18 marzo, 2020

Para vencer el coronavirus necesitamos agua

En los últimos meses, el Estado ha tomado una serie de medidas para evitar la llegada del Covid-19 al país, cierre de fronteras, establecimientos de comida, escuelas y universidades, prohibición de reuniones de más de 50 personas, etc. Sin embargo, manifestamos que sin agua en nuestras casas, todas estas medidas se pueden ir al traste e incluso pueden ser totalmente contraproducentes en caso de una virulencia crítica.

La Organización Mundial para la Salud (OMS) insiste que para evitar el contagio del virus es necesario lavarse constantemente las manos con agua y jabón. El gobierno, los diputados y todos los funcionarios repiten esta recomendación, pero evitan mencionar la gran crisis de suministro de agua que aqueja al país por la ausencia de una Ley General de Aguas. Es absurdo que nos manden al confinamiento para evitar el contagio, pero no se toma ninguna medida sería para suministrar agua de calidad a las familias obreras donde residen normalmente no menos de 4 o 7 personas. ¿Se podrá evitar el contagio sin agua en nuestras casas?

Este actuar no es casualidad, es claro que los gobernantes actuales no responden a las demandas de los más pobres, sino a las demandas de los millonarios que hacen una mercancía de nuestra agua (industria cañera, embotelladoras, constructoras, etc). Tal realidad pone de manifiesto que la propuesta ciudadana de la Ley General de Aguas debió ser aprobada hace mucho tiempo y que la dilatación de esta Ley se volverá un crimen contra el pueblo en caso de muertes por el contagio del coronavirus.

Con la negativa de los diputados de aprobar una Ley que priorice el uso doméstico del agua y no industrial se expresa la coartación de dos derechos fundamentales de los más pobres: el derecho humano al agua y el derecho a una salud integral ¡sin agua no hay salud! ¿Hasta cuándo los diputados a través de la Asamblea continuarán pisoteando nuestros derechos?

Por tanto, ante la crisis del Covid-19 como Alianza Nacional contra la Privatización del Agua exigimos:

  1. Plan integral inmediato de suministro de agua a las áreas pobres del país
  2. Focalización del suministro de agua, regulando al mínimo necesario el servicio a centros comerciales, industrias no esenciales para suministrar agua a todas las áreas pobres le país, ANDA debe estar al servicio del pueblo y no de las grandes empresas.
  3. Suministro de agua potable a través de pipas a las comunidades rurales de manera permanente durante el Estado de emergencia nacional, ¡que ninguna comunidad alegue ausencia de agua a partir de ahora!
  4. Decreto Ejecutivo para poner al servicio del pueblo todos los recursos de la empresa privada (pipas, automóviles, sistemas de aguas como el de la Constancia y otras empresas similares) para suministrar agua a todas las comunidades que la necesitan, la salud de la población debe estar antes que el interés de ganancia de las empresas privadas
  5. Discusión y aprobación de la propuesta ciudadana de la Ley General de Aguas cuando acabe la emergencia del Covid-19. ¡Basta de hacer negocios con nuestra agua y nuestra salud!
  6. Disminución del presupuesto de publicidad, del Ministerio de Defensa y disminución de salarios de todos los funcionarios para reorientar esos fondos a la creación de un sistema integral de suministro de agua

¡Sin agua no hay salud! ¡El Estado debe garantizarnos nuestro derecho al agua y a la salud!