Marcha con nosotros este 1° de Mayo ¡por un programa revolucionario que nos saque de la crisis!

Versión para impresoraVersión para impresora
05/01/2015 08:00

Acompáñanos a la conmemoración del día internacional de la clase trabajadora este primero de mayo. Los efectos de la crisis del sistema capitalista, atacan de norte a sur y de oriente a occidente los intereses de la clase trabajadora; recortes, salarios miserables, políticas de austeridad -que solo afectan a los trabajadores-, se están desarrollando por todo el mundo, desde el 2008 que estalló la crisis del sistema, no ha habido recuperación favorable para ninguna economía, los famosos “brotes verdes” han dejado ya de ser mencionados por los economistas más “inteligentes” de la clase dominante, al contrario de esto la crisis se seguirá desarrollando por mucho más tiempo, lo cual significa una situación de barbarie mucho más extensiva y larga para las clases explotadas.


La conmemoración del primero de mayo como un día de lucha y agitación internacionalmente, sigue siendo válida, la lucha por la defensa de los intereses de la clase trabajadora es y debe ser el punto fundamental de este día. Más de 100 años después de que la clase obrera luchó heroicamente, por el establecimiento de las jornadas laborales de 8 horas, hoy en medio de una de las peores crisis del sistema capitalista, estas conquistas están siendo seriamente atacadas, la burguesía a base de la violencia de clase y en la necesidad de recargar sobre los hombros de los trabajadores dicha crisis, perpetra jornadas laborales que exceden lo establecido sobre el papel, en muchos países del mundo los trabajadores son obligados a trabajar como esclavos, extendiendo las jornadas laborales con la farsa de aumentar el salario a través de las horas extras, cuestión que es una farsa, pues sabemos que entre más larga sea la jornada de un trabajador por consiguiente menos es el salario retribuido, este lejos de aumentar se contrae. La clase obrera ha sido obligada en muchas ocasiones a dar pasos atrás, debido a la traición de los dirigentes reformistas, que lamen las botas de los patronos, sin mover un solo dedo por los trabajadores.


El sistema está en crisis, pero la clase obrera en muchos países está dando la batalla para no salir más afectada, esto está sirviendo en algunos casos de gasolina para desarrollar procesos revolucionarios en países como Egipto, Iran y Tunez en la primera década del siglo, Grecia, Togo, Gabon, Burkina Fasso, España, Brasil, Venezuela y hasta en el mero corazón del imperio EEUU en la actualidad. Procesos similares se repetirán en los próximos años, pero lastimosamente, muy a pesar del heroísmo de las masas trabajadoras, la revolución no está garantizada por sí sola, durante mucho tiempo los partidos tradicionales de los trabajadores, (sus dirigentes sobre todo) se han acoplado a las condiciones (la dirección del FMLN en nuestro país), y han abandonado la lucha por el socialismo, imposibilitando así el triunfo de la revolución, de más está decir que las condiciones materiales para la instauración del socialismo están dadas, como lo diría Trotsky en los años 30, ¡las condiciones están podridas!


Este primero de mayo debe de servir para agitar en cuanto a la necesidad de un programa revolucionario que solvente los problemas de la sociedad, el capitalismo esta caduco y decadente, solo un programa defendido por las mujeres y hombres trabajadores, los jóvenes, desempleados, estudiantes y las demás clases explotadas podrán salvarnos de la barbarie. Debemos prepararnos para librar la batalla en defensa de nuestras vidas. No hace falta hacer un análisis profundo para comprender que estamos llegando a niveles de barbarie en nuestro país y el mundo, basta con pararse en cualquier calle de San Salvador, para poder ver la explotación, el desempleo creciente, el hambre y la exclusión, los niveles de violencia que vivimos son el efecto de una sociedad dividida en clases que no está desarrollando los medios de producción para satisfacer las necesidades de la sociedad. Solo la lucha militante y consciente nos puede librar de la crisis. Por eso este primero de mayo acompáñanos y marcha con nosotros por:


  • ¡Aumento salarial a 400 dólares acorde a la canasta básica y la congelación de los precios de esta!
  • ¡Libre sindicalización!
  • ¡Salud, vivienda y educación asequible para todos y todas!
  • ¡Por un FMLN revolucionario y democrático que aplique un programa en favor de las clases explotadas!
  • ¡Puesto político; Salario obreros!
  • ¡Basta de dirigentes y diputados vividores y oportunistas!
  • ¡Por la nacionalización de la banca la industria y la tierra y la puesta andar bajo el control de los trabajadores!
  • ¡Proletarios del mundo uníos!