29 febrero, 2016

Luchemos por garantizar el aumento salarial inmediato no menor a $300 por una pensión universal según el costo de la vida

Después de la desaparición de Francisco Flores, los medios de la burguesía iniciaron una millonaria campaña propagandística contra la propuesta del Gobierno de crear un sistema mixto de administración de las pensiones –que NO es “el robo del siglo”, como lo están vendiendo, tampoco la expropiación de las ganancias de las AFP-; por otro lado dieron amplia cobertura a las declaraciones de pandilleros “testigos criteriados”,  sobre la participación del Gobierno de Mauricio Funes por la tregua entre pandillas del 2012, y han cubierto mediáticamente el juicio civil contra Funes.  

Después de la desaparición de Francisco Flores, los medios de la burguesía iniciaron una millonaria campaña propagandística contra la propuesta del Gobierno de crear un sistema mixto de administración de las pensiones –que NO es “el robo del siglo”, como lo están vendiendo, tampoco la expropiación de las ganancias de las AFP-; por otro lado dieron amplia cobertura a las declaraciones de pandilleros “testigos criteriados”,  sobre la participación del Gobierno de Mauricio Funes por la tregua entre pandillas del 2012, y han cubierto mediáticamente el juicio civil contra Funes.  

Sin embargo siguieron callando el debate del aumento al salario mínimo, que debe hacerse este año, según indica la Ley.  No son los únicos acontecimientos que marcan la vida de la clase trabajadora, la violencia sigue siendo alarmante e insoportable, y las condiciones de existencia de los trabajadores continúan sin mejorar significativamente, pero como comprenderemos, en la agenda de los medios burgueses, eso no tiene importancia.

Las pensiones privatizadas. ¿Podrá el sistema mixto garantizar pensión universal según el costo de la vida?

Del salario mensual hay un descuento al empleado del 6.25%, es decir, 15.75 mensuales de cada 252.00 (salario mínimo sector comercio) se descuentan mensualmente al trabajador, siendo 0.74 el costo mensual que hay que pagar por administración de pensiones a las AFP (de 13% total de cotización mensual, incluida cuota patronal), siendo más de 265 dólares al cabo de 30 años, por cada afiliado. Si esto lo multiplicamos por los más de un millón y medio de afiliados a AFP, son más de 398 millones de dólares solo en costos de administración que pagaremos los trabajadores a las AFP. La pensión mínima es de 207 dólares mensuales, un estimado de 55 pensiones totales, siendo poco más de cuatro años los que la persona estaría recibiendo dicho ingreso, después de 30 años de trabajo. Esto es con el actual sistema de pensiones privatizado.

Las cotizaciones actuales del 95% son de las AFP y solo el 5% al Estado, con lo cual debe pagar a esas mas de cien mil personas, siendo menor costo para las AFP, que realmente no solo se dedican a guardar el dinero de los trabajadores, más bien lo usan para invertirlo en negocios que beneficien a los dueños de estas empresas, vendiendo la idea que las ganancias de esas inversiones son para los trabajadores (rentabilidad acumulada), algo que es falso. Las AFP crearon el sistema de ahorro individual, que no es más que el guardar mensualmente una cantidad de nuestros salarios, que al cabo de treinta años o más de trabajo, y habiendo cumplido 60 años los hombres y  55 las mujeres, podremos disponer de esos ahorros, que en las AFP administran, de manera que en lo que nos quede de vida, nos darán como cuotas de esas cuentas de ahorro, que al agotarse, se acaban las cuotas mensuales y quedamos en la incertidumbre, pues las AFP no se hacen cargo de garantizar nuestra jubilación, como vimos en el ejemplo anterior.

Desde la privatización de las Pensiones y el surgimiento de las AFP, el gran perdedor fue el Estado, que desde la fecha cedió la administración, y asumió los costos que a diciembre de 2013 significaban más de 100 mil pensionados (62%), en comparación de las personas a las que las AFP pagan lo ahorrado, más de 60 mil personas, es decir, el 38%.

Las AFP además, cobran por usar nuestros fondos de pensiones, pero veamos los datos concretos de los beneficios: del 2000 al 2014 han generado ganancias del 56% sobre nuestros ahorros, que era el capital inicial, y aumento el capital en más del 100%, la pregunta es ¿Cuánto de lo ganado nos darán? Posiblemente poco o nada.  Desde la fundación de las AFP  hemos pagado  1,358.30 millones de dólares, el Estado ha pagado 11,817.10 millones a las AFP en concepto de pensiones a cancelar, financiados en su mayoría por préstamos.

Los promedios de pensiones van desde $507.6 a los jubilados en el mejor de los casos, hasta los 207.6 o menos, para la mayoría de pensionados, más del 73% de los pensionados no tienen ingresos que alcancen a cubrir el costo de la vida, viven en pobreza o miseria y las AFP reciben millonarias ganancias que no reparten entre los pensionados.  Según el Gobierno, en el 2013 cotizaban AFP 1, 511,144 personas, de los cuales el 78.4% recibirían pensión mínima.

El Gobierno ha presentado a cuentagotas algunas medidas de la propuesta de reforma al Sistema de Pensiones que se discutirá en la Asamblea Legislativa, y ha reconocido que su propósito es crear un sistema de administración mixto, es decir, con la participación de las AFP y el Estado. El Estado administraría los ahorros de los trabajadores que ganen los salarios mínimos hasta los 500.00 dólares. Las AFP administrarían la restante población asalariada de más de 500.00 dólares mensuales. Otra de las propuestas es la inclusión de trabajadores independientes, de micros, pequeñas y medianas empresas, comerciantes, que voluntariamente cotizarían para el Fondo de Pensiones, sin embargo, no hay acceso en este momento al documento que explica esta propuesta, que nace a raíz de la insostenibilidad del pago de pensiones a base de créditos, y que pretende, según Eugenio Chicas (comunicaciones de la Presidencia), una pensión universal.

Como BPJ estamos de acuerdo en la existencia de pensión universal a todos los trabajadores, sin embargo, creemos que el sistema mixto no garantizara el objetivo de una pensión universal, pues según la propuesta gubernamental, el Estado administraría las cotizaciones menores a salarios de 500.00 dólares, y las AFP administrarían el resto. La combinación de administración social y negocio terminaría como el asocio CEL-ENEL, o gana el Estado o gana el negocio, en este caso gano el Estado, previa indemnización al negocio, pero con las AFP ni siquiera puede haber negociación, no están dispuestos a dejar de ganar millones de los ahorros de los trabajadores. El Estado debe arrebatar de las mafiosas manos de estas empresas, los ahorros de nuestra clase trabajadora, y conformar un comité administrador de las pensiones en el que exista participación de la clase trabajadora y ninguna participación de la patronal. La campaña terrorista de la ANEP y ASAFONDOS debe ser derrotada por una campaña desde la base del FMLN, donde se explique a los trabajadores la necesidad de nacionalizar la administración de las pensiones, y no las pensiones en sí mismas.

Salario mínimo ¿Aumento o no?

La campaña derechista de las pensiones, la tregua y el juicio a Mauricio Funes ha sacado de la discusión pública el aumento al salario mínimo, aunque este debate continúe en el Ministerio de Trabajo. Las propuestas de la ANEP y sus aliados, los representantes de los trabajadores en el Concejo Nacional del Salario Mínimo (CNSM) consisten en aumentar a 0.11 centavos diarios el salario de los trabajadores de la ciudad, y en menor cantidad los del campo. Algunos sindicatos propusieron el aumento a $407 en el área urbana, a $292 en el área rural (en base al costo de la canasta básica calculado por el Ministerio de Economía), y la existencia de dos únicos salarios mínimos, no nueve como actualmente existen. Esta propuesta presentada ante el CNSM, fue oída pero no tomada en cuenta, siendo la propuesta de la dirigencia del FMLN de aumentar a $300.00 dólares en la ciudad y $250 en el campo, la defendida por los representantes del Gobierno, y siendo ambas rechazadas por el momento en el CNSM por los representantes patronales y “trabajadores”. Ante esta situación, como marxistas del BPJ-CMI, apoyamos las propuestas que beneficien a los trabajadores realmente, compartimos con el FMLN y los sindicatos de izquierda, las propuestas de: Aumento salarial inmediato, dos salarios mínimos únicos, aumento no menor a $300.00 dólares en la ciudad y $275.00 en el campo, donde los trabajadores asumen costos similares de alimentos, servicios básicos, etc., como los trabajadores de la ciudad. Sin embargo, estamos conscientes que estas propuestas no avanzaran bajo las actuales condiciones, la patronal elige a los representantes obreros mediante la creación de sindicatos fantasmas, esta representación debe definirse a favor de las propuestas que beneficien realmente a los trabajadores o renunciar al cargo. De no ser así, los trabajadores tenemos todo el derecho de exigir a los “representantes” su renuncia, convocar asambleas de trabajadores, elecciones de nuevos representantes, crear verdaderos sindicatos que velen por nuestros intereses y denunciar esas acciones de los vendidos representantes pro-patronales. Los sindicatos de izquierda deben encabezar esta honesta lucha por la mejora del salario y por representantes verdaderamente obreros como BPJ apoyamos dicha lucha.

Lenin lo explicaba claramente, el Estado capitalista defiende intereses capitalistas, no es posible usar el Estado actual para favorecer de manera permanente los intereses de los trabajadores, en el caso de las pensiones, del aumento al salario y de la corrupción, veremos que las decisiones legales, y de las instituciones burguesas son en contra de los trabajadores y sus organizaciones. Es necesario sustituir ese viejo aparato por uno que realmente resuelva nuestros problemas, un Estado obrero de trabajadores, que luche por abolir la raíz de nuestros males engendrados por el capitalismo.