10 marzo, 2015

Los archivos perdidos del conflicto volumen II

En el 23 aniversario de los acuerdos de paz se ha estrenado este interesante documental.  Debemos reconocer el esfuerzo realizado por quienes participaron en esta producción.  Al verlo nos trae a la mente muchas reflexiones sobre esta etapa tan importante de nuestra historia.  En primer lugar nos pareció muy interesante escuchar las diferentes opiniones de las personas entrevistadas,  tanto exguerrilleros como exmilitares.  Cada quien hablando desde su posición política-ideológica.

En el 23 aniversario de los acuerdos de paz se ha estrenado este interesante documental.  Debemos reconocer el esfuerzo realizado por quienes participaron en esta producción.  Al verlo nos trae a la mente muchas reflexiones sobre esta etapa tan importante de nuestra historia.  En primer lugar nos pareció muy interesante escuchar las diferentes opiniones de las personas entrevistadas,  tanto exguerrilleros como exmilitares.  Cada quien hablando desde su posición política-ideológica.

Se habla de la dictadura del proletariado.  Cuando Marx adopto este término, la palabra dictadura no tenía la connotación que tiene hoy en día.  No se tenían las amargas experiencias de las dictaduras militares.  En realidad Marx se refería a la dictadura de la mayoría en contra posición a la dictadura de la minoría que observamos, incluso hoy en día, en la democracia burguesa; donde cualquiera puede decir casi lo que quiera pero la clase dominante decide lo que se hace.  En otras palabras, la dictadura del proletariado es un régimen de democracia obrera en el cual la mayoría de la población participa en la gestión del Estado.  Esto ya lo vimos 2 veces en la práctica: La primera en la comuna de parís en 1872.  Aunque duro muy poco tiempo (3 meses) Marx saco importantes lecciones acerca del régimen que seguiría a la toma del poder por la clase trabajadora.   Y la segunda con el régimen soviético que surgió luego de la revolución de octubre de 1917, el cual en sus primeros años fue uno de los regímenes más democráticos que han existido con los soviets (consejos) participando activamente en las decisiones del Estado, como expresaba Lenin “cuando todos son burócratas, nadie es burócrata”.  Luego vimos el proceso de contrarrevolución burocrática estalinista que significo la implantación de un sistema totalitario degenerado.  Basta decir que ya en 1930 los soviets eran una ficción.

También -viendo el documental- nos viene a la mente el espíritu de sacrificio de los guerrilleros.  Abandonaban todo por la causa revolucionaria, miles de combatientes obreros, campesinos, estudiantes universitarios, etc.  Muertos ya sea en combate o asesinados por los escuadrones de la muerte, son un fiel testimonio de esto.  El sentimiento general era que todos arriesgaban el pellejo por igual, comenzando por los comandantes hasta el último miembro de las diferentes  organizaciones político militares o político sociales.  Hoy en día es todo lo contrario, a muchos compañeros les da coraje ver como nuestro FMLN se ha llenado de oportunistas y arribistas buscando algún cargo en el gobierno o alcaldías.  También la forma como los exdirigentes guerrilleros viven actualmente acostumbrados a los lujos y salarios que ofrecen los altos cargos mientras la mayoría de la población trata de sobrevivir.

Se menciona acerca de la ofensiva final de 1981, la cual luego de su fracaso se bautizó como ofensiva general y después dio inicio a la guerra de 12 años que sufrió nuestro país.   Esto nos demuestra que el movimiento popular no lo podemos manejar a nuestro antojo como la llave de agua de la casa, abriéndola o cerrándola según nos dé la gana.   Si esta ofensiva hubiese sido un año antes (1980), a lo mejor los resultados podrían haber sido diferentes pues prácticamente se tenía una situación revolucionaria, excepto por una razón: la falta de un partido y dirección revolucionaria.  Esto se analiza más profundamente en el siguiente artículo La movilización del 22 de enero y la lucha de clases en 1980, ¡una escuela para la izquierda!”Las razones por las cuales fracaso esta ofensiva son diversas, pero entre las más importantes podemos mencionar: El hecho que los mejores cuadros políticos del movimiento obrero, militantes y activistas fueron sacados del movimiento popular para ser incorporados a la lucha guerrillera, dejando a las organizaciones de masas sin sus cuadros mejor experimentados.  Los marxistas no nos oponemos a la lucha guerrillera, siempre y cuando este sea un auxiliar del movimiento de masas y no al revés como ocurrió en nuestro país.  No cuestionamos la legitimidad del uso de las armas para defenderse de los ataques de la reacción, de hecho en esos años era necesario por la represión salvaje de los cuerpos de seguridad.  También debemos decir que la guerrilla salvadoreña seguramente hubiese tomado el poder a no ser por la ayuda masiva del gobierno de los Estados Unidos, en última instancia, el FMLN se enfrentó al imperialismo norteamericano siendo uno de los factores que prolongo la guerra tantos años.

Son muchos los temas que se tocan en este documental los cuales quedan para otra ocasión.  Puede ser una herramienta muy buena para la formación política siempre y cuando se acompañe con una reflexión en la cual se aclaren dudas o amplíen ideas con el fin de evitar las confusiones o tergiversaciones de los diferentes temas que se abordan.