Declaración del Bloque Popular Juvenil frente a las resoluciones de la Sala de lo Constitucional

Versión para impresoraVersión para impresora
Autor: 
Bloque Popular Juvenil / 29 de julio del 2017

Las últimas resoluciones de la Sala muestran de manera lucida que la derecha, al no tener el control total del Ejecutivo y no poder controlar a su antojo la Asamblea Legislativa (AL), se atrinchera tras el Órgano Judicial, bloqueando toda política del FMLN.

La burguesía ha intensificado sus ataques al gobierno, los poderes dictatoriales del Estado burgués han salido a flote y son más visibles en el actual escenario, pretenden crear el caos y la desestabilización. Todo el reajuste del presupuesto planteado en la resolución de la Sala lleva la idea de imponer la austeridad en el Estado, llevando a cabo así los dictámenes del Fondo Monetario Internacional, intentan con esto salvar su institución más valiosa del descredito y dejar al FMLN como el enemigo del pueblo. Pero en el fondo el objetivo principal de las resoluciones es bloquear cualquier posibilidad de sostener las obligaciones previsionales del Estado, pues el gobierno en turno es el principal responsable de cumplir estas obligaciones, esta es la cuestión principal de todo. En la AL los areneros han sido claros, no están dispuestos a dar sus votos para solventar la crisis previsional y no lo harán, esto debemos tenerlo en cuenta para desarrollar nuestra política. El sistema mixto intenta resolver el problema más inmediato manteniendo algunos de los privilegios de las AFP, con esto se intenta persuadir a la derecha para que dé sus votos, sin éxito alguno hasta ahora. Pero un sistema mixto de aprobarse no resolverá el problema principal del sistema previsional, solo extenderá el tiempo para la quiebra del sistema en manos privadas

Atravesamos un momento crítico entre las fuerzas políticas en toda la superestructura capitalista, que impide solventar las contradicciones de la sociedad utilizando los viejos métodos: conciliando con las clases para buscar reformas que beneficien a los trabajadores sin tocar los grandes intereses del capital y sin poner en riesgo la credibilidad de las instituciones del Estado burgués. La reciente negociación entre GANA y el FMLN es el ejemplo más ilustrativo de lo que planteamos. Los diputados de nuestro partido al verse acorralados, por la próxima profundización de la crisis previsional y por no luchar claramente por la nacionalización del sistema de pensiones a través de la lucha de masas en las calles contra los parlamentarios reaccionarios, pactaron los votos para la reforma a la Ley FOP, obteniendo así un porcentaje más para endeudar al Estado y solventar las obligaciones de pago previsionales por este año. A cambio de esto dieron los votos para la reforma a la Ley de Extinción de Dominio que permite darles ciertos beneficios a todos los funcionarios corruptos. Esta negociación no ha servido para nada con los nuevos bloqueos de la Sala. Los grandes ganadores de esta jugada política han sido la burguesía y los partidos de la derecha.

Debemos ser claros y entender que ninguna alianza debe darse si está implica transgredir nuestros principios revolucionarios fundamentales, y este ha sido el error cometido con La ley de Extinción de Dominio. El precio a pagar por esta jugada mal calculada será carísimo y sin duda tendrá resultados adversos. Debemos rectificar y empezar a organizar una lucha más profunda apoyándonos en la fuerza revolucionaria de los sindicatos y las bases del FMLN, esto no implica abandonar la lucha en el parlamento sino complementarla, de tal manera que desde ahí se incentive la lucha por medidas revolucionarias y se combata a los diputados de la derecha.

Es preciso luchar porque se den los votos necesarios en la AL para nacionalizar el sistema de pensiones, esto solo puede darse a partir de la presión de las masas en las calles y no a través de dar concesiones ni prebendas a los diputados corruptos y traicioneros del pueblo, la historia nos muestra como la presión de las masas ha desquebrajado cualquier poder fáctico del Estado burgués que parece muchas veces omnipotente. La correlación de fuerzas solo puede expresarse a través de movilizaciones de masas hacia el parlamento y contra la Sala, piquetes en las fabrica y huelgas impulsadas por los sindicatos y el FMLN agitando bajo la consigna de la nacionalización del sistema de pensiones, por mejores salarios, la disminución de la jornada laboral en la lucha por la eliminación del desempleo. A la par de esto, debe darse una explicación paciente sobre la necesidad de transformar las instituciones del Estado burgués por instituciones donde sean los trabajadores, a través de sus organizaciones representativas, los que puedan tomar las decisiones fundamentales de la sociedad. 

¡Organicemos las luchas con movilizaciones de masas contra la Sala y la burguesía!

¡No más prestamos, nacionalizar el sistema de pensiones y combatir la elusión y la evasión fiscal!

¡Por una política revolucionaria en el parlamento y en las calles y fábricas!