Huelga general de obreros panameños

Versión para impresoraVersión para impresora
Autor: 
Napoleón Grande

Los trabajadores no nos quedaremos con los brazos cruzados

No cabe duda que estamos en un momento de convulsión entre la clase obrera latinoamericana, las condiciones a las que están sometidos los trabajadores bajo el yugo del capitalismo no solo los esta oprimiendo, sino que tambien los está haciendo despertar activamente a la vida política, así podemos ver, pese a los resultados contradictorios, el triunfo de las masas bolivianas en el referéndum autonomíco y el apoyo al gobierno de Evo Morales, la lucha en contra de la privatización de PEMEX en México o las recientes manifestaciones en Honduras, estamos acercándonos a un periodo abierto y decisivo para los trabajadores, las manifestaciones de lucha que vemos no son sino un síntoma de lo que vendrá.

El  pasado jueves 4 de septiembre se realizó una huelga general de 24 horas por parte de los obreros de la construcción y otros gremios en Panamá, como marxistas debemos poner atención a estos acontecimientos y escudriñar acerca de su origen y su destino, los medios oficialistas del gobierno de Torrijos le restan importancia intentando desmoralizar al movimiento e intentándolo mostrar como algo espontáneo sin ninguna base material, pero si pasamos la lupa de los acontecimientos veremos que no es así.

Condiciones de vida de los obreros panameños

En el  informe correspondiente al primer trimestre del 2007 por parte del ministerio de Economía de Panamá se ve reflejado las condiciones de vida de la clase trabajadora y la prioridad del gobierno panameño. Al igual que muchos informes de economía de la región vemos un considerable aumento en el Producto Interno Bruto (PIB) en Panamá que en el primer trimestre de 2007 alcanzó un valor de 3,981 millones de balboas (dólares), aumentado un 9.4% en relación al mismo trimestre con referencia a un año anterior, la exportación de bienes y servicios aumentó un 15%, la construcción un 12% y la banca un 15%. Lo que el informe no dice, a muestras claras, es a quienes han beneficiado estos aumentos, por ejemplo al hablar del sector construcción y su dichoso aumento del 12% debería dejar claro que el beneficio fue para la burguesía de ese sector, no para los trabajadores.

Lo que no puede ocultar el informe es la elevación del alto costo de la vida a la que está sometido el pueblo panameño, así si revisamos mas a detalle podemos ver como en ese mismo período los precios de los alimentos se elevaron un 4.9% (según cifras oficiales, es seguro que sea mucho más), la electricidad  un 14%, el transporte un 3.2%, cabe mencionar que este es un informe oficial del ministerio de economía del año pasado, datos actualizados deben ser mucho mayores,  la traducción de esto a la vida practica se ve reflejada en las palabras de un obrero de la construcción: "Nosotros ganamos buena plata (dinero), unos 800 dólares al mes, pero eso se queda corto con los gastos de la comida, la casa, el transporte''.(periódico digital “El internacional”).

La inflación ha aumentado este año un 9%. Todo esto sumado a las condiciones de inseguridad del pueblo panameño (la tasa de homicidios es de 11,4 personas por cada 100,000 habitantes) y a la represión que viven los trabajadores organizados están creando un mar de descontento general.

Los obreros de la construcción, fuertes tradiciones revolucionarias

El sector de la construcción en Panamá es uno de los rubros más importantes de la economía panameña, solamente el año pasado ingresaron 177.7 millones de balboas al PIB, las condiciones de trabajo de los obreros de la construcción son deplorables, solamente en la ultima década se han registrado 177 muertes laborales.

FRENADESO (Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales) aglutina al SUNTRACS (Sindicato Único de Trabajadores de la Industria de Construcción y Similares), el mayor sindicato de trabajadores de la construcción en Panamá, con un pasado de ricas tradiciones revolucionarias, muestra de ello es la huelga general del sector por la defensa social y en contra de la pena de muerte, impulsada en el 2005, que duró 32 días  y que dejó como saldo casi 2,000 detenidos y unos 20 heridos. Son una muestra clara de la magnitud de la influencia de los trabajadores, debemos agregar que en FRENADESO tambien se aglutinan maestros, trabajadores manuales, médicos, estudiantes, indígenas, etc.

La huelga un paso más dentro de una amplia lucha

La huelga realizada el 4 de septiembre tiene antecedentes, las condiciones económicas a las que esta sometido el pueblo panameño se han materializado en multitudinarias movilizaciones en cuatro puntos: David, Changuinola, Santiago y ciudad de Panamá convocadas por la Coordinadora de  Lucha por el Respeto a la Vida y Dignidad del Pueblo. Cabe mencionar que en agosto de este año las manifestaciones de los trabajadores panameños aparte de ser concurridas han tenido un hilo de cercanía, así en todas las luchas se ha peleado dignamente en contra de la privatización de servicios como el agua, la salud, educación y transporte, peleando asimismo por un aumento general al salario, la rebaja y congelamiento de los precios de la canasta básica, el derecho a la sindicalización, entre otras. Se entregaron estas exigencias en la presidencia de la republica el 14 de agosto, dando un plazo de 5 días para recibir una respuesta, el día 21 una delegación de la Coordinadora se reunieron con el vicepresidente de Panamá, Carlos García, quien no dio la respuesta solicitada, ante esto la Coordinadora convoca a la huelga general de 24 horas.

La huelga llevada a cabo en la capital panameña no solo aglutinó a trabajadores de la construcción sino que tambien a médicos, trabajadores del transporte y profesores. Causó un verdadero impacto entre el pueblo, la burguesía no pudo pasarla por alto y dieron sus típicas declaraciones de las perdidas millonarias que la huelga ocasionaría, mas allá de eso existe el temor al contagio de lucha entre el resto de la clase trabajador.

El movimiento debe extenderse

Las declaraciones de los líderes sindicales de continuar en lucha y específicamente realizar una huelga indefinida sino se cumplen sus exigencias son correctas. El movimiento debe sumar al mayor numero de trabajadores posibles, sin embargo los trabajadores no sacrificarán su hoy por el mañana por siempre, una huelga general indefinida no se puede quedar en reivindicaciones de carácter económico sino que por su misma naturaleza debe transformarse en una huelga de masas política. Los obreros de la construcción son la punta de lanza de este movimiento y están logrando aglutinar a otros sectores de la clase trabajadora, es imprescindible que los obreros se planteen como objetivo la toma del poder y llamen a la creación de “soviets” para instaurar un sistema socialista basada en la democracia obrera. No cabe duda que los marxistas apoyaremos las manifestaciones de lucha de la clase trabajadora, pero también debemos explicar que nuestras victorias pueden ser arrancadas en un abrir y cerrar de ojos sino le damos el golpe decisivo a la burguesía construyendo una sociedad socialista.

¡Qué vivan los obreros de la construcción!
¡Qué vivan los trabajadores panameños!
¡Ante el alto costo de  la vida, huelga general!
¡Por la federación socialista de América Latina!

San Salvador, 5 de Septiembre de 2008

Napoleón Grande, BPJ El Salvador