La masacre del 28 de febrero: a 39 años del fraude

Versión para impresoraVersión para impresora
Autor: 
Fabio Aguilar

El 20 de febrero de 1977, la UNO (Unión Nacional Opositora), partido de coalición, representante de los intereses del pueblo en aquel entonces, ganaba las elecciones presidenciales con su candidato Ernesto Claramount, por segunda vez consecutiva, como en 1972. Los resultados no fueron respetados por la oligarquía del país en ninguna de las dos ocasiones. El 28 de febrero de 1977, la Plaza Libertad del Centro de San Salvador se abarroto de protestantes, el pueblo había salido a exigir su triunfo.

La oligarquía del país pone como presidente en esta ocasión al candidato del PCN, el general Carlos Humberto Romero Mena, quien sería presidente del país en el periodo 1977-1979 y quien en su hoja de vida política tenia responsabilidad directa en varios crimines de lesa humanidad como la masacre estudiante del 30 de julio de 1975. Como era de esperarse, Romero gira la orden de que la Policía de Hacienda y las Fuerzas Armadas repriman la concentración de Plaza Libertad en la noche del 28 de febrero. En efecto, la orden es cumplida, muchos miembros de estas instituciones represivas realizan un atentado más contra el pueblo salvadoreño, en el hecho resultan varios fallecidos y unos cuantos más desaparecidos, no se posee el dato exacto, pues, los bomberos enviados por Romero limpiaron las calles y se llevaron los cuerpos la madrugada del 29 de febrero.

Víctor Recinos un sobreviviente de la masacre nos cuenta como se refugiaron en la Iglesia el Rosario: “Ya bien noche rodearon el parque, habían tanquetas por todos lados. Los soldados votaron todas las ventas y las hornillas cayeron al suelo y mucha gente se quemó, como pudimos nos refugiamos en el interior de la iglesia y no salimos del lugar hasta la mañana del día siguiente, ya que la Cruz Roja sacó a toda la gente sin que la Policía de Hacienda o el ejército les dispararan”

[1]

A raíz del atentado, nacen las Ligas Populares 28 de febrero, frente de masas Ejército Revolucionario del Pueblo. El Partido Comunista estalinizado al no encontrar más alternativa, se lanza a los preparativos de la lucha armada.

Algunas lecciones y perspectivas del hecho

A 39 años y con la escasa información de este acontecimiento, solo podemos concluir que el Estado salvadoreño y su ola represiva sumados a los vacíos teóricos que las organizaciones populares tenían en aquel entonces crearon las condiciones para que el guerrillerismo cobrara auge en el país, sin embargo, desde el marxismo esta no era y no es la solución.

Los marxistas profesamos que ante la represión estatal se debe concientizar a las masas para crear las autodefensas obreras, grupos armados de seguridad del movimiento y por consiguiente tomar la acción política, la agitación y la propaganda correcta y adecuada, como método para la toma del poder acompañado imprescindiblemente por el método de la huelga de toda la clase trabajadora.

Insistimos que solo el pueblo salva al pueblo, un foco guerrillero no puede crear las condiciones para la revolución, son las masas en conjunto quienes lo hacen, más la decadencia del sistema, es decir, son necesarias las condiciones subjetivas y objetivas, no solo una de las dos. Otro factor detonante fue la ausencia de una dirección auténticamente marxista en estas organizaciones provoco la confusión teórica que les llevo a derrotas lamentables en la práctica, a muertes innecesarias de cuadros políticos que pudieron ser evitadas, todo por la utilización de un método inadecuado para la revolución. A 39 años, seguimos sufriendo las consecuencias de estos errores.

Exhortamos, pues, a todos los que luchan por el derrocamiento del capitalismo, que la mejor forma de honrar a los caídos, es continuar la lucha por el socialismo científico por reivindicar el rumbo de nuestro partido de masas: el FMLN, formarnos en el marxismo revolucionario, único método con programa claramente científico y la única solución para acabar con los males capitalistas que cada día nos carcome más la vida.

¡Completemos la lucha de nuestros mártires, luchando por el socialismo!



[1] https://salvadorsolidaridadconcuba.wordpress.com/2013/02/28/en-honor-a-los-caidos-del-28-de-febrero-36-anos-de-lucha-por-su-memoria/