A 30 Años del nacimiento del FMLN: ¿Revolución Democrática o Revolución Socialista?

Versión para impresoraVersión para impresora
Autor: 
Luis Valle

Hace treinta años las cinco organizaciones guerrilleras se unificaron y fundaron el FMLN con el objetivo de tomar el poder por medio de la lucha armada e iniciar la transformación socialista de la sociedad.  Esto dio inicio a la guerra civil que duró 12 años, con un saldo de decenas de miles de muertos donde la clase obrera y el campesinado pagaron un precio muy alto.  En 1992 se firman los acuerdos de paz en los cuales se desmonta la dictadura militar que se había convertido en una casta privilegiada, pero no se tocan las causas fundamentales de la guerra y además el frente se transforma en partido político electoral y desde este momento comienza a participar en elecciones.  Durante todos estos años hemos visto un ascenso en el apoyo electoral hacia el partido ganando más alcaldías y más diputados. Esto ha implicado un crecimiento del aparato y por lo tanto una lucha interna por su control a veces muy encarnizado. El partido ha tenido muchas crisis internas que han terminado en escisiones de grupos que querían derechizarlo, las bases hemos mostrado un instinto revolucionario al apoyar al ala que se ha situado más a la izquierda. Todos recordaremos el enfrentamiento entre renovadores y ortodoxos, donde los primeros claramente pretendían convertir al FMLN en un partido socialdemócrata al mejor estilo de los partidos reformistas europeos y los otros que luchaban por mantener los ideales de lucha revolucionaria.  

EL GOBIERNO DEL CAMBIO
Tenemos más de 16 meses del gobierno del cambio, este es un hecho histórico que representa un punto de inflexión muy importante en nuestro país.  Por primera vez un partido de izquierda que tiene como ideal el socialismo gana las elecciones presidenciales.  Este triunfo tiene su origen en varios factores, por un lado, el desgaste de 20 años de gobiernos de derecha que aplicaron políticas económicas neoliberales cuyo resultado ha sido el aumento del desempleo, la migración y la delincuencia.  Por otra parte las contradicciones entre importantes grupos de la burguesía reflejado esto en la crisis interna de su principal partido (ARENA) que culminó con un rompimiento y la fuga de mas de diez diputados de su fracción legislativa; esto puede representar una crisis de las “alturas” donde la clase hegemónica ya no puede seguir dominando como antes.
La desgracia del triunfo electoral del FMLN es haber ganado la presidencia en medio de una de las peores crisis del capitalismo mundial después de la gran depresión de 1929.  Nuestra perspectiva económica es que tendremos un período bastante largo de bajo crecimiento económico y por lo tanto de mucha inestabilidad política y social.  Nuestra economía está atada a la estadounidense, la cual, según los últimos datos económicos como el desempleo, no se recuperará luego y algunos economistas temen una doble caída.  No por gusto el presidente Obama está impulsando un programa millonario de obras públicas entre otras medidas.  También podemos observar el comportamiento de las bolsas de valores mas importantes del mundo las cuales caen y se recuperan para luego volver a caer, esto nos demuestra el carácter muy inestable de la economía mundial.

LAS BASES CUESTIONAN
Entre la base de nuestro partido hay un ambiente de mucho cuestionamiento hacia Funes y su comportamiento en el gobierno.  Por ejemplo, la negativa del presidente de entrar al ALBA, cosa que los militantes considerábamos normal que se hiciera, en cambio lo que vemos es todo lo contrario: la alineación con los EUA.  Nuestros dirigentes del partido han tenido en no pocas ocasiones muchas dificultades para explicar esta situación en asambleas a los militantes.  La dirección nos dice que este es un gobierno de Unidad Nacional, que la tarea fundamental en este momento era sacar a ARENA del gobierno.  Todo esto justificado con la teoría de la revolución democrática con rumbo al socialismo, es decir, que esta es la etapa en la que nos encontramos actualmente y la siguiente etapa es la revolución socialista.  En la práctica lo que ocurre es que el socialismo se deja para un tiempo indefinido y se convierte nada mas en un bonito ideal al que hay que aspirar pero que no se puede concretar por falta de “condiciones”.
Los marxistas del FMLN pensamos que es necesario iniciar un proceso de debate sobre estas cuestiones teóricas. Partimos de que un error en la teoría provoca tarde o temprano un desastre en la práctica.  Por lo tanto, una claridad teórica nos permitirá tomar las mejores decisiones en la lucha de clases donde nuestro partido juega un papel de primer orden.  Además, los debates deben servir para elevar el nivel político de los militantes del partido y ese debe ser uno de los objetivos más importantes.  Nuestra intención no es en ningún momento desprestigiar o descalificar a nadie sino dar nuestro aporte al momento histórico que estamos viviendo y que ha puesto el debate acerca del socialismo en el orden del día.

¿QUE ES EL GOBIERNO DE UNIDAD NACIONAL?
Esto ha sido explicado tanto por Funes como por muchos dirigentes del partido. La unidad nacional implica un gobierno de coalición donde participan diferentes fuerzas políticas que representan intereses distintos.  En el caso nuestro el FMLN representa los intereses de la clase trabajadora y los Amigos de Mauricio los intereses de la burguesía, más que todo de aquel sector que durante los gobiernos anteriores estuvo marginado de las ventajas que significa controlar el aparato del Estado.  Esto significa que el FMLN es el partido de gobierno, pero no el partido que gobierna.  En otras palabras este es un gobierno de colaboración de clases donde hay que tratar de quedar bien con todo mundo para no alejar o molestar a los aliados.  Esta es una vieja táctica conocida como Frente Popular.

ORIGEN DE LA TÁCTICA DE LOS FRENTES POPULARES

En 1933 Hitler tomó el poder en Alemania y se jactaba diciendo “he llegado al poder sin romper un cristal”.  Esto fue posible por la división del proletariado alemán causada por la política aplicada por los comunistas bajo las directrices de la Internacional Comunista (IC) estalinista.  La IC  había proclamado el tercer período que significaba la crisis final del capitalismo y por lo tanto no era posible ningún acuerdo con los partidos socialdemócratas a los cuales se calificaba de socialfascistas.  Juntos comunistas y socialdemócratas sumaban mas del doble de votos que los nazis, sin embargo, con la política del socialfascismo se dividió al proletariado alemán, uno de los mas poderosos y mejor organizados de la época, lo cual permitió el ascenso de Hitler al poder.  Stalin esperaba llegar a un acuerdo con los nazis, sin embargo cuando fue desairado por Hitler se aterrorizó ante la perspectiva de una invasión de la URSS por la Alemania nazi.  Entonces la IC  dio un giro de ciento ochenta grados y proclamó la política del Frente Popular que consiste en alianzas entre partidos obreros y partidos burgueses, algo totalmente en contra del método de Lenin y Marx quienes siempre insistieron en una política de independencia de clase aún en los momentos en que era muy improbable una situación revolucionaria.  Por supuesto que esto no descarta la posibilidad de llegar a acuerdos temporales en cuestiones secundarias con algunos partidos burgueses pero sin alianzas programáticas.

¿CUAL ES LA ALTERNATIVA?
Todos los programas sociales que ha implementado el gobierno son muy buenos y nosotros somos los primeros que nos situamos en la primera línea de defensa.  No cabe duda que miles de personas están siendo beneficiados, sin embargo, los problemas del pueblo son muy profundos y no se solucionaran con medidas las cuales a pesar de las buenas intenciones tienen un efecto muy temporal.  Además ya hemos explicado en otras ocasiones que todos los programas sociales dependen de préstamos y por lo tanto no son sostenibles en el largo plazo.  Ya hay señales de alarma por el nivel de endeudamiento de nuestro país.  Tarde o temprano el gobierno se verá obligado a aumentar sus ingresos por la vía de los impuestos y la eliminación de gastos considerados innecesarios como los subsidios.  La focalización del subsidio al gas licuado es una muestra de ello y significará un golpe bastante fuerte a un sector muy importante de la clase trabajadora.  La consigna de Unidad Nacional significa en la práctica someter los intereses de la clase trabajadora a los de la burguesía. Es como la unidad entre el jinete y su caballo.  Para que el pueblo sienta el cambio es necesario implementar medidas mas profundas, por ejemplo un aumento de salario que contrarreste el aumento de los precios de las mercancías.  Estamos seguros que los trabajadores apoyarían y defenderían estas decisiones de su gobierno. 
En los márgenes del capitalismo es imposible terminar el caos que tenemos en nuestros países, la única alternativa es comenzar la transformación socialista de la sociedad con un régimen de economía planificada y democracia obrera.  Estamos seguros que esto serviría de inspiración a la clase trabajadora de los demás países y veríamos movimientos en la misma dirección tal y como la revolución venezolana ha inspirado a la clase obrera a nivel mundial.

¿HAY CONDICIONES PARA EL SOCIALISMO?

Siempre escuchamos frases como: “el pueblo no esta preparado”, “no hay condiciones para el socialismo”, “no es el momento”, “primero debemos profundizar la democracia”, etc.  Siempre hay justificaciones para no luchar por el socialismo.  Cuando Marx y Engels escribieron el Manifiesto del Partido Comunista (MFC) hace más de 150 años ya planteaban que el desarrollo de las fuerzas productivas estaba en un nivel que permitirían el inicio de la construcción del socialismo.  Hoy en día los avances en la tecnología son tan espectaculares que las fuerzas productivas se han desarrollado a un nivel muy superior lo que haría mucho más fácil esta tarea.  En El Salvador no hay condiciones para el socialismo, pero si las hay nivel mundial.  En 1917 Rusia era un país muy atrasado, 90% de la población era campesina y analfabeta y la clase obrera era una pequeña minoría.  Era un atraso espantoso, sin embargo, el partido bolchevique con Lenin y Trotsky a la cabeza lograron con una táctica correcta ganarse a las masas y ganaron la mayoría en los soviets que permitió tomar el poder e iniciar la transformación de la sociedad.  Ellos sabían que por el atraso del país el peligro de contrarrevolución era muy grande y por lo tanto su perspectiva inmediata era el triunfo de la revolución en otros países mas avanzados como Alemania para que los obreros alemanes fueran en ayuda de la clase obrera rusa.  Esta perspectiva se cumplió parcialmente porque se desencadenaron procesos revolucionarios en muchos países incluido Alemania pero por la falta de una dirección adecuada fueron derrotados.  Esta situación jugó un papel muy importante en la degeneración del estado obrero ruso unos años después. 
La calidad de la dirección en una situación revolucionaria es el factor más importante que puede significar una derrota sangrienta o el triunfo revolucionario.  El socialismo en un solo país no es posible, por eso es incorrecto hablar de socialismo al estilo salvadoreño, cubano o chino.  Eso no significa, como dicen muchos dirigentes, que no hay que plantear la lucha por el socialismo.  Al contrario, debemos comenzar la tarea con una perspectiva internacionalista
Aquellos que dicen que no hay condiciones para el socialismo es un auto engaño consciente o ignorancia. Si así hubieran pensado Lenin y Trotsky la revolución rusa jamás hubiera existido.  Hoy en día la clase obrera salvadoreña es mucho más numerosa proporcionalmente hablando que la rusa en 1917 y existen condiciones revolucionarias más favorables a nivel internacional que en aquellos años.
Si los trabajadores en El Salvador tomaran el poder y expropiaran las principales palancas de la economía esto aun no sería socialismo, pero significaría en lo inmediato una mejora en los niveles de vida de las masas y sería un importante ejemplo y polo de atracción para el resto de trabajadores venezolanos, ecuatorianos, bolivianos, centroamericanos, etc. se construirá la Federación Socialista de América, esta revolución se extendería y amenazaría al propio imperialismo porque más temprano que tarde la revolución estallaría en el corazón de los EEUU y si los trabajadores toman el poder ahí, el capitalismo estará acabado de por vida. Hoy no existen condiciones para el socialismo en El Salvador pero si a nivel mundial, el establecimiento de una economía planificada democráticamente por los trabajadores en El Salvador sería el inicio de la revolución socialista mundial.

¡Viva la revolución salvadoreña!
¡Viva la revolución socialista mundial!

Septiembre de 2010