LA PARTICIPACIÓN DE LA COMUNIDAD LGBTI EN LA POLÍTICA PÚBLICA NACIONAL

Versión para impresoraVersión para impresora
Autor: 
Gonzalo Montano

El Salvador históricamente ha sido considerado como un país conservador en materia de género y sexualidad. Con muy poco estudio en temas como orientación sexual, identidad y expresión de género, no es extraño que aun en nuestros días estos temas estén poco vinculados con Derechos Humanos y peor aun con la participación en la política pública del país, esto es algo que afecta marcadamente a la población LGTBI, cerrándole espacios de participación en la toma de decisiones. Uno de estos espacios es la política partidaria, donde observamos muy poca o nula participación de personas abiertamente LGTBI.

Alejandra Menjivar, una mujer transgénero nos comenta un poco de cómo ha sido su involucramiento en la política partidaria, y sobre todo de su militancia en el partido histórico de la izquierda de El Salvador.
Ella dice: Todos los seres humanos somos políticos, y en algún momento de nuestra vida conocemos y descubrimos hacia qué o cuál es la apuesta política que cada uno va a elegir. Inicie mi involucramiento en la política partidaria a través de la Juventud Farabundo Martí para la Liberación Nacional, y anterior a ello, a través de movimientos sociales de organizaciones juveniles, buscando siempre la reivindicación de los derechos de la juventud, y es así como llegue a involucrarme mucho mas siendo parte del equipo de apoyo de la Juventud Farabundo Martí donde empiezo a abrirme muchos espacios en diferentes lugares dentro del partido, empezando a tener una participación activa y consciente. Asistiendo a escuelas de formación política, ahí nace mi amor hacia la historia de la revolución, conozco el marxismo y a sus diferentes teóricos y empiezo a ver en el socialismo la salida viable ante el capitalismo viendo al FMLN como un partido revolucionario y socialista, que busca defender los intereses de la mayoría a través de los medios democráticos, pero también que busca la reivindicación de las minorías socialmente excluidas.

Mi experiencia como militante dentro del partido ha sido muy satisfactoria, aunque claro no ha sido fácil como en toda estructura, considero que más que rechazo, dentro del partido existe miedo e incertidumbre de cómo será conocer y trabajar con una persona con una identidad de género y orientación sexual diferente a las heteronormativa, surgen preguntas como ¿va a responder a la ideología del partidario?, ¿va a compartir con nosotros los principios y valores? y al final me he venido dando cuenta de que sí, porque somos el partido, vamos construyendo el partido con mis demás compañeros.

La experiencia no ha sido similar para otros miembros de la comunidad LGTBI que se han acercado al partido, pero estoy consciente que errar es de humanos y muchas veces a compañeros del FMLN se les olvida el respeto, principios y valores socialistas, y caen en situaciones que muchas veces contribuyen a la vulnerabilizacion de las personas por razón de su identidad de género o su orientación sexual, y ahí se da cuenta de que falta reforzar todo ese ideario de construcción socialista, todas las personas en el partido tienen que pasar por un proceso de des-aprendizaje y re-aprendizaje, es decir estamos en un sistema que nos excluye y si nos incluye solo nos coloca en los más bajo de la pirámide de seres humanos.

La Secretaria de la Mujer inicio también su trabajo para involucrar a las mujeres que estaban siendo excluidas y ahora han avanzado mucho, entonces, ahora es parte de lo que la comunidad LGTBI tiene que hacer al interior del partido, las personas no van a cambiar simple y sencillamente porque hayan organizaciones de sociedad civil trabajando a favor de los derechos humanos, la militancia del partido va a cambiar cuando las personas que creemos en este proceso revolucionario empecemos también a tomar conciencia, formación y a generar esos patrones de cambio.
El partido a través del gobierno ha logrado hacer una pausa al sistema neoliberal, el FMLN poco a poco está avanzando en la causa socialista, sin embargo la contra ofensiva del imperio capitalista a toda Latino América a través de diferentes medidas, es el principal obstáculo para que la causa socialista avance, considera también que hay que hacer una revisión de que acciones realmente se están tomando para reforzar la causa socialista, por la que se está trabajando, para que avance y no se detenga y tengamos en el futuro un tercer gobierno del FMLN.

La lucha por la causa socialista está ampliamente vinculada con la lucha reivindicativa del movimiento LGTBI, la derecha nunca va a buscar la reivindicación del ser humano a conciencia plena independientemente de su identidad de género por su orientación sexual o su condición económica, es decir a ellos no les interesa el tema LGTBI, en cambio a la izquierda en particular el FMLN sí, ya que busca trabajar para todos y todas, esto está mejor plasmado en las resoluciones del Foro de Sao Paulo en su vigésima segunda edición, la resolución final, en el literal 21 donde habla que es necesario que se fortalezcan los esfuerzos por la construcción de un frente publico social, nos habla también de la integración de los movimientos políticos sociales culturales de toda la región y a formar la estructura de estos mismos dentro de la izquierda y dentro de ello se plantea el respeto a los derechos personales o colectivos por ejemplo las orientaciones sexuales en el caso de los grupos LGTBI, está claro que indiscutiblemente la lucha de la causa socialista está vinculada al movimiento LGTBI, y rescata que el capitalismo y su sistema de opresión patriarcal siempre pone a la iglesia como un ente de jerarquía que domina sobre las sociedades, para la iglesia el tema LGTBI es muy controversial, la iglesia tiene un sequito de poder muchas veces sobre los poderes que han sido electos de manera popular, el capitalismo tiene siempre diferentes alternativas sobre las cuales impone lo que ellos buscan pero el principal es “divide y vencerás”.

A veces la comunidad LGTBI considera que las acciones dirigidas por parte del gobierno hacia la población LGTBI son más discursivas que tangibles. Por esto debe de haber un análisis más claro y más profundo sobre ello, muchos de los dirigentes de organizaciones de sociedad civil actual son líderes o afines a la derecha y siempre buscan criticar, por otro lado tenemos que entender también que ninguna persona de la noche a la mañana camina, primero haces todo un proceso de aprendizaje, gateas para llegar a caminar, creería particularmente que desde 2009 el tema LGTBI fue puesto en agenda nacional e inicio un proceso de transformación de las políticas públicas y de las instituciones del Estado, que no ha sido el más optimo y el mejor, sin embargo debemos de reconocer algunos esfuerzos del gobierno y que sus funcionarios han hecho, como el decreto Ejecutivo que prohíbe la discriminación dentro de las instituciones públicas, que le falta un reglamento sí, pero eso no quiere decir que hay que quitarle el merito, también está la creación de la secretarias de inclusión social con una dirección de diversidad sexual que todavía le hace falta aparataje pero esta empieza a ser su trabajo, habrá que agregar quizás más forma a la dirección para que funcione de manera optima, pero, hay un trabajo, lo que sucede es que hemos sido una población históricamente excluida y queremos ver los cambios de la noche a la mañana, todo lleva un proceso y todo lleva un cambio y tiene que ir avanzando constantemente, hoy vemos un Ministerio de Trabajo con una ventanilla de atención exclusiva para personas LGTBI, habrá que también darle seguimiento de cómo está funcionando, pero el punto al que quiero llegar y que creo más importante es que: más allá de criticar que si son discurso, debemos de sentarnos y hacer un análisis y una evaluación objetiva y constructiva, aquellos insumos que ya se tienen estructurados, buscar la forma de cómo se pueden hacer mas funcionales para que la población LGTBI en su totalidad realmente sienta que está pasando de ser un discurso a una parte más tangible, tenemos que partir del punto en que antes no se hacía nada, hoy se está haciendo algo y no a manera de conformismo, porque cualquiera que lo lea va a decir “ah, esta ya está conforme ya está vendida“ y no, lo que sucede es que estoy convencida del trabajo político que se está haciendo, del trabajo estatal que se está haciendo y bueno cualquier compañero sabe que todo “Fmlnista” activo, todo militante es un trabajador social y entonces esa es la lucha, convertirnos en trabajadores sociales en los sectores o en las estructuras en las cuales tenemos más afinidad y trabajar por ese programa de gobierno, el llamado es que si hacemos la critica presentemos también una propuesta constructiva para darle solución a esto que no nos está pareciendo.

Si bien hay cambios, poco a poco el FMLN tiene algunos aspectos por mejorar para integrar al movimiento LGBTI en la construcción de la agenda socialista, el partido debe de fortalecer su Secretaria Nacional de Educación, empezar vinculándola al tema de género y de diversidad por un lado, también el partido debe de iniciar la profundización de la construcción de la estructura LGTBI a nivel nacional debe de existir por lo menos una mesa de diversidad sexual que pueda construir más adelante una unidad, una secretaria quizás, pero lo más importante es potenciar las capacidades de la militancia política LGTBI a través de círculos de estudio, a través de comités de bases, y también garantizar el artículo 7 de los estatutos, “Que todas las personas son miembros del partido sin distinción de sexo de religión de condición económica, social, cultural”, también debería aplicarse que son militantes todas aquellos independientemente de su identidad de género y de su orientación sexual tomando como principio la equidad, igualdad y el respeto, esto abriría más la participación a cargos de elección popular también para personas LGTBI, hasta el día de ahora el partido ha tenido en muchos puestos estratégicos y de toma de decisión a personas de la comunidad LGTBI, solo que no se han vinculado externamente con el trabajo de las organizaciones, pero eso no quiere decir que no lo puedan llegar a ser, así la militancia interna LGTBI formada puede construir una agenda de trabajo externa que vincule con el trabajo de las organizaciones de la sociedad civil.

Algo muy importante también es de tener claro contra que luchamos, ¿Luchamos contra este gobierno porque no me está dando lo que yo le pedí? O ¿luchamos contra el sistema que no permite a estos gobiernos hacerlos avanzar en generar las condiciones de igualdad y equidad para todas las personas? El llamado que hace es a todos y todas las personas LGTBI que independientemente la ideología política en la que se hayan instruido, es a que formen parte de ellas, el primer paso para generar el trabajo en política es vinculante a ello, ahora bien, si se quieren vincular del lado correcto y de la causa socialista revolucionaria, tiene mucho que ver en que quieran tener el deseo de la transformación de la sociedad, la sociedad no se transforma sola y para aquellos que les interese que son personas LGTBI que militen dentro del FMLN o que están afiliados al FMLN, o que son simpatizantes de izquierda, les invito a profundizar más en las lecturas sobre socialismo, a empezarse a vincularse a las estructuras municipales, departamentales, la juventud Farabundo Martí es un espacio libre de estigma y discriminación al cual se pueden acercar, también hay que ser parte de los círculos de estudio y si sos de San Salvador empezamos hacer un ejercicio muy interesante con algunos militantes LGTBI de diferentes municipios y de diferentes estructuras a querer tener nuestro propio circulo de estudio, vamos arrancar hoy en septiembre u octubre, lo vamos hacer quizás con el aniversario del FMLN, hay que estar pendiente de la pagina en facebook “Juventud Diversa en izquierda” donde se estará ampliando la información ya que el principal problema es que si no estamos formados políticamente, no defendemos nuestros ideales, y vamos a caer en la estrategia de “Divide y vencerás”