compañero que han demostrado en la teoría y práctica ser el más consecuente en la defensa de los intereses de los trabajadores. Después para corregir esto se eliminó toda posibilidad de control de las bases al ser elegidos las autoridades municipales por la CP‚ eligiendo en muchas ocasiones a dirigentes locales que no eran los mejores y que en algunos casos estaban en oposición a las bases del partido.
Para la creación del padrón de los que elegirán las autoridades se han dado ciertos criterios como:

  • Estar en un comité de base legal.
  • Estar activo desde la campaña del 2004.
  • Alcaldes, diputados, dirigentes del partido
  • Funcionarios públicos (embajadores, ministros, etc.)

Tomando en cuenta los criterios,  el padrón  de votantes para las internas es según  la compañera  Silvia Cartagena (presidenta de la comisión electoral de nuestro partido) 30,000 militantes participaran en las internas  y 3,000 aspiran a cargos dentro de nuestro partido.
Los medios de comunicación han dado una cobertura mediática queriendo crear un clima de descontento en la base de nuestro partido, han tratado de difamar y desacreditar las internas, pero también han señalado que la dirigencia lo que busca es crear  un partido de cuadros marxistas –leninistas, como lo ha expresado Paolo Lüers, escritor de derecha: "Eso significa también que están aplicando el modelo organizacional clásico de los partidos marxista-leninistas, que es el partido de cuadros, de revolucionarios profesionales que corresponden en todo su ámbito de vida a las indicaciones del partido, eso es exactamente lo que está ocurriendo” (EDH, 27/08/10). Recordemos que la burguesía siempre ha tratando de crear la absurda idea de que el marxismo es algo erróneo, dictatorial, tomando como base al estalinismo cuando es todo lo contrario. El marxismo es la única ciencia capaz de ofrecer la herramienta  teórica  que necesita la clase trabajadora para tomar el poder y erradicar todos los males que nos ofrece el capitalismo.
No se pueden negar que se hayan cometido errores a la hora de conformar el padrón y solo se tomará en cuenta a los militantes como lo expreso Nidia Díaz: “Los afiliados pueden llegar cuando hay una charla, una reunión; pueden llegar cuando se les ocurra, pero el militante es una obligación que está dentro de ese colectivo y debe trabajar, movilizarse y realizar tareas para el partido, entonces son ellos los que integran la lista del Padrón de Votantes. Pero todos somos miembros” (Diario Colatino 25/08/10). Desde nuestro punto de vista que se tomara en cuanta a militantes que han participado solo desde el 2004 es un error, muchos trabajadores se integraron de manera muy activa en la campaña electoral donde derrotamos humillantemente a la burguesía y su partido ARENA, incuso jugando un papel más relevante que algunos viejos militantes. Hubiera sido positivo tomar en cuenta a esos compañeros que han estado presentes desde esa derrota humillante que asestamos a la burguesía.
El centralismo democrático es como una navaja, en manos de un buen peluquero puede rasurarte magistralmente pero en caso de un carnicero los resultados serian muy diferentes. Es muy positivo que ahora la militancia pueda decidir a los dirigentes, pero muchos de ellos maniobraron para aceptar una militancia a modo de negar a otros compañeros su derecho a elección bajo argumentos administrativos queriendo con ello acallar críticas. Hay muchas cosas que mejorar y no hay recetas mágicas, pero debemos fortalecer mecanismos de participación y control de la militancia pero lo más importante es la elevación del nivel político de la militancia, que es la mejor forma de combatir al oportunismo en nuestras filas.
Es necesario profundizar en la democracia interna, en el auténtico centralismo democrático, para erradicar el oportunismo en nuestro partido y poder construir las fuerzas  revolucionarias necesarias para acabar con el capitalismo, que no se logrará si no se profundiza en la formación marxista y se tiende a creer que la dirección es la sabia y debe decidir por la base porque entonces se tendrán  un partido de militantes obedientes, que no serán capases de analizar,  reflexionar y dirigir la revolución socialista.
Las elecciones internas son un punto importante para demostrar en la práctica que buscamos construir una autentica democracia, donde las mayorías son las que decidirán y no una pequeña minoría como se decide en la democracia burguesa del estado capitalista.
Por lo cual los marxistas del BPJ proponemos

  • Elección de cualquier cargo tanto al interior del partido como candidaturas de representación popular por medio del voto directo de los militantes.
  • Informes periódicos ante las instancias que fue electo por parte de cualquier militante que posea algún cargo dentro del partido o de representación popular.
  • Revocabilidad de los cargos en asambleas democráticas en cuanto la militancia considere que algún miembro con cargo en el partido o de elección popular desarrolla una política contraria a los intereses de la clase trabajadora
  • Realización de asambleas en todo nivel donde se discuta y debata sobre los problemas de la clase trabajadora y se definan planes de acción y lucha.

¡¡ Que viva el FMLN!!
¡¡ Que viva la clase trabajadora!!
¡¡Que viva la revolución socialista!!