Nayib Bukele y la democracia burguesa

El proceso de disputa entre las aspiraciones de miles de salvadoreños que representa el movimiento Nuevas Ideas (NI), y las instituciones del Estado burgués de El Salvador, en especial el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y la Sala de lo Constitucional han impedido la candidatura de NB como el candidato de Nuevas Ideas. En meses anteriores se interpusieron una serie de solicitudes legales al TSE y se realizaron una seria de maniobras burocráticas con las instituciones del Estado. La fidelidad a la legalidad y a las instituciones del Estado burgués, que supuestamente están para ser “independientes” y “objetivas”, han sido la debilidad más grande de los líderes del movimiento de NI y de Nayib Bukele (NB).

La clase dominante ha jugado bien sus cartas, meses atrás parecía poco probable que con maniobras poco democráticas pudiera sacudirse el ascenso del movimiento Nuevas Ideas, pero han demostrado su gran influencia. Han utilizado todo el poder del aparato estatal para bloquear la candidatura de NB y dilataron la respectiva inscripción con Nuevas Ideas. De manera inteligente han orillado a NB a sucumbir a las presiones a las que fue sometido, cayendo incluso al acuerdo con el partido GANA que está manchado por la corrupción.

Las maniobras burocráticas de la burguesía, muestran claramente como la “democracia” bajo el régimen actual es tan flexible que de un momento a otro, bajo el interés de defender el “statu quo” puede transformarse en su contrario, acciones como estas ya se han desarrollado con los bloqueos de la Sala de lo Constitucional a algunas de las políticas del FMLN, la clase dominante siempre ha estado moviendo sus piezas y utilizando el poder judicial para bloquear todo lo que trastoque sus intereses, son las muestras claras de una posible dictadura judicial que se puede desarrollar en el futuro, sobre todo si los acontecimientos no transitan por carriles seguros, no les importará pasar por encima de lo que esté a su paso para detener el avance de lo que atente con sus intereses. Pasando así incluso por encima de los derechos fundamentales de la clase trabajadora, que fueron conquistado tras décadas de una sangrienta guerra civil.

No es una sorpresa que ninguno de los organismos internacionales se pronunciara por este juego dictatorial, en el que cayó la clase dominante y los partidos del régimen en el país. Hipócritamente se rasgan las vestiduras con los procesos que se desarrollan en Nicaragua y meten sus manos en la política Venezolana y Hondureña etc., para desestabilizar los países o incluso deponer y poner presidentes. Pero se hicieron los mareados cuando se desarrollaba una serie de maniobras antidemocráticas para impedir la inscripción de un movimiento como partido político y la inscripción de un candidato, algo que a grandes luces muestra una tendencia a una dictadura judicial en el país.

Es totalmente absurdo que el partido ARENA, considerado uno de los partidos más corruptos de Latinoamérica, junto con otros partidos de la derecha, continúen inscrito en el tribunal y tengan toda la libertad de participar en una sola alianza con todos los demás partidos de la derecha, mientras la Sala y el mismo Tribunal Supremo Electoral, ni ninguna otra instancia del Estado se pronuncien por su existencia, su campaña, asesores y actividades, que han estado y están siendo aún financiadas por dinero producto de la corrupción en el Estado ¿cuál es la explicación de esta contradicción absurda? Cuando hace un par de semanas vimos como cancelaron un partido minoritario por no alcanzar los votos necesarios en una elección de hace tres años, pero que lo dejaron participar en la elección reciente donde si obtuvo los votos suficientes incluso un diputado, y cuando bloquearon la candidatura de un partido que tiene como respaldo más de 190 mil firmas de aprobación. ¿Dónde está la justicia en esto?

Nuevas Ideas y viejas ilusiones

Hemos sido testigos de cómo NI comenzó a aglutinar a muchas capas sociales en sus filas, en una buena parte trabajadores y campesinos. Despertó a la participación política a muchos que yacían desilusionados y desmoralizados en el pasado, debido al actual reflujo de la movilización y organización de los desposeídos. A pesar que hasta hoy no han ofrecido nada nuevo por su vacío político ideológico, Nuevas Ideas se presentó como una alternativa de los desposeídos y explotados que al caer en la decepción por la política incorrecta del FMLN se ilusionaron nuevamente con este movimiento, por esto NI puede representar una amenaza para el “statu quo” del régimen, los partidos políticos utilizaran todo lo que tengan a su disposición para acabar con esa amenaza.

Sin embargo, durante todo este tiempo, los dirigentes de NI no han hecho más que seguir esperanzados que desde el Estado burgués se resuelva a su favor. Critican cada vez que tienen oportunidad la deficiencia de quienes operan en el aparato estatal, pero no logran –y si lo hacen, lo evaden- dimensionar y comprender que la corrupción del Estado tiene mayor margen de maniobra en el capitalismo, y que al capitalismo y a la burguesía salvadoreña, junto a los oportunistas de izquierda, no les conviene que otro partido político, que atrae el apoyo de capas sociales bajas, participe en las presidenciales, pues atenta directamente contra sus intereses.

La idea de “rescatar la democracia del país”, y que “se respete al soberano pueblo” es una idea liberal. A sabiendas de que la democracia en el capitalismo favorecerá solo a la burguesía y sus lacayos, es un poco ilógico pensar que la podemos “rescatar” sin transformarle, o que es la única vía para cambiar de raíz el sistema, y solventar las necesidades más acuciantes de las masas. Estas ilusiones pequeñoburguesas en la democracia y el derecho, generan confusión y políticas erróneas, zigzags que no llevan a nada productivo para aquellos que se proponen ser la nueva opción política de las personas de a pie en El Salvador.

Como lo vimos en los últimos días, siguiendo las viejas ilusiones en la democracia burguesa, los dirigentes de NI hicieron su lucha legal y burocrática, y dentro de ella parecen desesperados, buscando una solución pronta a su conflicto. Las presidenciales están a la vuelta de la esquina, y debieron realizarse elecciones internas y otros procesos al interior de los partidos políticos en contienda. A tal punto, que Bukele se reunió con Luis Almagro (presidente de la Organización de Estados Americanos –OEA-) en Estados Unidos.

Almagro es un político de lo más reaccionario, y lo ha demostrado oficialmente desde la OEA con respecto a la situación de Venezuela, Nicaragua, Cuba, Chile, Argentina, entre otros. Los dirigentes de NI regresan y dicen “Almagro nos ha garantizado que el proceso debe fallar a favor de Nuevas Ideas”, como si el TSE tomase como santa la palabra de Almagro. A pesar de la presión que la OEA pudo hacer, el TSE fallo en contra de NI cancelando al CD. De nuevo, la democracia burguesa le da un golpe a Nayib y sus asesores, quienes, por su parte, encuentra la solución del conflicto pactando con GANA; como quien dice “aquí no se pudo, allá tal vez si”.

Pacto con los corruptos

Todo el aparato estatal, al ver la alianza con el CD, descargó con mayor alcance sus fuerzas, presionando hasta donde pudo a Nayib Bukele para que recurriera a otra alianza con uno de los partidos tradicionales, desacreditados: ARENA, GANA, FMLN, PDC, PCN, etc. No obstante, Bukele anuncio recientemente, vía redes sociales, que no traicionaría sus principios realizando alianzas con “los mismos de siempre”, etiqueta sonada del ex edil de la capital, al referirse a los partidos tradicionales y a sus servidores estatales.

No obstante, a partir de la cancelación del CD, oficialmente anunciada por el TSE el pasado jueves 26 de julio. Nayib Bukele y su grupo dirigente pactaron una alianza con GANA; solicitándole a sus jefes la incorporación de NB en las elecciones internas para las presidenciales del otro año.

Bukele ha dicho que no es ni marxista, ni socialista, pero en más de una ocasión se ha declarado de izquierda, más aún de la “verdadera izquierda” para diferenciarse del oportunismo del FMLN. Pero, en otras ocasiones ha sembrado en el imaginario de las bases del movimiento, desde sus dirigentes la idea que el ente está abierto a todo público que quiera un cambio en El Salvador. Como consecuencia de ello, el movimiento no ha logrado ni una cohesión ideológica ni una congruencia política; y hoy en día se cuestiona si Nuevas Ideas será tal cual se planteó en un inicio, ya que, bajo la influencia de la burguesía relegada y divorciada de la gran burguesía, que representa GANA, es muy probable que el programa y acciones de gobierno no sigan un camino de cambio social, mucho menos revolucionario.

Visión, principios y objetivos

A inicios de julio, el TSE público el resumen de la solicitud de Nuevas Ideas para convertirse en partido político. Donde extrae de la solicitud aspectos básicos de NI, entre ellos su visión e ideario, sus principios y sus objetivos, y citamos:

f. Visión e ideario: “Su visión es la búsqueda efectiva del bien común, acceso a la justicia para garantizar un sistema democrático y representativo, para que los derechos fundamentales de los salvadoreños sean respetados con el propósito de que El Salvador se convierta en un país desarrollado.”

  1. Principios: a) Respeto y Defensa de la dignidad de la persona humana; b) Primacía del bien común: es decir el interés general sobre el interés particular; c) La perfectibilidad de la sociedad civil; d) Respeto a los principios del humanismo; e) Respeto a la vida; f) Respeto y defensa de la Familia; g) Respeto y defensa al medio ambiente; h) Respeto y defensa a la Constitución de la Republica; i) Protección al Estado Constitucional de Derecho; j) Defensa de la justicia social; k) Promoción y defensa al trabajo digno y justamente remunerado; l) Impulsar el Desarrollo Humano Sustentable; m) reconocimiento y valoración de las diferencia y la pluralidad; n) Rechazo a cualquier tipo de violencia y a cualquier complicidad con grupos al margen de la ley y con funcionarios y ciudadanos corruptos; o) Manejo transparente y eficiente de los recursos públicos; p) Incorporación en las decisiones públicas y privadas de la previsión y manejo de las consecuencias ambientales; q) Defensa de nuestra Ideología autentica y de nuestro partido, r) Promover la unión de América Central.

  2. Objetivos: a) Búsqueda efectiva de la igualdad, la equidad, el ejercicio de los Derechos y el acceso a la justicia; b) Búsqueda de una auténtica democracia Republicana; c) Proponer la creación de leyes que permitan a la población elegir gobernantes que los representen integralmente y éticamente; d) Lograr un desarrollo sostenible desde los punto de vista social, económico y ambiental; e) Creación de programas que promuevan el desarrollo económico; f) Búsqueda del crecimiento económico con especial atención al desarrollo de los miembros de la sociedad más desprotegidos; g) Búsqueda de la reducción gradual y sistemática de la desigualdad social y económica; h) Fortalecimiento de la autonomía y productividad de las regiones; i) Búsqueda de una política fiscal que promueva el mantenimiento de los gastos públicos con responsabilidad, j) La creación e implantación de un sistema que garantice a todos los ciudadanos y ciudadanas el acceso a una educación integral conforme a sus deseos y convicciones; k) Proyectar e implementar la cultura ciudadana y la educación como pilares del desarrollo individual y social con especial énfasis en los valores y principios morales; l) Focalización de las políticas públicas en niñez, juventud, mujeres y tercera edad; m)Crear organizamos que permitan la ampliación de capacidades y oportunidades a todos sin discriminación; n) Eliminación de toda forma o tipo de discriminación; o)búsqueda de paridad de oportunidades y remuneraciones para las mujeres; p) Reorganización de los servicios públicos para obtener una mejor ejecución y efectividad; q) Búsqueda intensiva de procurar seguridad y convivencia por el derecho a vivir sin miedo; r) Desarrollo de programas permanente de prevención de la violencia y de programas de reinserción socio laboral, s) Promover y buscar en gran medida el estudio y adaptación de los avances tecnológicos en miras de fortalecer a la sociedad y a las personas, sin traspasar el límite de la dignidad humana; t) Defensa y cuidado del medio ambiente y de la diversidad; u) Defensa de los derechos e intereses de los salvadoreños residentes en el exterior”[1]

Los tratados poseen un carácter progresista en muchos aspectos; y aunque no se especifican por su naturaleza indicadora, y porque no son parte de un programa en sí, sino tratados generales; poseen cuestiones importantes que se cuestionan el actual sistema de cosas, sin proponerse transformarle de raíz, sino reformarle. Debido a que el contenido de lo expresado arriba no fue ni consultado ni debatido en las bases del movimiento, muy pocos saben de dónde lo sacaron y quienes lo redactaron. La horizontalidad del movimiento no logra conducir a una democracia sana en este contexto. Al contrario, lo que comienza a materializarse a partir de la horizontalidad es una burocracia en potencia, que decide por el movimiento, que no ha sido elegida por nadie, que no recibe el control ni la crítica de nadie de las bases[2].

De ahí deviene, los objetivos, ideario y principios tan generales, tan moderados y tan ambiguos como los anteriores. Al leerlos, uno podría cuestionarles a los dirigentes de NI: ¿Qué es el bien común en medio de una sociedad dividida en clases? ¿Qué la burguesía desarrolle el país, explotando a su antojo nuestros recursos y mano de obra? ¿Qué es la búsqueda de la justicia en un Estado burgués que ni siquiera quería dejar participar a NI en las presidenciales? ¿Qué es defender la Constitución de la Republica y luchar por una democracia republicana y representativa, sino mantener el estado actual de política corrupta? ¿Cómo lograr una política fiscal sana sin atacar la evasión y elusión fiscal que para el 2016 rondaba los $2,000 millones? ¿Cómo lanzar programas permanentes en beneficio de la población con la actual crisis fiscal? ¿más prestamos, más negociaciones con el FMI o BM?

El pensar y sentir de todo el conjunto de Nuevas Ideas no se expresa en los tratados anteriores, lo único que demuestra es el intento fallido de conciliar los intereses de clases contrapuestas, y eso no abona en nada para todos los trabajadores y campesinos honestos que se abocan al movimiento. Todos aquellos que anhelan un verdadero cambio en el país, no deberían tolerar políticas que en la práctica solo significarán “más de lo mismo”. Irónicamente contra lo que lucha NI, puede terminar dominándolo.

¡Por un movimiento democrático y revolucionario!

No se logrará ningún cambio para el país si se utilizan los mismos métodos: esos que dicen que algo cambiará en el papel con membrete legal, pero que en la práctica no significan ni la más mínima diferencia en las condiciones de vida y en las aspiraciones políticas de las masas. O pactando con la derecha, con los burgueses de bajo estatus de El Salvador, pero en fin empresarios y capitalistas. No se puede “defender al pueblo y a la democracia” llevando a cabo estas políticas.

No debemos tolerar más medias tintas, ni políticas burocráticas, ni más horizontalidad. Nuevas Ideas desató un despertar político en muchas personas, que hoy en día parece ir en declive con la decisión de pactar con GANA, pero que aún posee brazas en la caldera que podrían volverse a encender y cocinar un buen caldo. Todo depende de qué respuesta organizada puedan dar las bases del movimiento.

No obstante, si NI quiere representar una verdadera alternativa de lucha y cambio para el pueblo salvadoreño debe presentar un programa político claro, que debe ser debatido en cada grupo local del movimiento, construyendo un aparato de debate en Asambleas locales, que desglosen en una Asamblea Coordinadora Nacional, que vote y redacte dicho programa. Solo de esta manera, sabremos si el pensar y sentir de todos los miembros de NI es el que contienen los tratados citados, o en realidad hay ánimos de defender medidas más revolucionarias y con independencia de clase para la mayoría del movimiento. Solo así determinaremos con carácter de clase las alianzas políticas.

En ese sentido, el movimiento debe democratizarse, no sólo para acordar sus políticas sino también para fortalecer su aparato organizativo. Es común escuchar casos de grupos de base de NI que se fraccionan por esto o aquello, -sobre todo, después de la alianza con el CD y la más reciente con GANA-, que construyen nuevos grupos, se disputan las sedes, el financiamiento de los salvadoreños residentes en los Estados Unidos, etc.

Por ello, los representantes y funcionarios de NI deben ser escogidos en elecciones internas con voto directo de las bases para cada Asamblea local y para la Coordinación Nacional, a su vez, deben fijar un control efectivo de las finanzas del movimiento para evitar malversación de las donaciones, relegando estás últimas a un segundo plano, y sobreponiendo la cuota partidaria de cada militante, como garante de un sostenimiento independiente y transparente del movimiento.

Las bases de NI deben estar conscientes de su capacidad y luchar porque el movimiento que hoy construyen, sirva como herramienta de lucha política de los explotados de El Salvador para solventar sus condiciones miserables de vida, de frente a cualquier gobierno reaccionario que pueda consumarse el próximo año, por como está el panorama actualmente, que ningún candidato está ofreciendo realmente una alternativa para la clase trabajadora, lo más seguro es que cualquiera que llegue al poder buscará salir de la crisis sin afectar a la clase dominante, y eso significará mayores condiciones adversas de vida para los salvadoreños de a pie.

¡Ninguna confianza en la democracia burguesa!

¡Por un movimiento independiente, revolucionario y anticapitalista!

 

 

 

[1]Véase: file:///C:/Users/usuario/Desktop/Solicitud-Nuevas-Ideas.pdf

[2] Sobre los conflictos de la horizontalidad en NI, véase: http://bloquepopularjuvenil.org/el-tse-y-nuevas-ideas-los-conflictos-de-la-horizontalidad/

News Reporter

1 thought on “Nayib Bukele y la democracia burguesa

  1. 1.- su persecución sobre el declive por pactar con gana, es incorrecta al ver las encuestas, como un parámetro de medición del momento. (en que se amparan para decir que hay declive?).
    Claro a esto hay que agregar la campaña adelantada del fmln y arena.
    2.-Antes de hacer este artículo se hubiese tomado en cuenta las nueve propuestas de gobierno existentes, que les hubiese saneado muchas dudas que plantean en el documento, entre las más importantes el del desmontaje del modelo neoliberal.
    3.- al mencionar la fraccionalizacion de grupos por las alianzas con cd y gana, se nota que no han estado en los grupos, donde más del 95% han entendido el tema de las alianzas, y que el mismo ataque del sistema a servido para la unidad de los grupos, (ejemplo: Soyapango)
    Otra vez pregunto, de dónde sacan esta información?
    Recuerden ante todo que en el salvador, no ha existido ni siquiera un gobierno que plantee las bases de una nueva sociedad, mucho menos socialista. Hoy vemos a un fmln untado hasta la medula de corrupción, metiendo manos hasta en la lotería nacional.
    La batalla por la contruccion de un partido que beneficie a los trabajadores, se da desde adentro, siendo parte de la construcción…
    No desde afuera.

Deja un comentario