A un año del gobierno de Funes: ¿Qué camino tomar?

Versión para impresoraVersión para impresora
Autor: 
Bloque Popular Juvenil

Este mes de junio el gobierno Funes-FMLN cumple su primer año, se ha hecho historia como el primer partido de izquierda que llega al poder ejecutivo por la vía electoral, ante todo esto debemos sentarnos a reflexionar para sacar algunas lecciones que hagan que nuestro actuar pueda de una vez por todas llevar adelante  el proceso revolucionario de Centroamérica y el mundo.

Los capitalistas eran los más grandes defensores del libre mercado y la “NO intervención del estado en la economía”. Pero luego que estallo la crisis lo primero que hicieron fue pedir al estado intervenir para rescatarlos. Primero pedían y exigían que fueran las mismas empresas las que sometieran la demanda y la oferta a su antojo. Pero en los momentos más duros de la recesión han tenido que recurrir a la inversión Estatal para mantener a flote la economía capitalista. El ejemplo de Grecia es el más reciente, el Banco Central de la zona Euro (BCE) aprobó un programa de rescate por miles de millones de euros, con el objetivo de limpiar un poco los desordenes que ellos mismos generan. Las subvenciones, por ejemplo, es dinero que los estados dan a las empresas para que estas lo usen en sus costos, y/o para que no traspasen sus pérdidas al precio de venta de las mercancías. Y con tanto dinero de los contribuyentes que va para las manos de los empresarios no es de extrañarnos que no haya dinero para salud, educación o empleos. La economía aunque ha dado algunos síntomas está lejos de recuperarse, esos rescates solo están inflando mas una burbuja rodeada de espinas, pues para mantener la economía a flote lo primero que han hecho es reducir el gasto social y luego la inversión de infraestructura etc., es decir es una recuperación que sigue tirando gente a la calle, donde no hay empleos, y donde si se están generando empleos son temporales y/o sin prestaciones ni protección sindical y que tendrá que limitarse de invertir en el gasto social por varios años debido al déficit presupuestario de los gobiernos. España y Portugal también están al borde de la quiebra dentro de la zona Euro.
El gobierno de Funes-FMLN ha sido acertado en la entrega de útiles, uniformes y alimento en las escuelas. Así como la inclusión de los trabajadores domésticos en el seguro social, etc. Todo esto busca precisamente que la inversion en gasto social no se deteriore, pero en una economía tan débil como la salvadoreña aun deja muchas tareas pendientes. El desempleo ha alcanzado a más de 50.000 personas desde que comenzó la crisis, sin tomar en cuenta a la población que ya estaba desempleada, a la juventud que está terminando sus estudios de bachillerato, y a los que se encuentran perdiendo empleos en estados unidos y que han dejado de mandar remesas. Así no es de extrañarnos de que muchos jóvenes busquen el dinero por medio de la delincuencia.
Por otro lado, la organización sindical ha aumentado significativamente, en el primer año se han formalizado 73 sindicatos. De estos, 40 son sindicatos en el sector privado y 33 del sector público. Si tomamos en cuenta que hasta febrero de 2010 el ministerio de trabajo y previsión social tiene registrados  239 sindicatos (incluyendo los 73 nuevos) es un  porcentaje muy importante comparado con los 20 años de ARENA, y de que algunos sindicatos ya tienen más de medio siglo de existencia como el SIES (sindicato de la industria de la electricidad) que en junio pasado consiguió un contrato colectivo, y el sindicato de la empresa LIDO (SELSA), que el año pasado cumplió 50 años y que acaba de logran un aumento salarial por medio de una Huelga. 

Un choque de trenes
Después de los 80’s y los cuatro gobiernos areneros, los y las salvadoreñas habían acumulado una rabia tal, que las elecciones de 2009 estuvieron marcados por una lucha abierta entre revolución y contrarrevolución. Recordemos que los partidos minoritarios sufrieron presiones para sacar a sus candidatos y hacer un frente de derecha, que aun unido no fue capaz de vencer al FMLN. Este será un momento inolvidable, debemos estar seguros de que si la derecha se hubiera atrevido a concretizar un fraude, las masas lo iban a defender de todas las formas posibles.  Así también debemos comprender que las elecciones expresan el estado de las fuerzas sociales en un momento determinado y que la misma correlación de fuerzas no siempre se mantendrá durante los 5 años que dure un periodo presidencial. Para los pobres del salvador el gane fue un momento reinvindicato, una catarsis política que se expreso por la vía electoral, un triunfo esperado seguramente desde 1932.
Por eso decimos que esa elección era como un choque  de trenes y en medio de toda esa presión estaba Funes. El movimiento salvadoreño comprende que para lograr los cambios hay que presionar, pero en la práctica las organizaciones  están pasando un reflujo, esto no significa que ante un llamado serio, por ejemplo, de la dirección de FMLN, no podamos luchar en las calles por un aumento salarial, u otras mejoras a nuestras necesidades.  Al contrario hay toda una base revolucionaria dentro de los sindicatos y el FMLN que aun  no ha dado un paso al frente pero que está dispuesta a darlo con firmeza. Eso si lo empresarios sí que han presionado a Funes, le han dicho que debe ser un demócrata que no debe aceptar presiones del FMLN, que debe mantenerse al margen de la agenda partidaria, y que ahora es presidente de todos y todas las salvadoreños.

UNIDAD NACIONAL

La derecha salvadoreña desde hace mucho tiempo mantiene un eslogan particular, en el que nos quieren engañar diciendo que las medidas que toman son del interés de la mayoría, que el turismo somos todos, que la democracia es de todos, la libre expresión etc. nada mas falso.
En una sociedad dividida en clases, donde los medios de comunicación son manejados por una minoría, como puede haber libertad de expresión. Si nos dicen que “el turismo somos todos”, es de preguntarle a algún obrero o a algún desempleado ¿cuándo fue la última vez  que salió con su familia sin tener que limitarse en los gastos?, solo para soltar la presión de su vida cotidiana, quizás hasta gastando dinero que no tiene. Lo mismo sucede con la democracia y la economía. Mientras los banqueros, los especuladores y sus políticos representantes mantengan su poder ninguno de nuestros problemas se podrán resolver.
No podemos pedirle a un tigre que deje de alimentarse con carne, que con unas cuantas zanahorias se sienta satisfecho. Lo mismo que no podemos sentarnos en una mesa a platicar con un burgués para que de un aumento salarial sustancioso, que cubra las necesidades básicas. En los países avanzados esto ha sido posible gracias a que mantienen el yugo no solo sobre su economía nacional, sino también en otros países. Y las concesiones que dan buscan apaciguar las luchas más que las necesidades. Los intereses de los empresarios no son los intereses de los trabajadores. Eso debe quedarnos claro. Las alianzas con los sectores de la pequeña burguesía, que están molestos porque la crisis los esta arruinando, no buscan ponerse del lado de los desposeídos, sino, dar una lucha contra ARENA que esta mas ligada a las argollas de la economía. Y esos son precisamente los que presionan al presidente para que no de un paso más a la izquierda. La reciente creación del Movimiento Social por el Cambio, nacido de las filas de los Amigos de Mauricio es una muestra de ello. La verdad es que en estos momentos de crisis es muy difícil esconder los únicos dos caminos que hay: los empresarios o los trabajadores. La verdad es siempre concreta.
Eso no significa que debamos andar creando partidos o movimientos de izquierda solo porque creemos que existen los partidos puros. Un partido puro esta muy alejado de la realidad. En el salvador como en el mundo es normal que un partido cometa errores, o incluso que las decisiones de nuestros dirigentes sean poco acertada. Pero nuestra manera de luchar, debe seguir buscando la unidad de todo el movimiento, la unidad de los oprimidos bajo una sola idea: la lucha por el socialismo.

El FMLN Y EL SOCIALISMO, ¿QUE CAMINO TOMAR?
El FMLN, nuestra herramienta de lucha ha dado pasos importantes en los últimos  meses, como la apertura a la democracia interna, y a la necesidad de la formación político-ideológica. Esa democracia es importantísima para que el partido camine unido, solo el debate sano, donde las ideas puedan expresarse de la manera mas compañera nos cohesionara. En palabras de Lenin: “La mayor apertura al debate nos dará la mayor unidad en la acción” tomemos en cuenta que el FMLN es el que más diputados tiene en la asamblea nacional, pero solo aun no tiene la mayoría necesaria para tomar decisiones por si solo. Luego de las escisiones que ARENA ha tenido y que ha dado pasó a la formación del partido de centro-derecha GANA. Esto no impide que en las cuestiones decisivas no puedan hacer un frente de derecha para defender el gran capital. Sin embargo no podemos creer que todo está yendo bien, todo militante sincero sabe que hay diferencias de rumbo entre el partido y el presidente. En los últimos días dirigentes del partido han dicho que Funes no es ni será del FMLN, obviamente a la derecha esto le conviene mucho. Pero para nosotros sigue siendo el presidente que el pueblo puso en el ejecutivo para que llevara a cambio transformaciones sustanciales a favor de la mayoría, así quedo demostrada la marcha del primero de mayo cuya consigna principal era: “El pueblo logro la victoria, ahora exigimos el cambio”. Nuestro deber es insertarnos dentro del FMLN hacer uso de la democracia interna para debatir desde las bases cual es el camino que queremos. Así lo dijo el vicepresidente, Salvador Sánchez Cerén en su discurso el primero de mayo: “en el salvador será el pueblo quien tome la decisión de si se queda en el capitalismo o avanza hacia el socialismo”. Debemos retomar esa palabra como si estuviera escrita en piedra y sumarnos al FMLN con entusiasmo y decisión. Debemos profundizar el debate acerca de ¿que es el socialismo? Recordando que en las manos del pueblo trabajador esta la fuerza necesaria para mover toda la sociedad. LOS TRABAJADORES SOMOS EL CAMBIO. La economía debe pasar a manos de los trabajadores, la nacionalización por ejemplo de las distribuidoras de gas en el país podría evitar los aumentos de precios en nombre del capital y la especulación, solo una sociedad construida en líneas socialistas eliminara por completo las crisis y la humanidad podrá dignificarse al fin.

POR LA UNIDAD DE LOS SECTORES OPRIMIDOS!!!!!
POR UN FMLN REVOLUCIONARIO DEMOCRATICO Y SOCIALISTA!!!!!
Hasta la victoria siempre!!!!