Ningún recorte en educación, combatir la corrupción, la evasión y reducir los salarios de los funcionarios

Versión para impresoraVersión para impresora
Autor: 
Juan de la Cruz

La necesidad de la producción de mercancías o bienes para satisfacer las necesidades de la sociedad hace impulsar a la vez el desarrollo de la ciencia, o sea el estudio de la forma en que el ser humano pueda dominar más  a la naturaleza para su beneficio, los progresos de la humanidad han sido con base a esta premisa fundamental: la producción y la reproducción de la vida humana.

Los capitalistas destinan una parte de la tasa de ganancias a la inversión en nuevas tecnologías, esto con el objetivo de aumentar la productividad en la industria y aumentar a la vez su ganancia neta, a través de la explotación constante de los asalariados. Así el capitalista que quiera competir a la altura de los grandes monopolios deberá invertir una buena parte de su dinero en la adquisición de tecnología de punta, y de esta forma puede aumentar la productividad y la velocidad de la extracción del plus trabajo –o trabajo no remunerado- para recuperar lo antes invertido en maquinaria, el uso de nueva maquinaria requiere de mano de obra cualificada, aquí entra en juego la educación técnica de los trabajadores, esta es la única forma en que las empresas pueden competir con los grandes monopolios. Por lo cual se hace requisito indispensable invertir en  la ciencia y tecnología continuamente.

La educación institucionalizada como la conocemos en la actualidad hacia las masas es algo relativamente nuevo en la historia de la humanidad, ha sido la sociedad burguesa la que ha impulsado el desarrollo de esta área, a través del avance de las fuerzas productivas. Con el objetivo de crear mano de obra cualificada para la producción, el Estado burgués destina cierta cantidad de recursos a la educación pública. Una de las condiciones que se requerían a los países para constituirse en el pasado como republicas era la creación de universidades estatales, así El Salvador fue reconocido en 1841 como República de El Salvador con la fundación de la Universidad de El Salvador.

Todas las funciones y servicios sociales que brinda el Estado están directamente subvencionados por la producción. Los servicios como salud, educación, infraestructura estatal etc., están financiado por la plusvalía de la producción, el Estado a través del dinero que recoge de los impuestos echa andar todas estas áreas, este dinero viene ya sea de los trabajadores o de la pequeña burguesía así como también de lo que la burguesía da en cuestión de renta.

A la burguesía le es muy rentable mantener su inversión en la educación estatal no solo por su carácter industrial, la clase dominante que desee mantenerse en el poder deberá mantener firme toda su súper estructura ideológica, así la educación institucional también es una forma de dominación de la burguesía, en tiempo de abundancia la educación puede dar grandes avances -dentro de lo que cabe por supuesto- pero en periodos de crisis económica, la burguesía no puede darse el lujo de mantener los niveles de inversión en estas áreas, los salarios y el desempleo que también se expresan en estos periodos también limitan la contribución de los asalariados al Estado.

En estos periodos es donde más se expresa la lucha de clases, la burguesía busca reducir todo el gasto social para que el Estado no caiga en la banca rota, en tales condiciones se muestra más claramente la cara reaccionaria de la burguesía. Durante la última década  hemos visto luchas muy combativas por parte del sector estudiantil y del docente mismo en Europa; Gran Bretaña, España, Italia etc., en América Latina; México, Honduras, Puerto Rico, y Chile, y más recientemente también incluso en Sudáfrica, en todas lados del mundo la burguesía está tratando la manera de reducir la inversión en materia social. La educación bajo el capitalismo cada vez es más decadente y paupérrima. Una prueba de que el capitalismo ha dejado de ser progresista y no tiene nada que ofrecer a la humanidad.

La educación en El Salvador

En estos periodos es donde más se expresa la lucha de clases, la burguesía busca reducir todo el gasto social para que el Estado no caiga en la banca rota, en tales condiciones la cara reaccionaria de la burguesía se deja ver con mayor crudeza. Durante la última década  hemos visto luchas muy combativas por parte del sector estudiantil en Europa: Gran Bretaña, España, Italia y otros; en América Latina: México, Honduras, Puerto Rico, y Chile, y más recientemente también en Sudáfrica, en todas partes del mundo la burguesía está tratando la manera de reducir la inversión en materia social. La educación bajo el capitalismo cada vez es más decadente y paupérrima. Esto es una prueba más de que el capitalismo es vacuo y no tiene nada que ofrecer a la humanidad.

En la actualidad todas estas reformas están en peligro, la burguesía a través del partido ARENA, presionan para que el gobierno aplique planes de austeridad, eso en lenguaje llano significa eliminar todos los avances que se han implementado con la llegada del FMLN al gobierno. Sánchez Cerén desde el inicio se ha visto presionado por fuertes intereses de clase, éste ha intentado mantenerse oscilando entre las dos clases antagónicas, -ejemplo de ello es su discurso de conciliación de clases que no ha abandonado desde que llegó a la presidencia- pero a medida que la situación se recrudece, se va haciendo más difícil moverse sin entrar en contradicción con alguna de las dos, eso es algo inevitable en una sociedad dividida en clases.

Recientemente se anunció una reducción al presupuesto de educación para el año 2016, algo que entra en contradicción con el programa de gobierno el cual prometía que en el periodo de 5 años se incrementaría de 3 % del PIB al 6 % del PIB la inversión estatal en educación, "Será permanente el esfuerzo por ampliar la inversión en la educación hasta alcanzar los 6 puntos del PIB" discursó Sánchez Cerén el 1° de septiembre de 2013. Contrario a eso, la situación ha obligado a hacer un recorte en educación, debido al mal estado de las finanzas estatales. Que no ha podido ni financiar un 5 % de aumento salarial a los educadores, tal aumento reflejará una variación negativa en el presupuesto general de educación, 23 millones de los 940 millones servirán para financiar el aumento salarial lo cual significa una reducción de los gastos en recursos básicos, reconstrucción y mantenimiento de infraestructuras educativas. 

“El presupuesto de educación -como proporción del PIB-  pasó de 3.51 puntos del PIB (en el año 2014) a 3.54 puntos del PIB (en el año 2015) según proyecciones actualizadas del PIB del Ministerio de Hacienda de julio de 2015. En 2016, el gobierno retrocederá aún más: el presupuesto será de 3.47 puntos del PIB”1 Según el ministro de Educación Carlos Canjura, no hay de donde sacar el dinero y ha manifestado que no hay ninguna iniciativa que busque el financiamiento del presupuesto de educación. Con esto el gobierno de Sánchez Cerén está dando pasos atrás con sus promesas de campaña. Carlos Cáceres, ministro de hacienda, ha manifestado que serán 5.5 millones de dólares los que serán eliminados del presupuesto de educación. Dentro de las posturas de Cáceres esto es lógico que pueda divisar muy bien que si se invierte en educación en los próximos años se tendrá un déficit en otras áreas, pero se vuelva un miope crónico, al ver las cifras de elusión y evasión fiscal, esto lo único que refleja es que Cáceres está en el gobierno no para defender nuestros intereses sino los intereses de la burguesía. 

Lejos de proponer medidas revolucionarias los funcionarios del gobierno suelen recurrir a suplicas y lamentaciones como el señor Canjura quien dice que “la promesa - de los 6 puntos del PIB- se mantiene. Pero el 19 de octubre le dijo a los diputados que no tiene la menor idea de dónde van a salir los recursos. Admitió además a El Faro que -a diferencia de las instituciones de seguridad- para educación no hay ninguna iniciativa de impuestos para obtener recursos. Canjura ha acudido al Consejo Nacional de Educación, un grupo consultivo, que no tiene ningún poder de decisión, para que sean ellos los que definan cómo obtener dinero.”  Estos burócratas reformistas han sacado de la ecuación el factor de la lucha de clases, olvidan convenientemente el papel que puede jugar la organización y la movilización de la clase trabajadora. Sabemos perfectamente que las empresas a pesar de la crisis siguen manteniendo ganancias, el dinero para educación puede ser fácilmente financiado a través de una reforma fiscal que ataque directamente los intereses de los parásitos empresarios. ¿Cómo puede ser posible que empresas que chupan la sangre de las obreras en las maquilas no paguen impuestos al Estado? Aquí tenemos dinero que puede ser utilizado para brindar una educación digna a los hijos e hijas de la clase trabajadora. Ahora bien, esto también debe de ir acompañado con una lucha contra la evasión y la elusión fiscal, según Arias del 2010 al 2014 hubo una corrupción fiscal de 12,000 millones de dólares. El señor Canjura y su compañero funcionario Cáceres se hacen los de la vista gorda ante estos casos y ponen un sinfín de alegatos para encubrir lo ineficaz e ineficiente que es el Estado burgués, claro a ningún burócrata acomodado le conviene que se sepa esto.  

Este retroceso en materia de educación significará una mayor precarización de la infraestructura escolar y en la calidad de la educación, lejos de luchar por arrancar de la mano de los capitalistas el excedente de la producción, la propuesta del Ministerio de Educación se reducen a acomodarse a las condiciones existentes, no es extraño la cantidad de notas periodísticas que se filtran en los periódicos de las condiciones en que se encuentran los centros educativos en el país. Citaremos algunas de ellas para ilustrar este problema “En la actualidad, 3,300 escuelas no poseen las condiciones adecuadas para la enseñanza y solo el 53 % están construidas en terrenos que son propiedad del ministerio. Además, 837 centros escolares a escala nacional tienen riesgo de deslizamiento” 2 los terremotos, los huracanes y la ausente inversión en reparación y mejoramiento de estas áreas hace que las condiciones sean más precarias a medida que pasa el tiempo, en otra nota podemos leer: “A solo dos kilómetros al suroeste de la ciudad de San Miguel se encuentra el centro escolar del cantón Las Lomitas. A pesar de su cercanía con la ciudad, por su infraestructura, esta escuela dista mucho de ser una institución pedagógicamente adecuada. Un muro a medio caer, con los hierros doblados, el techo a punto de colapsar y lleno de agujeros, servicios sanitarios malolientes y una pintura descolorida describen a la escuela. El abandono de este centro educativo es tal que ni la bodega sirve, tampoco la biblioteca, pues todo el sitio se moja cuando llueve.” El recorte de los 5.5 millones para el año 2016 quizá pueda  solventar un problema de financiamiento en otras áreas, pero es claro a grandes luces que dicho ahorro no significara un beneficio para la clase trabajadora sino todo su contrario.

Los funcionarios del FMLN y la educación

Canjura, Cerén, y los diputados de la izquierda deberían de preguntarse qué intereses defienden, ¿los intereses del gran capital o los de los trabajadores? Con esta política se inclina la balanza hacia la clase dominante dejando a la intemperie a los hijos de los trabajadores. ¿A caso nuestro objetivo es salvar el Estado burgués con los salarios altos de cientos de burócratas? Lorena Peña ha respondido de manera tajante al Ministro Canjura, en sesión plenaria de la comisión de hacienda de la Asamblea Legislativa, cuando se discutía este tema, en su respuesta acuso de que el Ministro Cáceres había obedecido a los diputados de Arena para hacer ley este recorte, situación que nos parece totalmente reaccionaria de parte de Cáceres, además Peña en respuesta al Ministro añadió elocuentemente: "-’ ¿Qué opina de que le cortemos bienes y servicios y en los salarios? ¿Qué opina de una propuesta de recortarle su gasto corriente en un 5% o en un 10%? Porque como usted ha dicho, ya viene recortado’, le preguntó la diputada al ministro de educación Carlos Canjura en la sesión de la Comisión de Hacienda.”  Tal respuesta nos parece correcta hasta cierto punto, lo ideal es que esta fuese una medida que la bancada y el gobierno de Sánchez Cerén debería de proponer en todos los niveles estatales, Peña debería de revisar su salario y empezar por reducírselo, si bien es cierto en algunas declaraciones radiales ha dicho que la mayoría de los diputados aportan una cierta cantidad de dinero de su salario para becar a niños y niñas de escasos recursos, esta aunque está bien, no es una medida autentica revolucionaria, esta tiene más parecido a las bulas de la edad media que tenían el fin de eliminar los pecados de los cristianos para tener un espacio en el cielo. La clase trabajadora no necesita de la lastima de los diputados, esto no soluciona el problema, es como remendar una falda nueva con trozos de tela vieja, lo que necesitamos son medidas revolucionarias y no actos filantrópicos esporádicos que no sirven de nada, para el futuro de los hijos de los trabajadores. La actitud de Canjura ante tales expresiones ha sido encogerse de hombros como todo buen funcionario no revolucionario.

Éste (Canjura) ha sido acosado constantemente por la prensa pues según estimaciones su administración no podrá cumplir el objetivo de elevar el presupuesto de educación del 3 % al 6 %. Las administraciones del FMLN han aumentado un promedio anual de 38 millones de dólares al presupuesto de educación, algo que ha significado un aumento considerable al pasar de un presupuesto del 2.75 % en 2006, 2.62 % en 2007 y 2.96 % en 2008 a un 3.9 % en 2009 hasta un 3.47 % en 2014 un aumento mínimo pero significativo, pero el gobierno del FMLN actual ha tenido que toparse con la realidad, y es que incluso al mantener su política de inversión de 38 millones al llegar el 2019 el FMLN podría entregar un presupuesto de educación de 1055 millones de dólares: 800 millones de dólares menos de lo que implica la meta quinquenal propuesta en el programa de gobierno. Si se continúa con esta actitud no se podrá llegar ni por cerca de estas cifras, el problema de financiamiento estatal es concreto y la medida para solucionar este problema debe de ser tan concreta como la envergadura del problema o sea: una solución revolucionaria.

Cuál debería ser la alternativa

La burguesía en su época revolucionaria abanderaba la consigna de un estado barato, le era chocante la opulencia en que vivía la vieja clase dominante. Sin embargo a lo largo de su historia le ha sido imposible cumplir con tales objetivo, lo que hemos visto es un desarrollo exponencial de la burocracia estatal, miles de dólares se desperdician en tareas que muy bien podrían ser llevadas a cabo por la organización planificada de los trabajadores, pero esto se contrapone al objetivo que mantiene al Estado burgués, debido a esto a la burguesía le es irrelevante ya la tarea de un estado sano y barato, el actual Estado le beneficia para poder maniobrar de mejor forma sus deseos.

La tarea de los partidos revolucionarios ha sido principalmente la toma del poder Estatal, para poder empezar el camino de la extinción y la sustitución de este por uno nuevo que beneficie a la mayoría de la sociedad explotada. La historia de la Comuna de Paris demuestra claramente que esto puede llevarse a cabo si se toma en cuenta la participación activa de la mayoría de la clase trabajadora en la toma de decisiones, o las operaciones estatales. Partiendo de esta premisa, la tarea del FMLN debe de ser luchar por la eliminación de los altos salarios de sus funcionarios, la eliminación de los gastos por representación, regalías, bonos, cenas etc. En 2012 los diputados se gastaron más de 92 mil dólares en su fiesta navideña, solo en alimentación, cenas gourmet, postres etc. La Asamblea Legislativa hace un gasto descomunal en esto, una nota periodística del Diario de Hoy daba algunos datos en 2013, esta detallaba: “El año pasado, la Asamblea proyectó más de $263,000 en ‘insumos alimenticios para personas’. En 2011 la Asamblea destinó más de $190,000 para alimentos, pero en total para gastos de alimentación y hoteles proyectó más de $425,000, una cantidad que el mismo presidente del Congreso, Sigfrido Reyes, justificó de ser una cantidad ‘razonable’”.3 A pesar de que Arena y la burguesía saben de todo este despilfarro jamás los vemos protestar por esta situación o pedir reducciones, solo a excepciones cuando este trae un beneficio político, pero es obvio que no están dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias, GANA y Rodolfo Parker han sido los que han estado pregonando la idea de reducción de salarios o impuestos a los salarios de funcionarios, estos por un par de votos más en las próximas elecciones son capaces de sacrificar un par de porcentajes de ganancias a sus representantes, nada sustancial. Y los funcionarios del FMLN que prefieren no retomar este tema, para ellos es un libro cerrado. 

Ahora bien al dar una revisada rápida a los presupuestos de cada área, vemos que lejos de disminuir el presupuesto en gastos en el parlamento este se incrementa medio millón de dólares, así el presupuesto del 2015 era de $58.5 millones y para el 2016 tendremos un presupuesto $59 millones, vemos aquí una clara contradicción, mientras la educación de los hijos de los trabajadores se reduce y por consiguiente se pauperiza más, los bolsillos de los diputados siguen manteniendo sus exuberantes ganancias se mantienen comiendo y bebiendo en cada sesión plenaria. Curiosamente este presupuesto fue aprobado por unanimidad, era de esperarse por parte de la bancada de la derecha, pero ¿y qué hay de nuestros diputados de izquierda? esto sólo puede  definirse como una claudicación imperdonable de su parte, la cual no dudaremos en condenar, rechazar y denunciar, tales actitudes están minando al partido y deben de ser combatidas desde dentro de las bases del mismo.

¿Cómo financiarse, con quiénes y contra quién debemos luchar?

Como hemos visto el presupuesto podría mantener e incluso aumentarse considerablemente, lo que hace falta es una política revolucionaria y una actitud revolucionaria por parte de los dirigentes del FMLN acompañada de la lucha en las calles del sector de los trabajadores de la educación y los estudiantes mismos. Los funcionarios recurren absurdamente a entidades alternas supuestamente de “diálogo”, tales como el Consejo Nacional de Educación, Consejo Nacional de Seguridad, y la famosa entidad Bipartidista, sin embargo estas entidades, están condenadas al fracaso desde su fundación, debido a que se intenta entrar en un diálogo con representantes de clases antagónicas con intereses irreconciliables, es por ello que fracasaron, fracasan y fracasarán, una mosca saca más provecho de su vida que dura  sólo un par de horas de lo que estas instancias pueden sacar en reuniones estériles, lo único que hacen es gastar saliva y recursos del Estado.

Las instancias que si pueden triunfar son la reactivación de los sindicatos de la educación, y reactivación significa también luchar por la democracia interna, por la participación activa de sus bases. La creación de sindicatos de trabajadores administrativos que suelen ser también explotados  y la conformación de las asambleas estudiantiles en todos los centros educativos, para crear instancias donde haya representatividad de todos los sectores antes mencionados y funcionarios del gobierno para luchar por:

  1. Eliminación y reducción de los gastos de salarios y gastos innecesarios en el Estado.
  2. Alto a la elusión y la evasión fiscal por parte de la empresa privada
  3. Aumento no al 6 % sino al 8 % del presupuesto de la educación con respecto al PIB
  4. Plan masivo de remodelación y reparación de la infraestructura educativa
  5.  Plan agresivo de construcción de escuelas y universidades, dotadas de: bibliotecas, hemerotecas, videotecas, laboratorios, amplios espacios para deportes y arte, etc.
  6.  Nacionalización completa del sistema educativo, ¡fuera la empresa privada de la educación!

Estas medidas podrían elevar el nivel educativo y cultural de la sociedad y contribuiría a la disminución de los índices de delincuencia que es uno de los aspectos que genera tal problema.

El tema de educación no está aislado de los temas importantes donde los trabajadores y sus hijos están siendo excluidos, un problema nos lleva  a otro y las soluciones por la vía revolucionaria no están desconectadas de las tareas fundamentales de la revolución, tales como la nacionalización de la industria, la tierra y la banca junto con la planificación de la economía, que nos proporcionara las armas necesarias para combatir los problemas fundamentales, en todas las áreas sociales. La agitación en el FMLN y los sindicatos por estas medidas debe encaminar el rumbo a la lucha por la revolución socialista.      



[1]

El Faro, Jimmy Alvarado, 15 de noviembre del 2015, Sánchez Cerén se aleja de su promesa de duplicar el presupuesto de educación. http://www.elfaro.net/es/201511/noticias/17406/S%C3%A1nchez-Cer%C3%A9n-se-aleja-de-su-promesa-de-duplicar-el-presupuesto-de-educaci%C3%B3n.htm

 

[2]

La Prensa Gráfica, MINED lanza política para atender infraestructura de escuelas - http://www.laprensagrafica.com/2014/11/10/mined-lanza-politica-para-atender-infraestructura-de-escuelas#sthash.W83OwjHO.dpuf

[3]

El Diario de Hoy: MirellaCaceres, Asamblea Legislativa busca quien le sirva comida "gourmet", http://www.elsalvador.com/articulo/nacional/asamblea-legislativa-busca-quien-sirva-comida-gourmet-29634