Exitosa escuela política sobre la vigencia del marxismo hoy y las lecciones de la Revolución Rusa de 1917

Versión para impresoraVersión para impresora
Autor: 
Josué Martínez

Este año se cumple un centenario de la revolución rusa de 1917, y en el marco de ésta celebración el Bloque Popular Juvenil, sección salvadoreña de la Corriente Marxista Internacional, organizó la escuela política titulada: <<vigencia del marxismo hoy, lecciones de la Revolución Rusa>> con el objetivo de estudiar éste acontecimiento histórico que sin lugar a dudas marcó un antes y un después en la organización económica y social de Rusia, sentando las bases de lo que sería el primer estado socialista en el mundo. El cual ha servido de ejemplo a muchos pueblos para buscar su liberación de las ataduras de este sistema capitalista.

Dicha escuela se realizó en el Centro Cultural Nuestra América, contando con la presencia de estudiantes, sindicalistas, militantes del FMLN, representantes de ANDES 21 de junio, entre otros. Durante el primer día de la jornada se expuso por parte de un representante de la CMI, un análisis histórico de la Revolución Bolchevique que dio inicio a la conformación de la URSS en octubre de 1917, resaltando los esfuerzos previos de 1905 encabezados por mujeres y obreros organizados ante el gobierno zarista que mantenía en la precariedad a los obreros y campesinos, contrastando con la opulencia y suntuosidad en la que vivía la nobleza rusa.

Entre los ponentes de ese día tuvimos a Miguel Mármol, hijo del dirigente y fundador del partido comunista salvadoreño que tuvo el mismo nombre, el compañero hacía referencia al liderazgo y capacidad política de uno de los dirigentes más emblemáticos de esta revolución, haciendo alusión a Vladimir Lenin, un incansable revolucionario que lucho hasta su último día de vida para instaurar la dictadura del proletariado en Rusia, y que fueran los obreros los que dirigieran la economía con sus propias manos. Además de su gran ejemplo como organizador y agitador, Lenin nos demuestra lo importante que es el estudio de los textos clásicos del marxismo, para poder entender el momento histórico en el cual vivimos, haciéndonos una invitación a la lectura constante como método de crecimiento político.

El segundo y último día de la jornada lo iniciamos escuchando la ponencia del Dr. Salvador Arias, con el tema: vigencia de la teoría económica de Marx, en la que explicaba claramente que mientras en el planeta exista este sistema capitalista explotador, estará vigente el pensamiento de Marx, y hoy más que nunca cuando éste modo de producción atraviesa por una de las crisis más agudas desde la gran depresión, crisis que se están reproduciendo en periodos de tiempo cada vez más cortos, y que los mecanismos de “refuncionalización” que los economistas burgueses echan a andar en aras de oxigenar al capitalismo, no son eficientes ante la sobreproducción, desempleo y pobreza que imperan a nivel mundial. Lo que indica la decadencia de este sistema obsoleto tan perjudicial tanto para la clase obrera como para nuestro ecosistema en general.

Para el cierre de la jornada se establecieron mesas de debate sobre los principales temas que giran alrededor de la revolución rusa y su desarrollo, tema importante de conocer y estudiar por todo militante que luche por la transformación de la sociedad. Entre las conclusiones más importantes a las que se llegó en dichas mesas tenemos: primeramente, que el socialismo es posible y quedó demostrado durante setenta años en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, (las causas de su degeneración no las trataremos en este artículo por motivos de espacio.) El hecho fundamental es que se puede llevar a la práctica un estado socialista dirigido plenamente por el proletariado, y es precisamente esta clase social la que tiene la tarea histórica de encabezar la lucha por la emancipación de las otras clases y sectores oprimidos por el capitalismo.

También se concluyó que ésta lucha debe tener un carácter mundial por la razón que el sistema que se quiere destruir es igualmente mundial, como marxistas estamos convencidos de la necesidad de unión entre todos los explotados del mundo para lograr ese objetivo trazado en un horizonte común para todos los trabajadores, solo de ésta manera tenemos garantizado el triunfo de la humanidad sobre la barbarie.

Esta escuela nos deja muchas enseñanzas teóricas y prácticas las cuales nos reafirman la tarea de seguir estudiando la historia, para no cometer los errores del pasado y para seguir el ejemplo de hombres y mujeres que lucharon junto al pueblo por la vida, la justicia y la emancipación de los oprimidos.

Toda la jornada se desarrolló dentro de un ambiente de camaradería, donde se incentivó el debate y la participación de todos los compañeros, para garantizar la máxima libertad en la discusión y la máxima unidad en la acción. También se aprovechó la oportunidad para apoyar solidariamente a nuestros compañeros hondureños en sus luchas estudiantiles, que buscan garantizar el derecho a la educación superior a los hijos de los trabajadores que también lo merecen. Por otra parte leímos un enérgico comunicado dando nuestra postura frente a la situación que está viviendo la revolución bolivariana, en el que dijimos a una sola voz: ¡Manos fuera de Venezuela! Rechazando rotundamente las acciones injerencistas de EE.UU. contra el pueblo venezolano.

Estos pronunciamientos fueron grabados para luego ser enviados a los camaradas que están llevando a cabo estas luchas, y así fortalecer los lazos de solidaridad entre las diferentes secciones de nuestra tendencia. Cada lucha a lo largo del mundo está articulada con las demás como células de un solo organismo.

¡NATIVA O EXTRANGERA, LA MISMA CLASE OBRERA!